Últimos temas
» NEOARGHIA +18 (ÉLITE)
Ayer a las 11:12 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Ayer a las 6:45 pm por Arlock

» Ritsuka:.
Mar Dic 11, 2018 1:54 pm por Arlock

» La casa de té a sus órdenes
Jue Dic 06, 2018 11:12 pm por Jin Pakpao

» Fuego verde de verano (Pyralis)
Jue Dic 06, 2018 10:33 pm por Jin Pakpao

» Astherya Foro Rol [Yaoi +18] [Afiliación Normal]
Mar Dic 04, 2018 6:04 am por Invitado

» Firmas
Sáb Dic 01, 2018 3:37 pm por Lucis

» Roma Imperium (Afiliacion Normal)
Dom Nov 18, 2018 8:46 am por Invitado

» Haciendo negocios, buscando problemas
Vie Nov 16, 2018 1:29 am por Philip K. Dick


Bienvenido a casa (privado Saitama)

Página 9 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Abr 15, 2016 7:28 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Había sido un día muy largo. El departamento había atrapado a una pequeña pandilla local con una gran cantidad de droga, así que había mucho papeleo de por medio, del cual gran parte le tocó hacer a él, cosa que le disgustaba mucho, y con lo que estaban constantemente “castigándolo” en la estación.

Si, de acuerdo, él no era muy ortodoxo al hacer su trabajo, y más de una vez podía haber roto alguna regla, pero también obtenía resultados. Cosa que a sus superiores no parecía importarles en absoluto.

“Apégate al manual de procedimientos, Genos”, le repetían. Y aunque lo intentaba, la mayoría de las veces terminaba haciendo todo a su manera, y entonces, preferían tenerlo en la estación, en un escritorio, detrás de una pila de papeles.

Se talló los ojos y bostezó. Estar todo el día sentado llenando formas le había dejado dolor de cabeza.

Si al menos todos aquellos documentos sirvieran para algo, se sentiría un poco mejor de poner tanto esfuerzo en ellos. Pero la verdad era, y lo sabía que la mayoría de aquellos delincuentes saldrían pronto de prisión, y que de todas maneras no eran más que intermediaros. La droga obviamente pertenecía a la mafia, y esos no había quien les hiciera algo.

Así que a su parecer el trabajo de escritorio en la estación era inútil, así que sólo quería volver a casa, olvidarse de su frustración y dormir.

Se detuvo de pronto en mitad de la acera al escuchar un ruido fuerte muy cerca, algo metálico siendo golpeado una y otra vez, y el sonido venía de un callejón que acababa de pasar. Genos regresó sobre sus pasos y se asomó con cautela, aunque en la oscuridad no pudo ver más que sombras. Y de nuevo escuchó el ruido.

Genos sacó una pequeña linterna y la luz iluminó el estrecho espacio entre los edificios. Ahí no había nadie, o eso parecía. Aunque al escuchar el ruido otra vez en seguida comprendió que venía del basurero que estaba ahí.
Con cautela se acercó.

¿Hay alguien ahí? —como nadie le respondió, se atrevió a ir abriendo la tapa poco a poco, hasta que el haz de luz de la linterna dio contra los ojos brillantes de un gato que lo miraba desde abajo, y que al notar que la tapa había sido retirada saltó fuera del contenedor y salió corriendo hacia la calle.

Solo un simple gato atrapado. Genos miró de nuevo dentro del contenedor para asegurarse de que no había más criaturas atrapadas adentro y luego lo volvió a cerrar. Apagó la linterna, listo para irse, y luego la encendió de nuevo, extrañado por lo que creía haber visto con el rabillo del ojo cuando había dirigido la luz de la linterna hacia el fondo del callejón. Algo que parecía… No, mejor cerciorarse antes de hacer conjeturas.

Dirigió el haz de luz hacia un lado y al otro, buscando el punto exacto entre el montón de cajas y bolsas de basura. Y lo encontró. Era justo lo que creía haber visto, una mano que sobresalía debajo de un montón de desechos.
Genos la contempló unos instantes, sintiendo que se le helaba la sangre al creer que estaba contemplando el cadáver de alguien.

Se acercó con cuidado, y removió un par de bolsas de encima. Su otra mano ya estaba buscando el teléfono para llamar refuerzos. Y luego se detuvo. Genos alanzaba a ver parte del cuerpo y notaba las partes metálicas y otras de un material de color negro que sobresalían en su apariencia. Quitó una caja y más bolsas y pudo verlo con mucha más claridad.

Era un Pet.

Suspiró aliviado de que no fuera un cadáver. Sólo un Pet que parecía desactivado.

Hey. ¿Me escuchas? —le habló, pero no obtuvo respuesta.

¿Debería llevarlo a la tienda? Ahí se encargarían de él. Aunque si lo habían dejado ahí entre la basura tal vez era porque ya no funcionaba. Genos no dejaba de mirarlo, debía llevar un buen tiempo ahí, por eso estaba tan sucio. De pronto sintió tristeza por él, por terminar en un lugar así, como si no le importara a nadie.

Tenía bien sabido que los Pets eran criaturas artificiales, pero no dejaba de darle pena el estado en que se encontraba aquel.

Como si quisiera hacer algo bueno por él terminó de quitarle la basura de encima y lo apoyó sentado contra la pared.
Se quedó mirándolo de cerca, en cuclillas frente a él. A primera vista no parecía que tuviera algún desperfecto en el exterior, aparte de la suciedad.

Levantó una mano para quitarle del cabello negro algunas basuritas. Luego sacó un pañuelo e intentó limpiar una mancha en su mejilla, sobre una marca delgada que salía desde la base del ojo. Aunque al ver que no funcionaba dejó el pañuelo a un lado y uso la yema de su pulgar. Piel suave, se sentía igual que la de un humano, menos caliente, probablemente porque estaba apagado, pero no fría como la de un cadáver, así que no resultaba desagradable al tacto.

La mancha en la mejilla casi desapareció. Genos lo comprobó apartando la mano. De todas maneras una manchita menos no lo hacía verse más limpio.

Genos se levantó, dio un paso hacia atrás y lo miró como despidiéndose en silencio.

Empezó a andar hacia la calle, y miró hacia atrás de nuevo, a la solitaria figura sentada en la penumbra.

Si lo dejaba ahí tarde o temprano terminaría desmantelado probablemente. Era una pena.

Dio otro paso hacia la salida, aunque era incapaz de apartar la mirada del Pet. No parecía merecerse un final así.
Pero ¿Qué podía hacer por él? Quizá podría llevarlo a arreglar. ¿Por qué no? Parecía mejor opción que dejarlo en ese horrible lugar.

Suspiró, entre aliviado y preocupado por su propia decisión y volvió a acercarse al él. Lo levantó contra la pared y tras calcular si podía cargar con el peso, lo levantó en brazos y lo sacó de ahí.

El camino fue mucho más lento, y cuando llegó a su departamento, y tras subir las escaleras, se sintió verdaderamente agotado.

Ya en el interior dejó al Pet acomodado contra la pared de la sala mientras él iba por unos paños y un cuenco con agua tibia para limpiarlo.

Empezó con sus brazos, con el paño húmedo iba retirando el polvo y las manchas, con el seco limpiaba las partes metálicas. Pasó pacientemente la tela entre sus dedos y se encargó de limpiar cada uno de ellos. Luego le limpió el cuello hasta detrás de las orejas, y pasó la tela con suavidad sobre estas. El cabello lo dejaría para después.

Le limpió la frente, y las mejillas hasta que por fin lucieron limpias. Luego el mentón, los labios, la nariz. Limpió con mucho cuidado los párpados e incluso las pestañas que parecían tener algo de lodo seco en ellas.

Genos lo contempló, satisfecho. Se veía mucho mejor así, como si durmiera en vez de estar apagado y recién sacado de un sucio callejón.

¿Por qué te dejaron  ahí? —le preguntó volviéndose a sentir triste de pronto. No le parecía una manera digna de tratar a alguien, aunque fuera un Pet, aunque sabía bien que no todos pensaban que los Pets mejor que el de simples cosas que podían comprarse y tirarse tan fácil.

Buscaré a alguien que pueda arreglarte, te lo prometo.

Levantó los paños y el cuenco y se levantó. Un momento después volvió a arrodillarse frente a él.

A no ser que no estés descompuesto, tal vez… sólo te apagaron.

Lo miró como si el Pet fuera capaz de responder.

Y luego sus ojos se fijaron en sus labios. Quizá podía activarlo él mismo. No estaba del todo seguro de si podía, pues nunca había tenido un Pet, pero había escuchado muchas veces aquello de “un beso para activarlos”.

Podría funcionar…—musitó pensativo. —Voy a intentarlo ¿De acuerdo? —le dijo, como si el Pet apagado estuviera al tanto de la idea que acababa de pasar por su mente.

