Últimos temas
» NEOARGHIA +18 (ÉLITE)
Miér Dic 12, 2018 11:12 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Miér Dic 12, 2018 6:45 pm por Arlock

» Ritsuka:.
Mar Dic 11, 2018 1:54 pm por Arlock

» La casa de té a sus órdenes
Jue Dic 06, 2018 11:12 pm por Jin Pakpao

» Fuego verde de verano (Pyralis)
Jue Dic 06, 2018 10:33 pm por Jin Pakpao

» Astherya Foro Rol [Yaoi +18] [Afiliación Normal]
Mar Dic 04, 2018 6:04 am por Invitado

» Firmas
Sáb Dic 01, 2018 3:37 pm por Lucis

» Roma Imperium (Afiliacion Normal)
Dom Nov 18, 2018 8:46 am por Invitado

» Haciendo negocios, buscando problemas
Vie Nov 16, 2018 1:29 am por Philip K. Dick


Bienvenido a casa (privado Saitama)

Página 10 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... , 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Abr 15, 2016 7:28 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Había sido un día muy largo. El departamento había atrapado a una pequeña pandilla local con una gran cantidad de droga, así que había mucho papeleo de por medio, del cual gran parte le tocó hacer a él, cosa que le disgustaba mucho, y con lo que estaban constantemente “castigándolo” en la estación.

Si, de acuerdo, él no era muy ortodoxo al hacer su trabajo, y más de una vez podía haber roto alguna regla, pero también obtenía resultados. Cosa que a sus superiores no parecía importarles en absoluto.

“Apégate al manual de procedimientos, Genos”, le repetían. Y aunque lo intentaba, la mayoría de las veces terminaba haciendo todo a su manera, y entonces, preferían tenerlo en la estación, en un escritorio, detrás de una pila de papeles.

Se talló los ojos y bostezó. Estar todo el día sentado llenando formas le había dejado dolor de cabeza.

Si al menos todos aquellos documentos sirvieran para algo, se sentiría un poco mejor de poner tanto esfuerzo en ellos. Pero la verdad era, y lo sabía que la mayoría de aquellos delincuentes saldrían pronto de prisión, y que de todas maneras no eran más que intermediaros. La droga obviamente pertenecía a la mafia, y esos no había quien les hiciera algo.

Así que a su parecer el trabajo de escritorio en la estación era inútil, así que sólo quería volver a casa, olvidarse de su frustración y dormir.

Se detuvo de pronto en mitad de la acera al escuchar un ruido fuerte muy cerca, algo metálico siendo golpeado una y otra vez, y el sonido venía de un callejón que acababa de pasar. Genos regresó sobre sus pasos y se asomó con cautela, aunque en la oscuridad no pudo ver más que sombras. Y de nuevo escuchó el ruido.

Genos sacó una pequeña linterna y la luz iluminó el estrecho espacio entre los edificios. Ahí no había nadie, o eso parecía. Aunque al escuchar el ruido otra vez en seguida comprendió que venía del basurero que estaba ahí.
Con cautela se acercó.

¿Hay alguien ahí? —como nadie le respondió, se atrevió a ir abriendo la tapa poco a poco, hasta que el haz de luz de la linterna dio contra los ojos brillantes de un gato que lo miraba desde abajo, y que al notar que la tapa había sido retirada saltó fuera del contenedor y salió corriendo hacia la calle.

Solo un simple gato atrapado. Genos miró de nuevo dentro del contenedor para asegurarse de que no había más criaturas atrapadas adentro y luego lo volvió a cerrar. Apagó la linterna, listo para irse, y luego la encendió de nuevo, extrañado por lo que creía haber visto con el rabillo del ojo cuando había dirigido la luz de la linterna hacia el fondo del callejón. Algo que parecía… No, mejor cerciorarse antes de hacer conjeturas.

Dirigió el haz de luz hacia un lado y al otro, buscando el punto exacto entre el montón de cajas y bolsas de basura. Y lo encontró. Era justo lo que creía haber visto, una mano que sobresalía debajo de un montón de desechos.
Genos la contempló unos instantes, sintiendo que se le helaba la sangre al creer que estaba contemplando el cadáver de alguien.

Se acercó con cuidado, y removió un par de bolsas de encima. Su otra mano ya estaba buscando el teléfono para llamar refuerzos. Y luego se detuvo. Genos alanzaba a ver parte del cuerpo y notaba las partes metálicas y otras de un material de color negro que sobresalían en su apariencia. Quitó una caja y más bolsas y pudo verlo con mucha más claridad.

Era un Pet.

Suspiró aliviado de que no fuera un cadáver. Sólo un Pet que parecía desactivado.

Hey. ¿Me escuchas? —le habló, pero no obtuvo respuesta.

¿Debería llevarlo a la tienda? Ahí se encargarían de él. Aunque si lo habían dejado ahí entre la basura tal vez era porque ya no funcionaba. Genos no dejaba de mirarlo, debía llevar un buen tiempo ahí, por eso estaba tan sucio. De pronto sintió tristeza por él, por terminar en un lugar así, como si no le importara a nadie.

Tenía bien sabido que los Pets eran criaturas artificiales, pero no dejaba de darle pena el estado en que se encontraba aquel.

Como si quisiera hacer algo bueno por él terminó de quitarle la basura de encima y lo apoyó sentado contra la pared.
Se quedó mirándolo de cerca, en cuclillas frente a él. A primera vista no parecía que tuviera algún desperfecto en el exterior, aparte de la suciedad.

Levantó una mano para quitarle del cabello negro algunas basuritas. Luego sacó un pañuelo e intentó limpiar una mancha en su mejilla, sobre una marca delgada que salía desde la base del ojo. Aunque al ver que no funcionaba dejó el pañuelo a un lado y uso la yema de su pulgar. Piel suave, se sentía igual que la de un humano, menos caliente, probablemente porque estaba apagado, pero no fría como la de un cadáver, así que no resultaba desagradable al tacto.

La mancha en la mejilla casi desapareció. Genos lo comprobó apartando la mano. De todas maneras una manchita menos no lo hacía verse más limpio.

Genos se levantó, dio un paso hacia atrás y lo miró como despidiéndose en silencio.