Dejó los paños y el cuenco en el suelo y se inclinó hacia el Pet. Se detuvo a unos cuantos centímetros de su rostro y dudó.

Si, aquel podía ser un procedimiento normal con los Pets, pero no dejaba de ser un gesto algo íntimo. Además, no era su Pet. ¿Qué tal si le molestaba?

Disculpa. —dijo en voz baja antes de recargar sus labios contra los del Pet. No sabía cuánto tiempo debía estar así, por lo que se quedó así unos momentos, con el rostro del Pet entre sus manos, siendo consciente de que sus labios eran bastante suaves.

Cuando finalmente se apartó lo hizo apenas unos cuantos centímetros, sin dejar de mirarlo esperando una reacción.


Última edición por Genos el Miér Jul 20, 2016 10:30 pm, editado 1 vez
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo


Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Sep 13, 2016 8:53 pm


—De acuerdo, lo haré.


Le parecía bien llegar a un acuerdo así, saber que podrían hablar las cosas. Y esperaba que eso le permitiera entender mejor a Saitama. Que mejor manera para hacerlo que el mismo Saitama le explicara lo que pasaba por su mente.

Si él no se lo decía, quien sabe cuánto hubiera tardado en averiguar por si mismo lo del enlace al activarlo.

¿Umh?... Ah. —terminó de apartar su propio plato hacia un lado, lo guardaría y se lo comería luego. —No tengo hambre. Lo dejaré para el desayuno.

Además, había cosas más interesantes sucediendo en ese momento. Le gustaba el ligero suspenso que se creó con la bolsa sobre la mesa. En parte era su propio suspenso por saber que pensaba Saitama del obsequio.

—Bueno, quería hacerlo.
— Mas bien no habia podido detenerse de hacerlo. Todo lo que había comprado para él, ese era probablemente lo único que no había comprado pensando en que era su deber, si no por el puro gusto de querer que lo tuviera. Solo un simple regalo.

Tampoco era gran cosa, no era que hubiera invertido mucho en eso, si acaso el tiempo que le costó decidir que figura debía tener la alcancía que se llevara a casa.

Estuvo pendiente de cada movimiento que hacia Saitama mientras terminaba su plato

Y se sintió de pronto muy emocionado cuando lo vio dejar el plato vacío en la mesa.  Quizá era él quien estaba más impaciente porque Saitama abriera la bolsa.

—Claro, adelante.

Asintio, y deslizó las manos sobre la superficie de la mesa con cierto gesto ansioso, y luego cerró los puños suavemente al verle tomar por fin abrir y sacar su contenido.

Esperó en silencio su reacción, y no estuvo decepcionado. ¡Saitama se había reído! Y la expresión de su rostro se había aligerado mientras miraba la alcancía.

Y Genos seguía observándolo a él, aún más embobado.
Por un momento sintió que sus preocupaciones se aligeraban, y sonrio  sin darse cuenta que lo hacia.

—Si... Uh, por nada. Ojalá que te sea útil.


Se levantó para llevar su plato y su vaso lleno a la cocina.

Luego volvió por el de Saitama.

—¿Quieres lavar los platos?
— preguntó, recogiendo lo que quedaba en la mesa y llevándolo a la cocina. El los recogía, así que estaba bien dejar que Saitama los lavara ¿No? Además él quería encargarse de otra cosa antes de bañarse e irse a acostar.  —Saitama, el armario que está junto a la cocina ¿Te parece bien usarlo para guardar tus cosas?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Sep 14, 2016 6:13 pm

Saber que Genos se expresara de la misma manera puede ayudar a que Saitama gane más interés... O eso piensa, no solo le enseñaría a tratarlo sino a conocerlo mejor.

Observo el plato de Genos irse hacia un lado y luego le miró, pregunta se entonces él porqué cocinarla si no planeaba comer algo pero prefirió dejarlo. Algo le dice que solo debe dejarlo pasar después de todo lo ocurrido ayer, ya mañana empezaría con el trato de expresarse libremente con él pues ya ha sido demasiado para una noche.

Al parecer no sólo él se estaba divirtiendo cuando estaba sacando la alcancía de la bolsa.

- Lo será.

Asiente despacio, solo debe resolver la manera de empezar a llenarlo con monedas. Sus propias monedas, claro.

- Sí, me encargaré de ellos.

Pero aún tenía los ojos pegados a las mejillas regordetas del cerdito. Va a ser difícil elegir un sitio donde dejarlo y donde pueda verlo al instante.

- ¿Hm?

Le miró y se levanto, dejando al cerdito sobre la mesa justo sobre los palillos rotos de los cuales se desharía cuando Genos no lo vea, para ir a la cocina y ver aquel armario del que hablaba. No se había dado cuenta que estaba ahí.

- Es suficiente para mí.

Ya que estaba ahí se encargaría de los platos y demás. Una vez que acabara de limpiar hasta la mesa se ocupará en ver qué tal está ese closet.

Cuando se aseguró de que Genos no podía verlo tiró los palillos, acomodo los platos y miro dentro del closet. No habían muchas cosas ocupándolo y había una útil barra de metal para colgar su ropa.

No tuvo que dedicarle mucho aseo pues en general estaba limpio, solo tuvo que ordenarlo un poco más para cómo dar su ropa pero le faltaban hombreras para colgar la ropa. No todas las prendas tenían y no quería mirar en el closet de Genos así que colgó todo lo que pudo en una y dobló lo demás.

Ahí mismo acomodo los libros que le compro y dejó una afuera para empezar a leer. Junto al televisor encontró el lugar perfecto para su alcancía, en la esquina.

Todo se veía perfecto y en orden. De hecho hacer todo eso hizo que olvidara la angustia y entres de hace un rato.

Eso era todo lo que necesitaba, encontrar algo para hacer, un objetivo y todo ha de seguir marchando bien.

El problema está en hallar por dónde empezar pero que más da, la noche se arreglo perfectamente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Sep 14, 2016 10:36 pm


Parecía ser que a Saitama le había agradado el regalo, así que Genos se quedó muy satisfecho con su reacción, incluso le dio la impresión de que le había gustado más de lo que se esperaba. Le encantó ver lo entretenido que estaba observando los detalles pintados del cerdito.

Dejó los trastes sucios en la encimera y se giró para mirarlo cuando lo escuchó acercarse a la cocina. Por un instante se tensó al darse cuenta de que estaba parado justo en dónde habían empezado algo la noche anterior, pero logró hacer a un lado el recuerdo y enfocarse en lo que estaban discutiendo en ese momento.

Bien, entonces es todo tuyo. Por ahora será suficiente. —el armario tenía espacio suficiente para más ropa de la que Saitama tenía ahora, y si llegaba a llenarse, bueno, ya verían eso luego.

Lo dejó para que se encargara de la cocina, y él por mientras se ocupó de sacar algunas cosas de ese armario y pasarlas al suyo. Tenía intenciones de ponerse a limpiarlo y ordenarlo, pero cuando terminó de acomodar lo que se había llevado y volvió se encontró con que Saitama ya se ocupaba de eso.

Ah, que rápido. —iba a ofrecerle su ayuda para terminar con eso, pero lo vio tan entretenido que decidió dejarlo solo, y él fue a bañarse

A diferencia de esa mañana, se permitió tomar un baño caliente que le sentó bien para terminar de relajarse.
A momentos, por sobre el sonido que hacía el agua de la regadera, alcanzaba a escuchar algún ruido proveniente de la sala.

Todavía le resultaba extraña la idea de saber que alguien más compartía ese espacio, no estaba seguro que tan bien podía funcionar eso.

Luego pensó en que se trataba de Saitama, y entonces podía hacerse más a la idea.

No llevaban mucho tiempo de conocerse, pero definitivamente no lo sentía como a un extraño, y tampoco se sentía incómodo con su presencia, a pesar de todo lo que había ocurrido.

Así que podía ser que las cosas funcionaran bien.

Cuando salió del baño estaba sonriendo, porque se había acordado de nuevo de como Saitama había sostenido la alcancía frente a su rostro.

Al pasar por la sala no pudo evitar notar que dicha alcancía estaba ahora ocupando un lugar en el mueble del televisor.

Era un buen lugar, así Saitama la tendría a la vista fácilmente.

Buenas noches. —dijo, ya que se disponía ir a la habitación a dormir. — ¿Necesitas algo?

Había aceptado el hecho de que Saitama dormiría en el sofá.

La parte más difícil para él fue cuando por fin estuvo a solas en su propia habitación, con todos los recuerdos de la noche anterior que no dejaron de inundarle la mente en cuanto tocó la cama.

Esa noche no durmió bien.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Sep 16, 2016 3:52 pm

Mientras que Genos tomaba su baño él se cambio a sus pijamas y apago las demás luces salvo las de la sala.