Empezó a andar hacia la calle, y miró hacia atrás de nuevo, a la solitaria figura sentada en la penumbra.

Si lo dejaba ahí tarde o temprano terminaría desmantelado probablemente. Era una pena.

Dio otro paso hacia la salida, aunque era incapaz de apartar la mirada del Pet. No parecía merecerse un final así.
Pero ¿Qué podía hacer por él? Quizá podría llevarlo a arreglar. ¿Por qué no? Parecía mejor opción que dejarlo en ese horrible lugar.

Suspiró, entre aliviado y preocupado por su propia decisión y volvió a acercarse al él. Lo levantó contra la pared y tras calcular si podía cargar con el peso, lo levantó en brazos y lo sacó de ahí.

El camino fue mucho más lento, y cuando llegó a su departamento, y tras subir las escaleras, se sintió verdaderamente agotado.

Ya en el interior dejó al Pet acomodado contra la pared de la sala mientras él iba por unos paños y un cuenco con agua tibia para limpiarlo.

Empezó con sus brazos, con el paño húmedo iba retirando el polvo y las manchas, con el seco limpiaba las partes metálicas. Pasó pacientemente la tela entre sus dedos y se encargó de limpiar cada uno de ellos. Luego le limpió el cuello hasta detrás de las orejas, y pasó la tela con suavidad sobre estas. El cabello lo dejaría para después.

Le limpió la frente, y las mejillas hasta que por fin lucieron limpias. Luego el mentón, los labios, la nariz. Limpió con mucho cuidado los párpados e incluso las pestañas que parecían tener algo de lodo seco en ellas.

Genos lo contempló, satisfecho. Se veía mucho mejor así, como si durmiera en vez de estar apagado y recién sacado de un sucio callejón.

¿Por qué te dejaron  ahí? —le preguntó volviéndose a sentir triste de pronto. No le parecía una manera digna de tratar a alguien, aunque fuera un Pet, aunque sabía bien que no todos pensaban que los Pets mejor que el de simples cosas que podían comprarse y tirarse tan fácil.

Buscaré a alguien que pueda arreglarte, te lo prometo.

Levantó los paños y el cuenco y se levantó. Un momento después volvió a arrodillarse frente a él.

A no ser que no estés descompuesto, tal vez… sólo te apagaron.

Lo miró como si el Pet fuera capaz de responder.

Y luego sus ojos se fijaron en sus labios. Quizá podía activarlo él mismo. No estaba del todo seguro de si podía, pues nunca había tenido un Pet, pero había escuchado muchas veces aquello de “un beso para activarlos”.

Podría funcionar…—musitó pensativo. —Voy a intentarlo ¿De acuerdo? —le dijo, como si el Pet apagado estuviera al tanto de la idea que acababa de pasar por su mente.

Dejó los paños y el cuenco en el suelo y se inclinó hacia el Pet. Se detuvo a unos cuantos centímetros de su rostro y dudó.

Si, aquel podía ser un procedimiento normal con los Pets, pero no dejaba de ser un gesto algo íntimo. Además, no era su Pet. ¿Qué tal si le molestaba?

Disculpa. —dijo en voz baja antes de recargar sus labios contra los del Pet. No sabía cuánto tiempo debía estar así, por lo que se quedó así unos momentos, con el rostro del Pet entre sus manos, siendo consciente de que sus labios eran bastante suaves.

Cuando finalmente se apartó lo hizo apenas unos cuantos centímetros, sin dejar de mirarlo esperando una reacción.


Última edición por Genos el Miér Jul 20, 2016 10:30 pm, editado 1 vez
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo


Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Oct 08, 2016 1:31 pm

- No es algo que haría por diversión.

No comprende cómo podría hacerlo pero le dará el beneficio de la duda.

- Oh... -Sí, bastante directa pero lo tomó bien.- Llegare a tiempo.

Viviendo a un lado nada puede salir mal.

- Sí... -Desvía la mirada, algo apenado por pensar en otra clase de expresiones.- Conoce varias.

Y ya no debería darle tanta importancia, ya pasó y afortunadamente no llegó a mayores.

- Diseñar estilos... -No le queda del todo claro pero quizá eventualmente lo entienda.- creo que sí.

Algo habrá visto en la televisión al respecto pero ese es un tema que no le llama nada la atención.

- ¿En serio?, gracias.

Miro toda la comida, en realidad si se lo propone puede dejar los platos bien limpios. No solo se veía todo bonito sino también olía delicioso.

- Buen provecho.

Saitama sabía ya lo de los palillos y asintió despacio, resignado a que tendría mala suerte.

- No es una novedad.

Aunque decidió tomárselo con humor y simplemente ignorar los palillos.

- Hmhm.

A cada uno que iba señalando lo iba probando. El de tofu no le gusto del todo así que ese no lo iba a volver a elegir, en cambio el que tenía hueva de pescado le sintió buen sabor. También probó ir mojándolos un poco en la salsa de soya.

Y aún después de que ella terminara él seguía comiendo a gusto. Hasta que se gastarán los que tenían camarones tempura o los que tenían mucho queso crema.

- Sí, Genos se va temprano en las mañanas y me quedo solo hasta que llegue.

Se limpió la boca, la comida sin duda le subió el animo.

- ¡Postre!

Bajo los palillos al ver la rebanada de pastel. Había probado ya pan dulce pero no uno con crema... a eso debía saber el pastel ¿cierto?

- Será el primero que pruebe.

Y aunque no tuviera más espacio para más, eso no iba a detenerlo de comerse esa rebanada.

Totalmente distraído con la comida y la plática, ignora completamente que Genos estuviera buscándolo y preocupado de no verlo en el departamento.

Quizá debió dejarle una nota o algo pero el estar fuera por tanto tiempo nunca lo ha ría imaginado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Sáb Oct 08, 2016 8:18 pm

¿De verdad? Umh, bueno, ya veremos. —estaba muy segura de si misma con eso, sin duda lograría que se divirtiera acompañándola.

—¡Estupendo!—junto las palmas dando un pequeño aplauso de emoción por la salida que acababan de programar. —Entonces ya está.Vendrá un auto a recogernos porque a dónde vamos está lejos.

Giró levemente la cabeza al frente y entrecerró los ojos, aunque discretamente no perdía detalle de la cara que acababa de poner Saitama por el tema de que tanto se conocían él y el policía. Por supuesto ella fingió que no tenía idea a que podía deberse esa expresión.

¿Ah si?  Entonces están muy cómodos el uno con el otro ¿Verdad? —pregunto, mirando hacia su taza de té, queriendo no lucir demasiado interesada en el tema.

No es una novedad.—repitio alzando las cejas, mirando como él usaba los palillos rotos. —¿Que clase de resignación es esa? ¿No te importa tener mala suerte?

La mayoría de la gente solía deshacerse de los palillos que se habían roto, en cambio él estaba ahí usándolos como si nada.

Bien, en  ese caso puedes venir a comer siempre que quieras. ¿Que dices?

Dejó una de las rebanadas de pastel frente a él, y apartó las manos sorprendida por la repentina muestra de entusiasmo por el postre. Tomó una de los pequeños tenedores que venían con las cajitas de los pasteles y se lo pasó.

¿El primero? ¿En serio? Pues entonces pruebalo, anda. Te va a encantar.

Genos empezó en los departamentos del último piso. No tenía autorización para hacer nada drástico como pedir a las personas que le dejaran revisar sus apartamentos (aunque ganas no le faltaban), así que tendría que conformarse con preguntar si alguien había visto a Saitama.

Hacer preguntas a la gente era parte de su trabajo así que estaba acostumbrado, pero ese día su propia preocupación lo distraía.

No se tardó tanto en preguntar a los vecinos que ya conocía, aunque algunos le hicieron comentarios de que no sabían que tenía un Pet, y que era bueno que tuviera compañía.

Genos no le daba importancia a ese tipo de comentarios, pero en ese momento no podía evitar pensar que él no había sido muy buena compañía para Saitama y por eso ahora estaba perdido.

Para cuando bajó a su propio piso estaba al borde de su paciencia y sintiéndose muy apesadumbrado. Aquello ya le estaba pareciendo una perdida de tiempo, sería mejor seguir buscándolo afuera ¿No?

Por un momento decidió que si. Pero luego miró hacia la puerta de la unica vecina que tenía. Solo la había visto una vez, pero incluso si ella no había visto a Saitama al menos podía pedirle ayuda, que si Saitama volvía mientras él estaba fuera le dijera que lo estaba buscando y que no se moviera del departamento hasta que regresara.

Así que llamó a una puerta más.

Y la mujer que vivía ahí, quien estaba demasiado cómoda degustando su propio pastel, le preguntó a su visitante si podía abrir la puerta.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Dom Oct 09, 2016 1:10 pm

¿Se irán en un auto? Será la segunda vez en uno después de haberse subido a aquel taxi con la mano de un Pet colgando como adorno.

- Uhm… ¿Cómo debería vestir?

Usualmente ya estaba en casa antes de las diez de la noche y por lo que ha visto en diferente media, se usa otra cosa además del atuendo casual de todos los días. Además de que ella se viste de manera muy diferente, incluso ahora que está en casa o que fue a hacer las compras, con esos zapatos tan incomodos.

- … Sí.

¿Sí? O sea vive con él e ignora si ese “muy cómodos” debería significar algo más o no pero no había que negar que estaba bien viviendo con Genos y de que no le gustaría cambiar de persona cuando ya se ha acostumbrado a él y Genos a Saitama.

- Si es algo contra lo que no puedo hacer algo ¿para qué molesto? Si algo va a pasar que pase.

¿Cuán mala puede ser su suerte? No puede ir tan mal después de haber tocado fondo.

- ¿De verdad? -La miró, aunque por alguna razón no se iba a sentir bien el tener que quitarle comida sin hacer nada. Justo como lo hace con Genos aunque le ayude con la limpieza del departamento.- Pero… Permítame hacer algo a cambio, lo que sea, me da cosa tomar comida así como así.

En esta ocasión porque le ayudo con las bolsas y bueno, era la primera visita.

Y e pastel, ese perfecto pastel. Suave, lo suficientemente dulce y las fresas frescas que balancean el sabor. El pan un poco mojado pero no lo suficiente para estar aguado. Perfecto.

- Me encanta. -La miró, su expresión más iluminada que cuando probó los pollitos.

Aunque tiene más afición por lo ácido o salado, este pastel dulce le gustó bastante.

- He probado helado y pan dulce pero esto es diferente.

Parecido a una combinación de ambos pero no igual. Ahora si este era un sabor, se imagina que habrá más variedades, más comida que ha de probar.

Estaba comiendo el betún que quedó en el plato con el tenedor a gusto cuando escuchó a la puerta. Se levantó a abrirla, algo curioso de saber quién podría ser.

Obviamente no se iba a imaginar que el mismo Genos iba a estar en el umbral.

¿Qué hora era? Algo habrá pasado para que llegase temprano.

- ¿Genos?

Abrió completamente la puerta. Sorprendido de verlo.

- ¿Qué pasó?

Ladea la cabeza, buscando en su cuerpo alguna señal de daño pero no vio nada. No cae en cuenta que en realidad le estaba buscando.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Dom Oct 09, 2016 7:35 pm

Lo más bonito que tengas, aunque no es una salida estrictanente formal, así que no tiene que ser algo tan elegante.

¿Si?—dejo de mirar ala taza y lo observó de lleno a él otra vez —Eso es excelente, que te lleves tan bien con tu amo. Por todo lo que me cuentas suena a que debe ser una relación bastante satisfactoria.

Por supuesto, elegía cuidadosamente las palabras que le decía.

De eso estaba hablando, absoluta resignación. Suena fatal. Por lo menos cambia de palillos ¿Como puedes estar tan cómodo comiendo con esos?

No creía en la mala suerte, pero cambiar los palillos rotos era algo de sentido común.

Soltó de nuevo una pequeña risita por la expresión que él había usado, aquello de que le daba cosa aceptar su comida.

Tranquilo, no pasa nada si lo haces. No tienes que hacer nada, pero si te sientes así podemos llegar a algún trato, ahora mismo no necesito nada en especial, pero si llega a suceder entonces recurriré a ti y podrás ayudarme ¿Que te parece?