Después de haber dormido por tanto tiempo ahora no tenía tanto sueño como debería así que decidió tomar uno de los libros que Genos le compro para sentarse a leer.

La pijama era realmente cómoda y poco a poco se fue recostando entre los almohadones para leer cómodamente ese libro lleno de fotos de diferentes paisajes y demás. Igual había optado por la pijama de pantalón largo pues le pareció inapropiado usar el otro, no tanto por el clima sino después de la noche anterior. Quizá en un tiempo pueda usarlo libremente pero ahora no era el momento, aunque ha de ser mucho más cómodo que la que trae puesta.

- Buenas noches.

Levantó la vista y sonrío un poco, negando con la cabeza. Tenía todo lo que necesitaba y estaba muy cómodo.

Trato de hacer el menor ruido posible para que Genos pudiera dormir tranquilamente, aunque el silencio y la soledad le dio que pensar otra vez.

Su situación no se veía mal, Genos era comprensivo y demostró tener mucha paciencia con él. Iba a hacer buen uso de ella y tratar de resolver su problema en el menor tiempo ponle pero... El problema es que no sabe ni por dónde empezar.

No sabe qué quiere, que desea hacer, lo que puede hacer y una enorme larga lista de qué y porqué.

Él no es precisamente alguien que le dedique mucho tiempo a pensar y en poco tiempo se así lo otra vez. Ya era de madrugada y decidió bajar el libro e intentar dormir.

Evito en todo momento pensar en cómo estaba todo del otro lado de la pared, justo en otra habitación.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Sep 16, 2016 6:39 pm

Se veía como que Saitama también estaba listo para volver a dormir, pues lo encontró con la ropa de dormir puesta. El de pantalón largo, no pudo evitar fijarse, con alivio.

De todas maneras le prestó mucho más atención al hecho de que estaba leyendo algo de lo que habían conseguido el día anterior, y le dio mucho gusto. Además lucía bastante más a gusto y relajado.

De acuerdo. Descansa. —dijo antes de irse al dormitorio.

Se la pasó dando vueltas casi toda la noche, durmiendo a ratos, y despertándose cada tanto con imágenes de la noche anterior en su cabeza.

Volver a conciliar el sueño le llevaba un rato, y había momentos en que aguzaba el oído, tratando de escuchar a través de la pared.

Pero Saitama, claro, debía estar durmiendo.

A él no parecía afectarlo lo que había ocurrido de la misma manera. Su preocupación era por el enlace que no había podido establecer, Genos en cambio, tenía problemas para dejar de pensar en lo sucedido y le hacía sentir un tanto culpable que aquel hecho tuviera ese efecto en él.

En unos días se calmaría, eso esperaba, y podría volver por completo a la normalidad, como si nada hubiera ocurrido, eso quería.

No iba a ser justo para Saitama que él siguiera pensando en eso.

Logró quedarse dormido profundamente apenas una hora antes de que sonara el despertador, así que cuando escuchó la alarma no pudo si no dedicarle una mirada de odio con los ojos hinchados de sueños, antes de apagarlo de un manotazo.

Todavía le tomó un par de minutos despertarse del todo, ponerse en pie e ir al baño a lavarse la cara con agua fría.
Eso apenas tuvo un efecto muy leve, seguía sintiéndose demasiado cansado. Pero al menos ya podía mantener abierto los ojos.

Pasó frente a la sala sin hacer ruido y sin siquiera mirar hacia el sofá, por respetar su privacidad mientras dormía.
Fue a vestirse, y luego se quedó mirando la cama, preguntándose si debía arreglarla o dejarla como estaba para que Saitama se ocupara.

Al final decidió arreglarla. El único que se había acostado en ella esa noche había sido él, así que no podía esperar que Saitama se encargara de lo que era responsabilidad suya.

Y aun así estaba respetando el trato, eso le parecía.

Terminó de alisar el sobrecama y suspiró, sintiendo unas intensas ganas de volver a acostarse, así que mejor se apuró a salir del cuarto.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Sep 16, 2016 8:48 pm

En esa mañana escuchó el golpe hacia el despertador, lo cual le hizo levantarse lentamente. No durmió del todo por quedarse hasta tarde durmiendo pero no por eso no iba a calentar la comida para el desayuno. Igual siempre puede dormirse en cuanto Genos se vaya y le sobra tiempo de encargarse de limpiar todo lo que hayan movido.

Notó en el desayuno que Genos tenía ojeras y se le veía cansado pero fuera de eso no externó nada, una maña noche la tiene cualquiera pero bajo las circunstancias y tiempo… bueno, lo podría entender.

Es rápido acostumbrarse a esa rutina de las mañanas y las noches pero no siempre iba a estar encerrado en casa después de darse cuenta de que los libros los acababa rápido. Iba siendo tiempo de que saliera a conocer los alrededores.

Un día Genos le entregó una copia de las llaves, para cualquier emergencia o solo por si deseaba salir. Le aseguró que no la perdería y que no iba a perderse, o al menos eso intentaría.

Estuvo dudoso de salir, primero quiso terminar cualquier deber dentro de casa, tomarse el tiempo de vestirse y dejar de sentirse nervioso por salir solo por primera vez. Incluso se llevó un papel con el número de la puerta y el número del piso de Genos por si se le olvidaba.

Al terminar de poner seguro a la puerta suspiró y se dispuso a salir, bajando por las escaleras empezó a sentir la incertidumbre de nuevo.

¿Hacia dónde ir?

Se quedo parado en los bajos del edificio, mirando hacia los lados y luego al frente. Prefirió tomar un camino que le fuera familiar, el mismo por donde le llevó Genos a pie para ir a comprar, así que se puso en marcha.

Miraba atrás seguidamente para asegurarse de que seguía recordando por donde vino, a veces rodeaba una manzana, iba en zigzag y regresaba al mismo punto solo para hacer tiempo.

Más en la tarde logró dar con un parque y se paseó por los alrededores, explorando y familiarizándose con el entorno. De esa manera pudo distraerse bastante de su problema.

Más se distrajo cuando vio a una mujer teniendo problemas con varias bolsas al venir caminando.

si va a empezar a pensar en qué desea hacer puede empezar ahora, queriendo ir a ayudarla.

¿Qué más puede pasar?

Se acercó a ofrecerle su ayuda, aun si le lleva a un sitio que no conoce. Nunca iba a imaginarse que ella era vecina de Genos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Lun Sep 19, 2016 8:46 pm

Irse al trabajo ese día fue más sencillo de lo que lo había sido el día anterior. Genos se fue más tranquilo al notar a Saitama menos cabizbajo y aunque todavía siguió pensando en él y todo lo que pasaba, eso no afectó su trabajo.
Lo que sí lo hizo un poco fue el cansancio, pero se las arregló para terminar todo lo que tenía para ese día, y al volver a casa se fue a la cama justo después de cenar.

Y aunque el problema persistía, y estando es su propia habitación era dónde más tenía que vigilar sus pensamientos, al menos por esa noche logró quedarse profundamente dormido luego de un rato, de lo cansado que estaba.

Se esforzó por cumplir su parte del trato, permitir que Saitama tuviera más ocupaciones dentro del departamento, y en general, buscaba darle su espacio y tiempo, así que tampoco solía preguntarle cómo iba con lo de decidir qué haría, aunque sentía mucha curiosidad sobre lo que hubiera pensado Saitama hasta el momento.

Parte de brindarle la libertad que quería que tuviera era darle la posibilidad de ir y venir por su cuenta, por eso en cuanto pudo le entregó una llave del departamento por lo que se ofreciera.

Con la ida de compras Saitama ya había podido ver algo de los exteriores, así que estaría bien ¿Verdad? Eso esperaba. Confiaba en la memoria de Saitama y en lo listo que era para que eso no sucediera.

Supuso que repetirle que no se acercara a gente extraña estaba demás, luego de que fuera el mismo Saitama quien le dijera que no le interesaba hablar con extraños, al menos por esa parte se quedó tranquilo.

No contaba con que Saitama fuera quien tomara la decisión de acercarse a alguien.

Ella tampoco se lo esperaba, porque estaba demasiado ocupada tratando de cargar todas las bolsas de las compras a la vez, y no se dio cuenta de cuando alguien se le acercó.

Un Pet que no conocía, y de apariencia bastante peculiar además. No dejó de mirarlo de arriba abajo varias veces cuando se le acercó y le dedicó una sonrisa cuando lo escuchó ofrecerse a ayudarle con las bolsas, algo a lo que definitivamente no iba a negarse, siendo que faltaba un buen tramo hasta el edificio.

No llevaba mucho viviendo ahí, y no conocía  a todos los vecinos, así que no sabía que ese Pet vivía también en ese edificio, y justo junto a su departamento.

Es aquí. —dijo entrando al edificio yendo delante para guiarlo. —Pero el elevador no funciona y vivo en el tercer piso. Espero que no te importe. —le dijo y comenzó a subir.