Por donde lo viera aquella situación resultaba benéfica para ella, ofrecerle algo de comida no era ningún problema.

De hecho el solo darle comida se estaba convirtiendo en algo muy entretenido de ver. Se notaba lo mucho que le había gustado el pastel.

¿Verdad? Te lo dije. Claro, es completamente diferente al pan, este pastel tiene esa deliciosa textura humeda, y...

Justo en ese momento volvieron a llamar a la puerta, lo que le extrañó porque no estaba esperando a nadie.

¿Me harías el favor de abrir la puerta?

Y cuando Saitama la abrió, Genos se quedó pasmado frente a él, confundido. Por un instante creyó que debía tratarse de otro Pet, una enorme casualidad de que en el departamento de al lado hubiera un Pet parecido a Saitama.

Pero luego escuchó su voz, diciendo su nombre, y ese mismo momento sintió que perdía un enorme peso en el pecho que le había estado dificultando respirar hondo.

Estiró los brazos para jalar a Saitama hacia él, presionándolo contra su cuerpo en un abrazo. Si, era él. Apoyó el mentón sobre su hombro, cerró los ojos y suspiró.

Luego lo soltó.

—Lo siento...


El gesto de abrazarlo le había salido sin pensarlo. Una vez que pudo relajarse al ver que estaba bien lo siguiente era averiguar que estaba ocurriendo.

—¿Estas bien, Saitama? ¿Que haces aquí? Te... Te estaba buscando. Como no respondías el teléfono...

Se dio cuenta de pronto de lo poco razonable que eso sonaba ahora que veía que toda su preocupación había sido una reacción algo exagerada y se sintió algo avergonzado.

Y luego notó a la mujer que los miraba desde el pasillo, atrás de Saitama.

—Buenas tardes
.—saludo secamente.

Buenas tardes. Genos ¿Verdad?  —se acercó más. —Me llamo Fubuki, mucho gusto. Saitama ha sido un encanto toda la tarde, haciéndome compañía.

Genos volvió a mirar a Saitama, esperando que se lo explicara.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Lun Oct 10, 2016 7:12 pm

¿Lo más bonito que tenga? Solo es ropa, en todo caso va a ponerse lo más cómodo que tenga y que este más o menos acorde a lo que cree que ella quiere decir.

Amo con una relación satisfactoria... quizá esa oración está correcta en el 50% de su contexto.

- ¿Para qué los voy a cambiar? Aún funcionan y no me molestan.

Además aquello era todo supercherías, ya tenía mala suerte y unos palillos no iban a empeorarla.

- Me parece bien, para lo que necesite.

Prefiere sentir que se lo ha ganado a tener que tomar la comida sin haber hecho un mínimo esfuerzo.

Con el pastel pensó que cuando vea a Genos le contaría sobre todo lo que probó, aunque no se sabía el nombre de la mayoría de los rollitos. Le preguntara si acaso le gusta el pastel de fresas.

Qué coincidencia que pensando en él tocaran la puerta y fuera el mismo de quién estaban hablando hace unos momentos.

Pero lo más inusual de todo fue que Genos le abrazara de la nada. No le dio mucho tiempo de reaccionar pues le soltó rápidamente.

Lo miro confundido pues no comprende porqué iba a disculparse con él.

- ¿Qué? -¿Se había preocupado? Y a ese grados.- Estoy bien, le estoy acompañando y estaba terminando de comer.

Se hizo a un lado de la puerta para darle espacio a ella y sonrió algo apenado por la palabra 'encanto'.

- Es que cuando estaba paseando le encontré teniendo dificultades con las bolsas de la compra y me ofrecí a ayudar. -La miró de reojo, algo le indicaba que hizo algo malo por la manera en que Genos le miraba pero le sigue siendo difícil leerlo.- No pensé que viviera justo a un lado y me quede un rato. Incluso me invitó a comer.

Eso último lo respondió con una pequeña sonrisa.

- No creí que llegaras tan temprano, lo siento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Oct 11, 2016 5:46 pm

Por qué…

Bueno, por el simple hecho de estar rotos, porque podían ser incómodos de usar, pero si a él le servían y no se sentía incómodo con los palillos rotos, no tenía en realidad nada que objetar por ello. Miró hacia la pared, tratando de pensar en una buena razón, pero no la encontró, así que ya no dijo nada al respecto, aunque miraba a los palillos rotos de cuando en cuando.

De acuerdo, entonces contaré contigo por si necesito algo. Aunque hoy ya me ayudaste bastante, eres muy atento, que lindo.

Desde luego, se le ocurrían muchas cosas para las que podía pedirle ayuda en el futuro, ya que estaba siendo tan amable de ofrecerse.

Genos todavía estaba confundido mientras escuchaba lo que decía Saitama, aunque las cosas comenzaron a aclarársele cuando vio a la mujer, luego las cosas comenzaron a aclararse.

Así que la ayudaste. —le dijo a Saitama, dedicándole una pequeña sonrisa. De alguna manera se sintió orgulloso de él por mostrar tal disposición de ayudar.

Aunque por alguna razón no lograba sentirse del todo cómodo con la situación. Supuso que era por la tensión que había sentido y que aún no se disipaba del todo.

Miró a la mujer, no supo que decirle. Pensó que en realidad debía sentirse contento de que Saitama hubiera estado todo el tiempo justo ahí.

Gracias por invitarlo a comer… Disculpen si los interrumpí.

Luego de ver que todo iba perfectamente se sintió bastante tonto por su excesiva preocupación.

Todavía no termino mi turno, solo tomé un descanso. Entonces si estás bien… voy a volver a la estación ahora. Tienes tu llave ¿Verdad?

Lo miró con algo de aprensión porque iba a dejarlo ahí con una extraña, aunque fuera su vecina.

Ah. —sacó su teléfono celular y se lo entregó. —Te compraré uno, por ahora usa este cuando salgas.

Eso le daría más tranquilidad.

…Cuídate. Te veré en la noche.

Luego la miró brevemente a ella.

Me retiro. Buenas tardes.