Estaba en verdad aliviada de haberse encontrado con alguien dispuesta a ayudarla. —Es ahí.—señaló la puerta  contigua a la del departamento de cuando llegaron al piso. Se adelantó para abrirla y dejar el paso libre a Saitama.
Adelante.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Sep 20, 2016 4:10 pm

El peso de la llave en su bolsillo le hizo sentir bien. Qué Genos depositará confianza suficiente como para dejarle una llave para poder manejarse a su antojo.

Parece nada pero sintió una gran responsabilidad por esa pequeña pieza de metal, a la que le hace falta un buen llavero para que no se le pierda.

Cuando vio a aquella mujer teniendo problema con sus bolsas comenzó a decantar lo que debería hacer y dio en algo muy sencillo. Sentir las ganas de ayudar a alguien, aún si es una tarea tan sencilla.

No le afectó la menea en que le veía mientras se acercaba, entiende que su apariencia no es la común. Así que si no quería su ayuda no iba a sentirse ni nada pero le alegro saber que aceptó su ayuda.

Pudo cargar con la mayoría, para él no era problema así que la siguió. Pensó que le llevaría a una ruta completamente diferente pero el camino fue siempre familiar para él.

No podía ser todo una coincidencia o quizá solo el edifico era una réplica de donde reside con Genos.

- Ah... No se preocupe.

Tercer piso, elevador defectuoso también. Sí, este es su edificio.

Le siguió por el mismo pasillo, hubiera pensado que irían en sufre con contraria pero realmente nunca había escuchado a nadie más o visto a algún vecino de Genos.

Se quedó viendo la puerta unos momentos, el número de a lado es el departamento de Genos.

- ... Con permiso.

Se adentró al departamento, tiene la misma estructura en la entrada así que debe ser el mismo diseño.

- ¿Dónde quiere que las deje?

Se quitó los zapatos antes de subir el escalón para entrar pero espero antes de ir a la cocina.

Dio una mirada rápida al frente, la decoración era diferente a como lo tenía Genos.

- Huh... -¿Genos siquiera la conoce? No ha hablado de nadie en especial en todo el tiempo que lleva con él.- ¿Se mudó hace poco?

Si van a ser vecinos no estaría mal conocerse, de haber vivido ella en otro edifico solo habría dejado las bolsas en el suelo y listo, su buena acción del día.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Sep 20, 2016 8:37 pm

Si que era de gran ayuda el Pet, que aceptó subir las cosas por la escalera sin rechistar.
Mientras subían giró la cabeza para observarlo detrás de ella. No se veía como que cargar todas esas bolsas resultara difícil para él en lo más mínimo. A ella le había costado tanto que todavía sentía cansados los brazos.

Los brazos de metal del Pet, en cambio, se veían fuertes.


Por el pasillo a la izquierda, sobre la mesa del comedor. —le indicó mientras terminaba de descalzarse y cerraba la puerta. Luego cruzó el pasillo, pasó de largo el comedor, mirando de reojo que estuviera dejando las bolsas dónde le había dicho y se sentó en un amplio y mullido sofá color blanco. Suspiró al sentirse cómoda. Cruzó las piernas y se pasó una mano sobre una de sus pantorrillas masajeando levemente.

Levantó la vista hacia él cuando le escuchó hablar otra vez.

Lo miró unos momentos, como evaluándolo. Parpadeó un par de veces antes de responder.

¿ Adivinaste? ¿O acaso se nota? — eso último lo dudaba. A pesar de que llevaba ahí poco tiempo todo estaba en perfecto orden y muy limpio, nada fuera de lugar, mucho menos cajas de mudanza ni nada que pudiera delatar a primera vista recién se había mudado. —Si, hace poco.

Su vista volvió a fijarse en el metal de sus brazos.

¿Tu vives por aquí? No te había visto. Me acordaría de haberlo hecho.

Se levantó y camino a la cocina —¿Quieres algo de beber...? ¿Cual es tu nombre?

En esos momentos en el departamento de al lado estaba sonando el teléfono. Era la tercera vez que Genos llamaba en un lapso de quince minutos, quería saber que todo iba bien, y que no le respondiera le inquietaba. Al final colgó y decidió dejarlo para más al rato, tal vez Saitama solo estaba durmiendo, o quizá tomando un baño.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Sep 21, 2016 6:04 pm


Aunque ya sabia en donde se ubicaba la cocina espero a que ella le indicase el lugar en donde quería las bolsas. Se ocupó de dejarlas u de tener cuidado de no romper nada que fiera delicado. No se tardó mucho y fue a verla a ver si se le ofrecía algo más pues noto que cerró la puerta.

La miro unos momentos. Si tanto le fastidian las piernas ¿por qué usaría unos zapatos tan incómodos?

- Prueba y error.

O sea que en efecto había adivinado.

- Ah. -Piso las manos sobre sus caderas y lo pensó bien. No está muy seguro de que hora será pero no cree que vaya a afectar si se queda un rato más. Después de todo si son vecinos no estaría mal conocerse.- De hecho vivo aquí alado.

Señaló con la mirada a la pared que debe colindar con la entrada y parte de la cocina de Genos... A menos que si percepción de espacio le falle.

- No llevo mucho tiempo aquí, apenas cumpliré una semana.

Se quedó mirando a la pared, podría ser también la pared de la habitación de Genos pero eso sería un poco vergonzoso si acaso las paredes fueran delgadas.

- Uhm. -Desvió la mirada y la sitio, guardando cierta distancia de ella.- ¿Tiene té? O agua.

Si no era mucho pedir, tenía la sensación de tener sed después de todo lo que recorrido previo a su encuentro.

No contó con que Genos podría llamar por teléfono o que podría preocuparlo si acaso no llega a responder en mucho tiempo.

- ¿Conoces a alguien de este edificio?

De vista al menos. Siendo vecinos en algún momento habrían de verse.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Sep 21, 2016 8:07 pm

Ah. —así que solo había adivinado. Bueno, eso sonaba mejor a enterarse que la había estado siguiendo o algo como eso. —Hace un par de semanas apenas. —agregó con aire de no darle importancia a contarle esos detalles, aunque volvió a mirarlo fijamente, alzando una ceja con gesto suspicaz cuando escuchó que vivía al lado.

Que afortunada coincidencia. —demasiada coincidencia. Por unos momentos lo miró como si pudiera tratarse de un potencial acosador.

Aunque luego notó hacía que pared estaba mirando Saitama cuando le reveló esa información.

Oh. En ese…— de dónde había escuchado todo ese escándalo unas noches atrás. De hecho, eso coincidía con el tiempo que el Pet decía que llevaba viviendo ahí, casi una semana.

Así que había sido algo como una noche de estreno, ahora lo entendía.

No era que eso le interesara a ella en absoluto.

Aunque de verdad había sido mucho ruido, se había escuchado hasta su habitación al otro lado del departamento.
Le dedicó una pequeña sonrisa.

—Tengo té, por supuesto. ¿Te gusta de jazmín?

Puso el agua a calentar, y por mientras sacó una bandeja con un delicado y bonito juego de té de porcelana.

¿Quieres comer algo? —preguntó mientras acomodaba algunas galletas sobre un platito.

A algunos, a la mayoría sólo de vista. —respondió mientras ponía el platito sobre la bandeja. — A la mujer de los gatos que vive abajo. A ti, claro. A ese hombre extraño del primer piso. Y a… oh. —al que vivía al lado. —El policía es tu amo ¿No es así? Lo vi el otro día.

No parecía muy simpático.

¿Podrías llevar esto a la sala? —preguntó señalando la charola con todo preparado para el té. —Sobre la mesita, por favor. Y siéntate.

Una vez que estuvieron instalados, se dedicó a servir el té en las tacitas y le ofreció una a Saitama.

¿Vives solo con él? —preguntó antes de llevarse la taza a los labios.

Genos por mientras rellenaba papeles, con la mitad de su atención puesta en el reloj.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Sep 21, 2016 9:30 pm

Con un par de semanas ahí le hace tan nueva como él en el lugar.

- ... Supongo.

Se encoge de hombros. Si es afortunado o no estará por verse como ella le siga viendo de maneras extrañas. Pero sí que es una coincidencia ser vecinos.

- Sí, en ese mismo.

Por la cara y tono de voz no puede decir si le alegra o parece que le irrita la idea. Quién sabe, quizá sea similar a él y no sea tan sociable como esperaría.

- Creo que sí.

Ya había probado ese con Genos, ¿cierto? Pero hasta ahora ninguno le hace competencia al verde.

Ahora no tenía mucha hambre pero quizá podría tener un bocadillo.

- Huh... -Se distrajo con el juego de té. Muy diferente a la porcelana que tiene Genos en casa.- Le acompaño con los bocadillos.

Hasta las galletas se veían bonitas.