No. No se sentía del todo bien  a pesar de ya no estar tenso de angustia.

Por una vez estuvo seguro de que exageraba un poco.

Porque Saitama estaba perfectamente, y había salido, y había hablado con alguien y podía cuidarse solo.
¿Y por qué se había acercado a una extraña?

Bueno, tal vez ya la había visto antes por el edificio. Además estaba a unos metros del departamento. Iba a estar bien.

¿Por qué no podía dejar de darle tanta importancia?

¿Y si a Saitama no le parecía bien que intentara mantenerlo vigilado, dejándole el celular para poder llamarlo cuando fuera?

Aunque él no pretendía que le dijera siempre a dónde iba, sólo quería no tener que pasar por lo que acababa de suceder. Sólo quería llamarlo y poder saber que estaba a salvo.

Pero quizá no estaba del todo bien, porque Saitama era su compañero de departamento, no su Pet.

Iba a tener que hablar de eso con él. No estaba seguro de dónde trazar un límite entre darle libertad y querer cuidar de él.

A Fubuki le pareció muy entretenida aquella breve y extraña visita.

No ha sido nada en realidad. —respondió cuando Genos le agradeció que invitara a comer a Saitama. —Quería agradecerle todo lo amable que ha sido.

Le había notado en el rostro la preocupación que lo había llevado hasta su departamento, incluso supuso que iba a pedirle al Pet que volviera a su departamento, pero simplemente se despidió y se fue.

¿Siempre es así de efusivo al saludarte? —le preguntó a Saitama cuando volvieron a quedarse solos, refiriéndose al abrazo que le había dado. —Vamos, entra, tienes que terminar tu pastel y te serviré más té.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Oct 12, 2016 6:29 pm

Como no recibió más repuesta siguió comiendo. No entiende tanto alboroto solo porque los palillos no se rompieron como deberían.

- No dude en pedírmelo lo que sea... si está a mi alcance puedo hacerlo. -Miró hacia un lado, recuerda cuando le preguntó a Genos si pensaba que era lindo.

Mientras esté en sus límites no ve un solo problema en ayudarla. Le está haciendo sentir útil, algo que su propia naturaleza le pide.

Asintió a Genos, sintiéndose mejor después de ver que le había parecido bien. No es que pensara que le iba a molestar pero no quería haberlo preocupado así.

-No te preocupes, ya casi terminaba.

No es que su aparición le quitara el hambre, para nada, ese pastel iba a seguir delicioso para cuando llegara.

- La tengo, no te preocupes.

La saco del bolsillo para enseñarle. Si no la tuviera tal vez podría quedarse con Fubuki hasta que llegue o ella lo permita.

Tomó el celular y lo miró extrañado. Si ya sabe en dónde está ¿para qué se lo daría?

Saitama solo asintió y se guardó el teléfono. Quizá si necesite uno pero Genos debe necesitar el suyo también.

- Te veo en la noche, Genos.

Se despidió de Genos y espero a que se alejara de su vista para volver q entrar y cerrar la puerta. Eso pudo ser un poco extraño pero era Genos, se preocupa por todo.

- Uhm... no, no lo es.

De hecho es la primera vez que lo abraza fuera de aquella noche. No se sintió mal, más bien fue una sorpresa.

Cuando dijo que podía continuar con el pastel volvió a su lugar de inmediato. Aún quedaba mucho de ese chantillí.

- Creo que llamó a casa y como no le conteste se preocupó.

Aunque al extremo de ir a verlo... ¿desde cuándo estuvo por ahí? Pudieron haber pasado horas, quién sabe.

- Pero dijo que me compraría un teléfono.

Se encogió de hombros y se llevó una cucharada de pastel a la boca.

- Hm. Le preguntaré si ha probado de este pastel.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Oct 20, 2016 7:32 pm

Movió la cabeza en un leve asentimiento. Por supuesto que no iba a dudar en pedirle nada.

En verdad encontraba lindo tanto interés de su parte para retribuirle.

Tranquilo, no te pediría nada que pueda estar fuera de tu alcance.

Genos estuvo listo para volver al trabajo sabiendo que Saitama estaba bien (más que bien, suponía, si estaba comiendo) y ahí mismo en el edificio, a unos pasos del departamento.

Ahora ya iba muy retrasado, se había tomado un descanso más largo de lo que esperaba que lo fuera.

Con todo lo que había que hacer, sabía que esa noche volvería tarde a casa otra vez.

No se quejaba por ello, había valido la pena. Simplemente no habría podido quedarse con la incertidumbre de no saber que pasaba hasta la hora de salida.

¿Encontraría a Saitama ya de vuelta en el departamento para cuándo volviera? No podía molestarle si no era así ¿No? Si por ejemplo elegía quedarse toda la tarde con la vecina, así no tendría que estar solo, esperándolo.
Claro que esa idea no le molestaba. Para nada.

¿Ah no? —le preguntó Fubuki a Saitama mientras hablaban de la manera en que Genos lo había saludado. —Bueno, en ese caso de verdad debe haber estado preocupado por ti. Se veía algo tenso.

Como para haberse aparecido así como así a mitad de la tarde tenía que estarlo.

¿A caso no sabía que ibas a salir? Si te dio la llave debió haberlo imaginado.

Y por todo lo que le había estado contando ella había creído que la posición de su amo respecto a darle libertad sería mucho más relajada, pero ya veía que no, si había ido a buscarlo sólo porque no le respondía el teléfono. Esperaba que eso no fuera a interferir con lo que ya habían planeado.

Sí, lo escuché. Así que cuando tengas tu propio teléfono me gustaría que me dieras tu número ¿Si?... Ah, ten. —le pasó una servilleta y se señaló a si misma el mentón con un dedo. —Tienes crema ahí… Es una pena que se fuera tan pronto, podría haberlo invitado a pasar y así le habrías mostrado el pastel para saber si lo ha probado. Bueno, ya será otra vez. También podría habernos ayudado a terminar con esta comida.

Suponía que Saitama ya había quedado satisfecho, y ella por supuesto lo estaba.

¿Quieres llevarte lo que quede?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Oct 21, 2016 6:15 pm

Aunque en algún caso en el que deba hacer algo 'fuera' de su alcance... podría hacer el intento.

Su abrazo le dejo una sensación de cosquilleo alrededor de su cuerpo, pidiendo recordar en donde fue que se apoyó y cuando peso fue. Sin duda se veía más tenso de lo normal.

- Lo estaba, pero a veces parece su estado natural.

Ya se ha habituado a verle esa expresión y los hombros tan derechos. Por ello entiende que puede que solo sea su expresión de siempre. Sin embargo hoy no, Genos parecía ser todo angustia hasta que le vio abrir a la puerta y escuchar como acabo comiendo con Fubuki.

- Si lo sabía pero creo que no se imaginó que estuviera fuera tanto tiempo. -y quien sabe desde que hora le estuvo buscando y él de lo más despreocupado.- O en donde podría estar.

Tenía razón en qué tal vez se podría haber perdido pero afortunadamente no pasó a mayores. En una situación así quizás habría recurrido a la policía, siendo Genos uno habría sido fácil encontrarlo... ¿verdad?

- ¿Huh? Claro, cuando lo tenga te dire.

Y así puede tener dos contactos, Genos y Fubuki.

Tomó la servilleta, pero primero intento quitarlo con la lengua. Era larga pero tanto, no llegó al dulce así que tuvo que usarla.

- Le preguntaré después. -Pero le da la impresión de que no o fue hace mucho tiempo.- ¿No te lo vas a acabar?

Saitama miró a la comida, si era bastante pero le parecía un desperdicio no aprovecharla.

- Huh... si no la quieres yo sí.

Sonrío, así podría dársela a probar a Genos a ver que le ha parecido. Aunque claro, después de unas horas quizás no este tan bueno.

- Lo bueno de mi es que no importa cuánto coma, no subiré de peso.

Se relame los labios, de ser un ser biológico probablemente tendría algún problema de peso por lo mismo. Glotonería.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Oct 21, 2016 8:38 pm

Ah, su estado natural. Entonces ¿Suele preocuparse muy seguido?... Eso no es bueno para la salud — no le costaría  nada creer que no era alguien se relajaba.

Saitama en cambio parecía lo contrario, estaba serio casi todo el tiempo, pero tan tranquilo y relajado.

Umh, bueno, pues si, si te saliste desde la mañana pudo haberte estado llamando durante horas... Bueno, ya podrá localizarte ahora que te dejó su celular. Y además, tú debes saber ya cómo cuidarte al andar afuera ¿No es así? — así que realmente ella no veía porqué tendría que preocuparse tanto, la mayoría de los Pets tenían un instinto básico para cuidar de sí mismos.  Quizá porque lo tenía hacía poco.

Oh, ¿Será que eres su primer Pet?

Le tomó por sorpresa la manera en que intentaba limpiarse el dulce con la lengua.

Así no…—al final se echó a reír, y le quitó la servilleta porque le había faltado un poco y ella misma le quitó la pequeña manchita blanca que le estaba molestando ver. —Ya está… No, no podría acabarme todo yo sola. Además, te ha gustado mucho ¿Verdad? Así que llévatelo para que lo puedas seguir disfrutando más tarde.

Cerró las cajas grandes, y las cajitas dónde venían los pasteles las usó para meter la basura.

¿Podrías tirar esto en la cocina? Hay un cubo ahí para la basura. Oh, y ¿Podrías poner a calentar más agua para el té? Y la comida deberías ponerla en el refrigerador para que no se eche a perder mientras estás aquí. Por qué, vas a quedarte otro rato ¿No?

Como su amo no le había dicho que volviera a su departamento no veía porque no.

Comenzó a levantarse de la mesa, y luego él hizo ese último comentario, y ella lo miró extrañada pero sonrió.

Es cierto. Por la forma en que comes tienes mucha suerte de que toda esa comida no pueda afectarte… Ahora que lo pienso, ven, ponte de pie.

Lo hizo pararse junto a la mesa y ella lo observó de arriba abajo como si lo hiciera por primera vez, incluso caminó alrededor de él, mirando todos los ángulos.

¡Ah! ¡Tu figura!

Fue a su habitación y volvió poco después con una cinta métrica.

Ven. — lo jaló hacia la sala en dónde tendrían más espacio.

La espalda derecha, hombros arriba, y levanta los brazos a los costados.

Empezó a pasar la cinta métrica alrededor de su cintura, la parte baja del abdomen, la cadera, el pecho, la espalda. Se tomó su tiempo con los brazos, además de que con eso sació su curiosidad de poder mirarlos más de cerca y pasar sus manos sobre ellos.

Lo hacía muy detalladamente y todo lo iba anotando en una libreta.

Estaba muy entretenida en ello y algo emocionada.

¡Fantástico! Definitivamente puedo trabajar con esto. Además las proporciones entre tu torso y tus brazos son muy equilibradas, y tienes una buena cintura, muy llamativa.

Le puso las manos sobre la cintura, acomodando la ropa, tratando de que de lo que hablaba se hiciera evidente, aunque seguía pensando que esa ropa no lo destacaba lo suficiente.

Creo que ya sé en que puedes ayudarme. ¿Qué te parecería ser mi modelo?

En realidad le serviría como maniquí, pero la palabra "modelo" sonaba mejor.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Oct 22, 2016 3:53 pm

- Sé lo básico pero creo que solo temía a que me perdiera y no supiera volver.

Lo cual es muy factible pero ya pasó, ahora tiene su teléfono y podrá localizarlo si vuelve a preocuparse por él. Aunque lo duda, ya vio que está bien y a salvo con ella.

- Soy el primero que vive con él.

Asiente despacio. Genos aún no sabe muchas cosas acerca de los Pet y eso en parte ha sido una bendición. Aun hay un detalle que le preocupa pero será después, por el momento no da indicios de que vaya a sufrir algo que casi todos los modelos sufren cada cierto tiempo.

Se quedó quieto, esperando a que le quitara la mancha que se resistía a él.

- Gracias. -Sonrió un poco, si era bastante comida como para una persona, especialmente ella que no parecía comer mucho.