- Es la primera persona con la que me encuentro. -Y extrañamente le da mucha curiosidad conocer a esa señora de los gatos o al sujeto extraño para saber qué lo hace extraño.- Genos.

Su amo. Genos es su amo pero no lo es y--

- Eso dice mi registro.

No es una mentira, lo tiene registrado pero su caso es ligeramente especial.

Sacudió un poco la cabeza y miro a la bandeja.

- Claro. -Eso le ha sonado más a una orden pero al igual que el tono de voz de Genos lo puede mal interpretar.

La tomo con sumo cuidado, le daría mucha pena arruinarlo así que se dirigió a la mesa de la sala a paso lento. Asentó la bandeja en medio de esta y tomó asiento.

Ese sofá estaba más suave que el que hace de su cama pero siendo blanco no le daría la confianza de dormir encima.

Miro como servía el té, increíble lo que un juego de té diferente puede hacer una diferencia. Se veía hasta refinado.

- Gracias. -Tomo la tacita, el asa era tan delgada y la taza tan pequeña. No está acostumbrado a manipular un objeto así por lo que tendría sumo cuidado de cómo sostenerlo.- Sí, hoy es primera vez que salgo solo. ¿Usted?

Bebió un poco y cerró los ojos. El calor bajando por su garganta era reconfortante.

- Oh, lo siento. -Abrió los ojos al recordar.- No le pregunté su nombre.

Y que por favor sea sencillo o le dará mucha pereza tener que recordarlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Sep 22, 2016 6:58 pm

Genos. —repitio, aunque lo que le causó mas curiosidad fue lo que dijo después.—¿Eso dice tu registro? ¿Y que dices tú?

Fue detrás de él hacia la sala, vigilando que no tuviera problemas al hacerlo, pero parecía que lo tenía bajo control. Y había resultado ser tan servicial, eso le agradaba.

Adelante, ponte cómodo. —le dijo al verlo sentarse, y luego observó con interés el cuidado con el que tomaba la taza que acababa de ofrecerle. —¿La primera vez que sales solo? Con razón no te habías encontrado con otras personas del edificio si has estado siempre encerrado. ¿No te resulta aburridfo quedarte en casa? ¿Tu amo no te da permiso de salir?  

No era algo raro, a muchos no les gustaba que sus Pets dejaran la casa.

¿Yo? Vivo sola. —dejo la tácita sobre la mesa y puso las manos sobre las rodillas, miró al rededor, y luego a Saitama. —Asi que me agrada tener compañía y alguien con quien conversar, para variar. Eres la primera visita que recibo desde que llegue, ¿Te gustó el té? —suponia que si, observando la manera en que cerró los ojos al beberlo le pareció un gesto de que era de su gusto.

Mi nombre es Fubuki.

Se estiró de nuevo hacia la mesa  y le sirvió una de las galletas en una servilleta.

Aqui tienes... Entonces ¿ A que se debe que hoy salieras solo si no lo habías hecho antes? ¿Ibas a algún lugar en especial?  ¿Tu amo te hizo algún encargo?

No parecía que tuviera mucha prisa ya que se había quedado a tomar el té, y se veía bastante tranquilo.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Sep 22, 2016 8:31 pm

- ¿Yo? -Pregunta difícil.- Genos es... -Se mordió el interior de la mejilla, no pudo pensar en una mejor definición que la que la que él mismo Genos usó para él.- Que es mi compañero de departamento.

En eso tiene razón, ante su extraña situación eso es a lo que más se acerca aunque lo tenga como amo.

- Me entretenía con deberes o la televisión y algún libro.

Ladea la cabeza, escuchar a otra persona llamar a Genos como amo era algo extraño. Habiendo estado llamándolo por su nombre la palabra "amo" le resulta foránea pese a que debe ser algo natural para él.

- Es que apenas ayer me dio una copia de la puerta.

Y por decisión propia, que era lo mejor de poder salir.

- ¿Antes vivía lejos? -Si no conoce a nadie entonces han de estar en una situación similar.- Sí, está muy rico y a temperatura.

Acaricio el borde de la taza con su dedo, tenía un sabor diferente al que prepara con Genos.

- Fubuki. -Sencillo, fácil de recordar. No puede salir mal.

Miro a la galleta y dejó la taza sobre la mesa para tomar la servilleta con la galletita en medio.

- Gracias. -Le dio un mordisco y sonrío de gusto. Sabía a mantequilla y parecía hacerse polvo en su boca, una sensación totalmente nuevo.- Hm... Porque quería familiarizarme con mi entorno y explorar. No puedo quedarme encerrado para siempre. -No si debe buscar una razón o la respuesta a sus preguntas.- Genos -"Amo".- no me ha pedido nada.

Pero quizá más adelante él pueda hacer las compras por sí mismo si a Genos le parece.

- De hecho no me pide nada grande... Salvo a ayudar.

Pensó en voz alta y para él, llevándose otro pedazo de galleta a la boca.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Sep 29, 2016 1:31 pm

—¿Compañero de departamento?

Alzo las cejas con expresión de extrañeza, y luego soltó una leve carcajada, aunque recuperó la compostura casi de inmediato.

—Algo así no lo había escuchado nunca de un Pet.

Recargó la espalda contra el respaldo del sillón y se dedicó a observarlo con detalle mientras hablaba. Entre más lo escuchaba más le parecía que había algo peculiar en él.

Mhh. Bastante lejos, en otro país.— respondió a su pregunta. —Estuve lejos durante algunos años por trabajo.— ya que él estaba contándole de si mismo le pareció bien compartir algún que otro detalle.

Asintió levemente al escuchar lo que le decía del té.

Por nada.—respondio tras darle la galleta. En realidad tenerlo ahí estaba siendo muy entretenido para ella. Le divirtió la expresión que puso tras probar la galleta. Incluso había sonreído y eso le daba una apariencia muy diferente.

—Puedes tomar todas las que quieras. —ofrecio acercando el platito hasta donde se había quedado la taza de té del Pet.

—¿Si? Bueno, parece que interrumpi tu primer paseo, que lástima. —
aunque en realidad no pensaba que lo fuera.  —Pero puedes seguir con eso mañana ¿No es así? Ya que tienes la llave de tu departamento. Es bueno que no quieras quedarte siempre encerrado, debe ser tan tedioso. Los libros están bien, incluso la televisión, pero eso no puede entretenerte siempre. Y ¿Sabes? La ciudad es muy grande y hay mucho para ver y hacer. Ojalá te animes a ir más allá de los alrededores del edificio.

Estiró la mano para tomar su taza y se la llevó a la boca para darle un pequeño sorbo. Se limpió las comisuras de los labios con una servilleta.
No le paso desapercibido de que hasta el momento cada vez que él mencionaba a su amo lo llamaba por su nombre.

—¿Solo ayudar? Hacer labores domesticas y cosas de ese tipo ¿No?
—tambien debía pedirle otro tipo de cosas por lo que había escuchado, pero no iba a comentarlo, desde luego, ni ibaa preguntarle algo así, no era que acostumbrara ser entrometida. Para nada.  —Suena como un amo amable. Está trabajando ahora ¿No es así?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Sep 30, 2016 4:17 pm

Genial, ¿podía Saitama ser más raro?

- No pensé que fuera un caso inusual.

Pensando en un humano para nada, tal vez viéndolo desde el punto de vista de uno comprenderla por qué lo dice.

- ¿Tan lejos?

Le miro curioso. Si ella venía de otro país seguro que todo lo que ha visto es diferente a lo que hay en ese lugar, además de que se pregunta que es lo que ella hace exactamente pero preferiría preguntarlo discretamente después.

- ¿En serio? -Se llevó lo que quedaba de galleta a la boca, el pequeño bocado anterior no fue suficiente.

Miro al plato con galletas, definitivamente podría comerse más de una.

- Llevaba por ese rumbo desde la mañana, no interrumpió nada.

Y pensaba que seguirla le llevaría a un rumbo completamente nuevo pero resultó el mismo camino a casa. Vaya sorpresa cuando se lo cuente a Genos.

- Tengo toda la libertad de salir y entrar a cualquier hora.

Dejó la servilleta sobre la pierna de su pantalón para beber un poco más de té y quitarse la sensación de a de los labios. Aunque tenga toda libertad sabe que debería respetar límites de la hora apropiada para evitar ser un abusivo acerca de los privilegios que Genos le ha enseñado.

- ¿Cómo qué?

Le miro interesado sobre lo que dijo de al ciudad. El sábado tiene en cuenta que irá con Genos a caminar pero eso sería fuera de la cuidad, ¿qué más habrá en su interior?

Debe aprender a moverse por su cuenta si quiere ver y hacer todas esas cosas.

- En lo que pueda, casi todo pero parece que le cuesta pedirme algo. -Sonrío un poco.