Se acercó a la mesa para apilar las cajas y llevarlas a la cocina, deteniéndose para escucharla y pensar bien en su respuesta. No tiene nada mejor que hacer en el departamento y ella es interesante, tiene comida y te¡é, ¿por qué no?

- Sí, puedo quedarme más tiempo.

Se dispuso a llevar las cosas a la cocina para tirar y guardar y luego la miró extrañado pero aun así obedeció y se puso de pie en donde ella le indicó. Se quedo quieto, mirándola con curiosidad… ¿qué tenía de interesante? No pudo decir mucho pues ella ya había desaparecido unos segundos, dejándolo con la duda hasta que volvió con una cinta.

- ¿Qué?

Se encogió de hombros y de nuevo se dejó llevar hasta donde ella quería.

¿Pero qué le pasa? Solo suspiró y se enderezó, levantando los brazos. Solo notó como empezaba a medirlo y le dejó más confundido, aunque ella parecía haber encontrado algo de su agrado para ¿trabajar?

- … Tengo medidas promedio, ¿qué tiene?

No lo consideraba nada llamativo, especialmente porque no permite que su ropa se pegue tanto a su cuerpo por comodidad.

- ¿Eh? -Le miró las manos y luego a ella, en serio que toda persona es una caja de sorpresas.- ¿Modelo?

Levanta una ceja y luego comprende. Ella diseña ropa, ha de necesitar algo o alguien que se ponga… lo que sea que ella hiciera.

- … Uhm. -Se encoge de hombros, no sabe si eso sería bueno o malo pero decidió verlo como una oportunidad para mantenerse ocupado en algo.- Si… si crees que puedo ayudarte con eso está bien. -Sonríe algo nervioso, es demasiado repentino.- ¿Pero qué debo hacer?

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Lun Oct 24, 2016 10:04 pm

— ¿Es que sueles perderte?...Umh,  entonces es un amo primerizo, si, eso explica porque se preocupa tanto. Quizá cuando se acostumbre se relaje más. Aunque es excelente que muestre tanto interes en cuidarte. Y lo que hacías hoy, tu iniciativa de salir a conocer los alrededores evitará precisamente que te pierdas, muy listo de tu parte.

Le miró un poco más, buscando algún otro rastro de comida en su cara, pero había quedado perfectamente limpio. Sonrió muy complacida.

—No es nada... Para la comida de mañana ordenaré menor cantidad, así no sobrará tanto.

Observaba a Saitama recoger las cajas, y escucharle decir que se quedaría un rato la animó aún más.

—¡Magnifico!

Y de pronto la tarde se había vuelto aún más interesante cuando encontró en Saitama un buen material con que trabajar

Shh, quieto...—murmuro muy concentrada mientras le acomodaba la cinta métrica al rededor de uno de los muslos. —La línea de tu cuerpo es muy estética.

Terminó de medirlo y se quedó observando sus anotaciones un momento.

Ademas tu diseño tan llamativo, eres lo suficientemente atractivo.—estiro una mano hacia él y le dio un golpecito en el hombro con el bolígrafo con el que había estando escribiendo, provocando un leve tintineo metálico.—No se ven muchos Pets con tanto metal expuesto estos días. Serás un modelo excelente.

La pequeña sonrisa nerviosa que Saitama le dio como respuesta la hizo sonreír con gusto.

Bueno, por ahora solo quedare donde estás, muy quieto.—volvio a dejarlo solo y cuando volvió traía una cámara fotográfica. —Voy a tomarte algunas fotografías como referencia, así que sigue sin moverte.

Se paró frente a él y empezó a fotografiarlo.

Ahora gira un poco para que pueda tomarte fotografías de perfil.

Le hizo también quedar de espaldas, y luego el otro costado.

—Si, serán suficientes por ahora, podree empezar a diseñar algo... —estaba mirando las fotografías en la pantalla de la cámara. —Saitama, ¿El agua para el té? ¿Sabes prepararlo? ¿Podrias encargarse mientras trabajo en esto?

Volvió a sentarse y empezó a hacer más anotaciones.


Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Oct 25, 2016 6:09 pm

- Uhm... no, pero quizá solo sea despistado. -Genos solo se preocupa demasiado porque esa parece ser una reacción natural en él y no exactamente porque sea un año primerizo.- Pero quería salir para evitar precisamente esto, que de preocupara por si me pierdo.

No le salió del todo bien el plan pero al menos lo intentó.

- ¿Será diferente o la misma?

Le gusto escuchar que mañana era un hecho de que comería con ella, con suerte vuelva a comer pastel.

Aunque si eso significaba que a cambio tenía que quedarse parado para que ella hiciera quién sabe que...

- ... Me hicieron con medidas promedio y balanceado para ser agradable a la vista.

Como a cualquier Pet. Fue hecho a las medidas correctas de acuerdo a estética o función.

Miró hacia la pluma, en general piensa que la gente prefiere la imitación de piel al metal. No es tan cómodo para abrazar o recargarse como lo es otro tipo de piel.

... ¿Fotografías? Esto se estaba tornando mucho más raro.

- ¿Para que necesitas fotografías?

Aún así se quedo quieto y espero a que terminase, colocándose en cada ángulo que ella pidió. Creía que lo único que necesitaría era estar parado y ya, no que tendría que ser fotografiado para quien sabe que.

- Ah, olvide el agua.

Volvió a tomar las cajas. Tiene la duda de que podría hacer ella con sus fotos, no cree que aporte mucha inspiración.

Se regresó a la cocina a poner la basura en su lugar y encargarse de hacer el té para los dos.

¿Debería interrumpirla cuando tenía ya la tetera de regreso en la sala?

Aún le quedaban de esas galletas de mantequilla en aquel plato pequeño.

- ... ¿Le sirvo té o..?

O debería quedarse callado y esperar a que ella dijera algo.

Aunque el ver su proceso era algo interesante, como de la nada puede sacar diferentes ideas.

Y pensar que va a tener que serla de maniquí con sus ideas que podían ser algo excéntricas a su gusto.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Oct 25, 2016 9:43 pm

Ah, bueno, ya no se preocupará tanto, está resuelto ahora que llevas un teléfono contigo. ¿ Tiernes pensado salir a caminar por los alrededores mañana también?... ¿Uh? ¿ La comida? Lo más seguro es que pida algo distinto, no soy de repetir lo mismo dos dias seguidos, aunque no estoy segura, dependerá de lo que me apetezca. ¿Que te gusta comer a ti?—se dio cuenta que no era la pregunta más adecuada siendo que parecía gustarle todo por la manera en que había comido. —¿Cual es tu comida favorita?