Lo normal sin las tareas hogareñas pero si Genos le pidiera otra clase de favor que estuviera a su alcance no podría negarse.

- Uhm... -Sigue escuchándose muy raro.- Es muy considerado. -Le saco de donde sea que estuviera tirado para empezar.- Sí, ahora mismo está... -¿Qué hora era para empezar?- Debe estar en ello.

No se sabe aún su horario y no tiene la hora exactamente. Debería vigilar mejor esos detalles, no le gustaría que Genos piense que se ha extraviado.

Miro hacia un lado, buscando algún reloj de pared o algo que pueda indicarle la hora... Lo más disimulado que pudo. O sea, no mucho.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Sep 30, 2016 8:18 pm

—Si, bastante inusual. Es por lo menos extraño. La mayoría se conforma con aceptar que quien los compró es su amo. Pero parece que no tiene que ser así siempre, como en tu caso. Supongo que es es algo en lo que un amo puede instruir a un Pet. ¿Tu amo te enseñó eso? ¿Te dijo que son compañeros de departamento?

Lo verdaderamente curioso era que Saitama había dicho aquello cuando le pregunto su opinión personal, quería saber de dónde había salido esa idea.

—Asi es.  —le gustó el interés que demostró cuando dijo que venía de lejos.  —Aunque es algo a lo que estoy acostumbrada.

Y tuvo que sonreír ante su reacción al decirle que podía tomar más galletas.

En sería. Adelante. Todas las que quieras. —repitio. De todas formas las había servido precisamente para la visita, así que no le importaba si se las acababa todas.

—Ah, vaya, pues que bien. ¿Y hasta dónde pensabas llegar entonces con tu paseo?

No dejaban de llamarle la atención las cosas que decía. Sonaba a que le daban bastante libertad en casa, especialmente con eso de que podía salir y llegar cuando quisiera.

Pues tan solo decenas de exposiciones, cines, teatros, museos, si es que te llaman la atención ese tipo de cosas, también hay opciones más sencillas, espectáculos callejeros que puedes encontrar todas las noches, en las calles siempre te puedes encontrar algo entretenido, y claro, también están los bares y clubes nocturnos. —sonrio ampliamente.  —Puedes acompañarme alguna vez si quieres.

Y si en verdad su amo le permitía salir cuando quisiera no abría problema ¿No?



—¿Le cuesta pedirte que hagas cosas? —Definitivamente aquellos dos no llevaban una relación amo-Pet normal. Comenzó a deducir que tal vez al policía le faltaba carácter, y por eso el Pet era como era. Aunque tampoco parecía ser un Pet voluntarioso y caprichoso.

Le vio sonreír al mencionar al amo, pero eso no le extrañó, a fin de cuentas debía y tener el apego normal de todo Pet por la persona que lo activa.

¿Que pasa? ¿Necesitas algo? —pregunto al verlo mirar alrededor.

Genos para ese momento se había rendido a los ansiosos pensamientos que le pedían volver a llamar al departamento.

Pero seguían sin responderle. ¿A quien más podía llamar en esa situación? ¿Que más podía hacer? ¿Que tal si a Saitama le había pasado algo?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Oct 01, 2016 7:41 pm

Lo extraño debe empezar en que Genos no le compró.

- En realidad… -Vea por donde lo vea, su caso es inusual.- Quedamos en eso, a ambos nos funciona.

Por el momento y pretende que sea así por mucho tiempo. Es cómodo, no hay lazos forzados y conviven como lo harían otras dos personas comunes y corrientes, salvo algunos problemas internos de una parte pero no es hora para estrenarse a pensar en eso de nuevo.

Después de comprobar que podía acabar con todas las galletas tomó la segunda, no quería terminarlas tan pronto así que intentaría comérselas lo más despacio posible para disfrutar cada una.

- No lo sé, intenté ir en dirección hacia las tiendas a donde fui con Genos hace unos días. -El mismo día en el que tuvo la genial idea de usar a Genos para reparar su problema.- Pero no llegué hasta allá, solo quise conocer calles cercanas a ese lugar.

Ahí fue en donde le encontró con todas las bolsas. No pensó que fuera a interactuar con un extraño tan pronto, era un gran avance, especialmente porque quizás se haya buscado otro contacto frecuente aparte de Genos.

Todo, absolutamente todo lo que dijo le llamó la atención. Quería ver de todo un poco y la ciudad aparentemente podría brindarle eso en muchos rincones de esta.

- ¿De verdad hay todo eso aquí? -Genos no mencionó mucho de eso pero supuso que eventualmente esos temas saldrían a relucir.- ¿En serio podríamos ir? -La idea le parece bastante interesante, a saber qué podría opinar Genos de salir con alguien que apenas conoce pero cree que no habrá problema.- Pero ¿qué se hace exactamente en uno de esos lugares?

No está seguro de si sería buena idea experimentar con alcohol.

- Algo así, ahora me está dejando algunas tareas. Quedamos en dividirnos los trabajos en casa así que si es algo fuera de eso parece que le cuesta.

Pero poco a poco ha de quitarse, con los días empezó a comprender un poco la posición de Genos.

- Es que quería saber la hora. No sé cuánto tiempo he estado afuera.

Y no está seguro de en qué momento podría llegar Genos o si habrá llamado por teléfono. No le gustaría que se preocupe demasiado.

- … O cuando va a llegar.

Ríe un poco mientras se come otra galleta más, no podría ser tan despistado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Dom Oct 02, 2016 9:19 pm

Ah, ya entiendo, así que fue un mutuo acuerdo. Te está dejando ser independiente.

Lo contemplaba completamente intrigada por la situación.

En su mente comenzaba a fabricar teorías y sobre lo que pasaba en el departamento de al lado.  ¿Para que quería alguien conseguirse un Pet si lo que buscaba era un "compañero de departamento"? Quizá era todo parte de alguna elaborada y retorcida fantasía. Eso si sería interesante.

—Ah, te dirigias a la zona comercial. Habría sido aun más afortunado encontrarnos cuando me dirigía hacia allá, podría haberte mostrado algunas de mis tiendas favoritas.— y claro, así ella no habría tenido que cargar las bolsas durante un largo trecho como había tenido que hacer. —¿Que tiendas has visitado?

Tomó otro sorbo de té y volvió a dejar la taza en la mesa.

—Desde luego, todo eso, y seguramente muchas más cosas interesantes. Puedes acompañarme cuando quieras. A mí me parece que será muy entretenido tenerte de compañía. ¿Que que se hace? Divertirse mucho, claro. Mhh... El sábado seguramente saldré en la noche ¿Que piensas? ¿Vendras?


Encontraba linda la ingenuidad de las preguntas de Saitama.

—¿De verdad? ¿Tu amo es tímido?
— no lucía como alguien tímido, pero quizá eso explicara que encontrara difícil pedirle cosas a su propio Pet.

Levanto un poco la manga izquierda de su vestido para dejar al descubierto su muñeca, en dónde llevaba un reloj de pulsera. Acercó la mano a Saitama para que pudiera ver la hora.

—Dijiste que saliste desde la mañana, así que llevas fuera algunas horas. Pero no tienes prisa en volver ¿No?
 —  se le veia tan comodo, especialmente con las galletas. Aunque no creia que la risa fuera por eso —¿A que hora vuelve él?

Era demasiado temprano aun para salir del trabajo, pero Genos decidió tomar un pequeños descanso para volver a casa. Solo se aseguraría de que todo estaba bien y volvería.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Lun Oct 03, 2016 6:08 pm

Genos le ha permitido mantenerse independiente y eso lo agradece muchísimo.

- ... Sí, Genos es muy comprensivo.

Con su situación en general, muy paciente también. Lo que igual entiende es que para ella a cada palabra que da debe resultarle de lo más extraño.

- ¿Más tiendas? Yo solo vi unas cuantas de ropa, una librería y el supermercado.

De todas las que visitó le pareció que vio suficiente como para hartarse a excepción de la librería. ¿Por qué a alguien le gustaría una tienda en específico?

- ¿Cómo cuáles?

Tal vez al no contar con su propio dinero no entiende lo que una tienda implica para divertirlo. Todo lo que pasó en las tiendas de ropa fue por mera necesidad, tanto suya como de Genos.

- Uhm... -Tenía demasiadas preguntas al respecto.

Pero divertirse haciendo qué. Le gustaría saber qué es lo que entiende ella por divertirse pues sospecha que tiene una idea diferente a lo que es la diversión. Ni pensar en lo que Genos considera divertido.

- ¿En serio podría ir también?

Le miro interesado. Le gustaría aceptar justo en ese momento pero una parte suya prefiere esperar a saber de la opinión de Genos. No sabe si tardarán mucho en su salida a la montaña o no.

- Creo que debería preguntar primero a Genos o algo así. -Se llevó un dedo a la boca, no era necesario pro quería hacerlo. Está bien que tenga libertad pero eso de salirse a la hora que sea no está bien.- Pero sí me gustaría intentarlo.

Tímido quizás no sea la palabra que busca, reservado sería lo mejor pero por la faceta de aquella noche... Tímido está bien.

- Es muy serio.

Más que él y definitivamente no se ve del tipo que va a fiestas los sábados en la noche.

Miro al reloj, aún era temprano pero más o menos la hora del almuerzo. Al estar comiendo galletas y bebiendo té si hambre se disimuló mejor.

Genos debería seguir en el trabajo así que no hay de qué preocuparse.

- Cuando el sol se pone o a veces cuando ya es de noche.

Alguna vez llego mientras preparaba la cena y otras llegaba temprano, como aquella en la que se fueron de compras.

- ¿Usted siempre llega temprano a casa?

Si acaso Genos llegara a casa no está seguro de sí podría escucharle desde allí.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Oct 04, 2016 1:57 pm

—Ah, por supuesto, te llevó a comprar ropa. ¿Eligio eso para ti?—dijo refiriendose a su atuendo, lo miró de arriba abajo esta vez enfocando su atención en la ropa que llevaba. No podía decir que luciera mal en absoluto, aunque lo que llevaba puesto le parecía demasiado sencillo. Sin duda ella podría elegir algo que le hiciera más justicia a su figura.

Pues hay tiendas muy bonitas. Del tipo al que no vas solo a conseguir algo que necesitas, si no que también puedes ir a relajarte y sentirte bien. El ambiente cuenta mucho. También podemos ir de compras alguna vez. —sonrio emocionada npor su propia idea —Y te buscaremos un atuendo muy elegante. Un traje en colores oscuros se te vería muy bien.
Ya lo estaba planeando en su mente. Algo con una corbata, o quizá una camisa con el cuello desabotonado.

—¡Pues claro! Me gustaría mucho que aceptaras mi invitación.

Pero claro, no podía decidirlo sin saber que pensaba su amo. Al menos eso si era algo que esperaría de un Pet.

—Desde luego, preguntale.—con lo que Saitama había estado. contándole, le daba la impresión de que no habría problemas. —Seria excelente que pudieras venir. Estoy segura de que vas a pasarla muy bien.

Y ya se le ocurrían muchas otras cosas a donde podía invitarlo.

Me encargaré de que llenes tu tiempo libre de cosas interesantes que hacer, así no tendrás que estar solo y encerrado

De pronto Saitama se había convertido en un proyecto, eso le daría mucho que hacer a ella y eso la alegraba.

Pues si, se le notan la seriedad solo con verlo.—dijo cuando habían vuelto a hablar de Genos.—Tal vez debería ir a presentarme con él. Así no tendrá que preocuparse de que salgas con una extraña... Bueno, falta bastante para el atardecer, así que no volverá en varias horas ¿No? Si no tienes nada más que hacer puedes quedarte aquí. Hasta podría ordenar algo de comer.

Se quedó mirando al vacío mientras pensaba en qué sería bueno pedir. Se apartó un mechón de cabello hacia atrás de la oreja y miró a Saitama.

—Pues no, depende de las cosas que tenga que hacer. Y de mi humor.A veces no llego hasta muy tarde.—por días —Y hay veces que prefiero quedarme en casa todo el día.

Se sirvió mas té y dejó la taza reposando.

Genos recorrió todo el camino de vuelta al departamento corriendo. Corrió incluso escaleras arriba. Respiraba agitado cuando sacó las llaves de su pantalón y abrió la puerta.

—¡Saitama! —se sacó los zapatos con impaciencia y recorrió cada habitación de la casa buscándolo y llamandolo.Tocó a la puerta antes de entrar al baño, pero casi no esperó respuesta antes de abirirla. De todas maneras Saitama no estaba ahí.

Trató de mantenerse tranquilo, aunque estaba siendo difícil. Bueno, le había dado una llave a Saitama, así que lo lógico era que hubiera salido. Pero ¿A donde? ¿Cuanto tiempo llevaba fuera? Un teléfono celular es lo que tendría que haberle dado. ¿Y si salía a buscarlo.? Quizá se lo encontrara por los alrededores. Jamás se hubiera imaginado que Saitama estaba a unos metros de ahí, en el departamento de al lado.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Oct 04, 2016 4:10 pm

- Eh... no, solo me dejo escoger la ropa. Todo lo elegí por mi mismo.

¿Estaba mal? A él le parecía suficiente con que fuera cómodo y fresco. Como esa pijama, esa que tal vez no se ponga en un tiempo pero muere de ganas de hacerlo.

- Relajarte y sentirte bien... ¿Cómo haces eso en una tienda?

Cuando él mismo se sentía agobiado con la constante atención por parte de los vendedores. Claro, entiende que es su trabajo pero llega a parecerle excesivo.

- Sí quiero ir, me da curiosidad todo eso de lo que habla.

A menos que se arrepienta a última hora pero eso se lo guardo para sí.

- Sé que lo tengo permitido pero quiero informarle realmente.

Que es parecido a pedirle permiso. Ignora cómo puede tomar Genos que acepte la invitación de un extraño pero ella no se ve nada sospechosa, ¿qué puede salir mal?

- No tiene porque tomarse tantas molestias por mi.

Sonrío un poco y bebió un poco más de té. Se sentía halagado por ello pero no entiende porqué alguien se tomaría una molestia así. Ni siquiera le conoce.

Siendo Genos lo único que conoce se ha acostumbrado rápido a su expresión y en parte a su actitud, por lo que de no conocerlo no sabría decir si se le nota el genio que tiene o no.

- ¿Le ha visto antes?

¿Entonces porque no se presentaron en ese momento? Humanos.

- Puedo quedarme más tiempo si gusta.

Y aquello de pedir comida puede ser otra oportunidad de oro para probar algo diferente a comida casera o en un restaurante. ¿Que será?

- Huh... ¿de que trabaja? -Ya, tuvo que preguntarlo.

Genos tiene horario pero duda que si quiere pueda quedarse en casa... bueno. Genos definitivamente no se quedaría en casa solo por capricho.

Genos.

De pronto le pareció escuchar algo del otro lado, movimiento. ¿Tan delgadas eran las paredes?

- ... ¿Escuchó eso? -No distingue una vi pero tuvo que ser en dirección del departamento.

Si el abrir y cerrar de una puerta se llega a escuchar, no quiere ni imaginarse si acaso habrá escuchado otra cosa.

Aunque no ha dado indicios de pensar algo así, para que preocuparse.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Oct 05, 2016 6:46 pm

Ah, te dejó elegir. Claro, así es más divertido, que puedas escoger que quieres usar.—aunque seguía pensando que eso podía refinarse con algo de práctica.

Alzó las cejas y abrió un poco la boca, con una pequeña y fingida mueca de estar horrorizada.

—Lo haces sonar como si fuera algo difícil de hacer.—volvió a sonreír.  —No me imagino a qué tipo de tiendas pudo haberte llevado para que digas algo así. Pude ser muy entretenido, de verdad. Te enseñaré.

Por supuesto, ella no se imaginaba que todo lo que gustaba de hacer compras él podía no encontrarlo agradable. Era algo que no se le pasaba por la mente en ese momento. Estaba determinada a que lograría que se lo pasar muy bien.

¡Perfecto! Entonces sólo tendrás que comentárselo, y te espero aquí el sábado, a las ocho. Sé puntual.

Hizo un además, agitando una mano en el aire.

Basta, no digas eso, si fuera una molestia para mi no lo haría.

Y era cierto.

Y definitivamente el Pet se veía mucho más lindo cuando sonreía.

¿A quién? ¿A tu amo? Claro. Una vez hace unos días. ¿Siempre tiene esa expresión severa? Tampoco parece de los que hablan mucho, apenas me saludó.—trató de no darle importancia, aunque esa actitud le había ofendido un poco. —Si, quédate. Comamos algo.

Levantó una mano para señalar hacia una mesita alta pegada a la pared, sobre el que había un gran vaso de cristal con flores, y en seguida un teléfono inalámbrico.

¿Podrías traerme el teléfono?

Marcó el número y pidió la comida a un restaurante que le gustaba. Era uno de esos lugares en los que se podía ordenar el platillo por número, así que se limitó a pedirlos como un tres, un siete y dos catorce.

Llegará pronto. ¿Quieres más té?

Acercó la teterita con un movimiento ceremonioso y llenó la taza.

Diseño de modas. Aunque por ahora estoy tomando un descanso de eso.

Por eso podía hacer de su horario lo que quisiera.

¿Qué cosa?— no había escuchado nada que llamara su atención, si alguien estaba haciendo ruido al otro lado de la pared en ese momento, no era lo suficiente como para que lo captara, sobre todo estando distraída con la conversación. —¿Fue la puerta? Es demasiado pronto para que llegue el de las entregas.

Genos dejó el departamento y bajó a buscar a Saitama, primero dio una vuelta al rededor del edificio, recorrió por las calles aledañas, luego siguió el mismo camino que habían tomado el día que fueron a hacer las compras. Suponía que Saitama iría por un camino que conocía. Esperaba que fuera así. Llegó hasta la cafetería en dónde habían comido aquel día. Luego fue a ver cada tienda en dónde habían estado. En la librería fue dónde se tardó más.

Al final volvió a dirigirse al departamento con la esperanza de que Saitama ya hubiera vuelto.
El breve descanso que se había tomado del trabajo se estaba convirtiendo en una ausencia más larga pero no le importaba.

Mientras tanto en ese momento llamaban a la puerta del departamento de Fubuki.

—Ponlos en la mesa.—le pidió a Saitama, señalando los paquetes que el repartidor le estaba dando. Mientras ella se encargó de pagar.

Espero que algo de esto te guste. Es muy variado y puedes elegir lo que se te antoje.

Dos de los paquetes eran grandes obentos con muchos compartimentos y mucha variedad de comida. En un predominaban los camarones tempura, vegetales capeados, anguila asada y arroz, el otro estaba lleno de distintos tipos de sushi.

—Adelante.—dijo ella después de sentarse a la mesa, y le pasó unos palillos.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Oct 06, 2016 12:54 pm

- Es que sí es un poco difícil. -Se encoge de hombros, por la manera en que le mira parece que dijo algún sacrilegio o algo similar.- ¿Me llevó a tiendas normales?

Ni idea de si las tiendas a las que ella va tienen algo de diferente a una tienda de ropa normal pero por la determinación en su rostro puede ser algo que encuentre divertido también.

- Sábado a las ocho... de la noche. -Solo para estar seguro pues en la mañana ya tiene compromiso con Genos.- Vivo a un lado, no creo que pueda llegar tarde.

¿O sí?

Su amo, su amo... no es una expresión a la que va a acostumbrarse pronto.

- Uhm... no, no siempre se ve así. -Cuando cocina tiene una cara diferente, lo mismo cuando está relajado o durmiendo, incluso cuando....- Le acompaño con la comida.

Asiente y se aclara la garganta por recordar una expresión en Genos que no debería, una que va de la mano junto a otro tono de voz.

Dejó la taza sobre la mesa y se levantó a por el teléfono. No le molestaba hacer esa clase de pequeños favores para ella así que no lo halló como una molestia.

Mientras hablaba por teléfono se comió otra galleta más y bebió lo que quedaba del té en su taza. No presto mucha atención a los números pues ella sabe lo que hace pero vaya que siente curiosidad por saber qué es lo que comerá está vez.

- Sí, por favor.

Miro que su forma de servir el té era diferente. ¿Tenía que ver con el juego de té o solo por manía? Sea lo que sea le pareció hasta bonito.

- ... ¿Diseño de modas?

Le miró extrañado. Habría pensado que ejerce cualquier cosa menos eso... bueno, en realidad ignoraba que eso fuera una profesión.

- Algo. -No puede definir del todo que pero sí pudo escuchar algo. Probablemente algo de fuera así que prefirió no prestarle más atención.

Es demasiado pronto para que llegue el de las entregas y mucho más para que Genos volviera al departamento.

- ¿Qué haces como diseñador de moda?

Ladeó la cabeza, curioso de saber un poco más acerca de ella y conversar mientras la comida llegaba.

Y para cuando la comida llego volvió a acatar si orden. Fubuki tiene más actitud de amo normal que Genos, eso es seguro.

Tomó las bolsas y las llevo a la mesa. Removió las bolsas y las dejo en La Cocina para que no les estorbara al comer.

Al abrirlos los bentos se veían bien repletos de diferentes comidas, muchas de las que no había probado aún y el aroma le atraía a probarlo pronto.

- ¿Tú puedes comerte todo esto sola?

Tomó los palillos y los partió pero estos se partieron mal, como un signo de mal augurio.

- ... vaya. -Suspira al ver sus palillos y toma un rollo de arroz primero.

Y luego otro, y otro, y un camarón, una calabaza, más anguila, más cangrejo, otros rollos más.

Todo delicioso.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Oct 06, 2016 9:08 pm

.—¿Te lo parece? Entonces ¿No te gustó ir de compras? Bueno, de todas formas cuando vayas conmigo seguro que lo encontrarás mucho más interesante... Tiendas normales..— volvió a reírse, encontrando muy divertida la manera en que lo había dicho.

Fue asintiendo lentamente mientras él repetía la hora a la que debían verse.

Claro, es obvio que no te tomará mucho tiempo llegar hasta aquí, sólo lo digo por si acaso tienes el hábito de no ser puntual. No me gusta esperar.

Mejor aclararlo de una vez, aunque no lo dijo con severidad en su voz.

¿Ah si?—no pudo disimular una sonrisa más amplia. —Si, me imagino, viviendo juntos debes tenerla oportunidad de conocer toda clase de expresiones suyas. Y él las tuyas, claro.

Si que se lo imaginaba.

¡Bien!—respondio cuando le oyó decir que iba a quedarse a comer. Su visita le había puesto de muy buen humor y quería aprovechar.

Como no se trataba del de las entregas, no le dio la menor importancia a lo que él creyó escuchar, así que simplemente siguió con la conversación. Alzó una ceja cuando preguntó acerca de su trabajo. Al principio no estaba segura de que lo preguntara en serio, pero a fin de cuentas se trataba de un Pet que había sido activad hacía poco, así que había cosas que no sabía. Claro, eso era parte de su encanto.

En pocas palabras, diseñar ropa. Accesorios, zapatos, maquillaje, estilos. ¿Te das una idea de lo que es?

Tal vez podía emostrarselo cuando volviera al trabajo.

Como había dicho, el que hacia las entregas de comida no tardó mucho, y luego de pagarle, cerrar la puerta y dirigirse a la mesa, comprobó con satisfacción que Saitama ya había comenzado a desempaquetar las cajas con comida, y que había dejado las bolsas en la cocina. Muy eficiente.

Desde luego que no, pedí todo esto porque hoy estás acompañandome.—no había forma en que se acabara todo ella sola, y tampoco esperaba que él lo hiciera, pero había pedido aquella cantidad para que tuviera de dónde elegir si una cosa no le gustaba.

Provecho.

Partió sus propios palillos, pero detuvo de elegir algo por la curiosidad de ver que comería primero él.

Y como estaba poniendo atención se dio perfecta de lo que ocurrió con los palillos de Saitama.

¿Sabes lo que eso significa? Es una terrible señal de mala suerte.

Cosa en la que ella en realidad no creía para nada. Estiró la mano para toma un rollo de salmón.

Sin duda estaba delicioso, y él se veia y que estaba disfrutándolo.

La comida que preparan ahi siempre sabe muy bien ¿Ya probaste este? —pregunto sosteniendo un rollo con pequeñas bolitas rojas y brillantes encima que resultaban ser hueva de pescado. Se lo llevó a la boca. Después y escogió otra cosa, un trozo de tofu marinado. —¿Y este?

Cuando estuvo satisfecha dejó los palillos a un lado y se pasó una servilleta sobre los labios.

Dime, sueles estar solo a la hora de la comida ¿ No es así?

Esperaba poder convencerlo de visitarla más seguido a esa hora, no le gustaba mucho eso de comer sola.

Por cierto, no te llenes tanto. Todavía falta el postre.

Tomó las dos cajitas de cartón que quedaban y que traían cada una una rebanada de pastel relleno de fresas y crema, y cubierto con más fresas y más crema.

Mas o menos en ese momento Genos había llegado al edificio y había vuelto a subir al departamento. Encontrarlo vacío todavía terminó con cualquier calma que la esperanza hubiera podido mantener, estaba ya bastante desesperado cuando bajó a hablar con el encargado del edificio que vivía en el primer piso, quien sin mucho interés le informó que ni siquiera sabía que él tenía un Pet.

Genos estuvo a punto de soltarle algunas malas palabras, pero el encargado cerró la puerta antes de que tuviera oportunidad.

Subió de nuevo por las escaleras, aunque antes de volver a su piso recorrió los pasillos de los demás e incluso subió a la azotea. Ni si quiera se topo con otros inquilinos a quienes preguntarles, pero ya estaba planea do que podría decir al empezar a tocar de puerta en puerta preguntando por él.

Era demasiado pronto para reportarlo como desaparecido, así que de momento buscarlo dependía sólo de él y no tenía la menor idea de a donde podía haberse ido.

No estaba acostumbrado a asustarse, pero estaba sintiendo auténtico miedo. Como cuando lo había perdido de vista en el centro comercial, pero aumentado por todo el tiempo que llevaba buscándolo. Le parecían horas.

Saitama podría estar en cualquier parte.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... 8, 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.