A lo mejor podía darle gusto y ordenar algo que a él se le antojara.

Si, tus medidas no son fuera de lo común, pero lo importante es como se ve todo en conjunto, todas tus partes. Como tú mismo acabas de decir, estás hecho para ser agradable de ver, y con el diseño adecuado podemos realzar tu atractivo natural.—meneo una mano en el aire. —"Natural" es un decir, claro.

Además de para tomar las medidas y sacar fotografías, todo aquello le sirvió para saber si Saitama funcionaría para lo que quería, era muy obediente y no se quejaba, así que de momento parecía perfecto.

—Las fotos son para cuando no estés aquí y yo necesite alguna referencia de tu cuerpo mientras trabajo.


Cuando terminaron con eso y Saitama se fue a la cocina, ella empezó a hacer algunos bocetos muy básicos. Ni siquiera levanto el rostro para mirarlo cuando lo escucho preguntar sobre el té.

—Adelante, sirvelo, por favor.

Solo volvió a mirarlo unos instantes después para continuar admirando los detalles de sus brazos.

—Tus bonitos brazos van a ser un reto, pero hay que aprovecharlos al máximo, así que desde luego atuendos sin mangas... Aunque aunque podrtia hacer que te quede algún saco o una chaqueta más informal, tengo que pensarlo. Una cucharada de azúcar, porfavor... Ah, quizá una tela algo transparente para hacer notar los detalles de tu diseño.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Oct 27, 2016 6:47 pm

- Huh... Tal vez. Hoy no hice mucha limpieza así que mañana la haré. Cuando termine tal vez salga.

Si Genos le presta su teléfono otra vez le gustaría conocer una parte diferente a la que ya conoce.

- Me gustan las comidas saladas o ácidas. -Piensa en su última pregunta. No tiene mucho de donde elegir pero solo una cosa de le vino a la mente.- Papas fritas con mostaza.

Si es que a eso se le puede considerar una comida.

- Na... Ah, claro.

Porque él de natural no tiene nada.

Todo lo que ella hacia no parece tener sentido pese a la explicación que le dio. Pero que más daba, lo único que pide es que este quieto y eso es algo que puede hacer después de toda la comida que le ha dado. Y esas galletas, como olvidarlas.

Se sentó a la mesa y sirvió las dos tazas. No de la misma manera que ella pues no sabe nada de té ceremonial, pero se aseguró de no rebosar la taza.

- ¿Mis brazos?

Se acerco la taza a la boca, soplando el líquido caliente antes de beberlo.

- No creí que fueran algo interesante de ver.

Dejo su taza en la mesa para ponerle la cucharada de azúcar en la taza de Fubuki. De reojo miró los bocetos, con líneas aquí y allá, la figura humana y todo. En blanco y carboncillo, pensó que iba a tardar en llegar a una idea.

Aparentemente hay más opciones de las que pensó.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Oct 27, 2016 8:53 pm

—Ah, muy bien, pero asegurarte de terminar todo lo que tienes que hacer a tiempo para la hjora de la comida. Será  a la misma hora de hoy, aunque eres bienvenido a llegar desde antes... Salado o ácido, lo tendré en mente...

De pronto abrió mucho los ojos y alzo las cejas.

¿Papas con mostaza?—hizo una leve mueca no muy convencida de que eso pudiera saber bien —¿Que combinación es esa? Bueno, creo que para mañana dejaremos eso fuera del menú.

Había muchas otras opciones que le parecían mejor, pero eso ya lo vería al día siguiente, por eso tarde su mente ya estaba ocupada en algo mucho más interesante, dibujando camisetas ceñidas y sin mangas en su cuaderno.

¿Umh?—dejo de observar sus brazos y lo miró a los ojos con una expresión de simpatía —¿Lo dices en serio? Son realmente interesantes, apuesto a que atraen miradas en las calles.

Dejó de garabatear en la libreta un momento y tomó la tacita para probar el té.

Bastante bien. ¿Que más sabes preparar? Y, respecto a tus brazos, tal vez es porque eres nuevo y aún no estás completamente consciente de ti mismo y la manera en que otros te pero perciben.—se encogió de hombros y volvió a dibujar. Ahora que estaba inspirada no podía parar, quería tener algo listo pronto y empezar a probarlo sobre Saitama.

Al final Genos si se quedó hasta tarde en la estación para reponer el tiempo extra que se había tomado esa tarde, aunque no fuera su parte favorita del trabajo sentía la responsabilidad de no dejarlo a medias. Su vida se había visto temporalmente muy alterada por la llegada de Saitama a ella, y por días no pudo concentrarse en otra cosa que no fuera él, pero ya que la situación estaba más estable era hora de las cosas fueran normalizandose ¿No?

Al menos eso esperaba.
Cuando iba de vuelta al departamento no dejaba de pensar en si Saitama ya habría vuelto . Estaba un poco ansioso cuando llego a su piso. Mientras abría su propia puerta miro la de la vecina.

—¿Saitama?—lo llamó al entrar a su departamento.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Oct 29, 2016 5:37 pm

- Hmhm. -Asiente despacio, eso no debería tomarle mucho tiempo así que para mañana mas o menos ha de estar en su puerta a esa hora.

No se va a perder la oportunidad de probar más cosas a cambio de quedarse parado como un pasmarote.

- ¿Qué tienen de malo? Saben bien… igual con salsa de tomate y sal.

Se encoge de hombros, si no fuera normal no le habrían dejado mostaza como condimento en primer lugar, ¿no? No haya posible que a alguien no le pudiera gustar algo así.

- Eh… no sé, no siento que me miren más de la cuenta.

Ni siquiera Genos, ni cuando estaban… bueno, Genos siempre fue respetuoso así que no hay manera de que alguna vez se le haya quedando viendo. A menos que no se haya dado cuenta antes, usualmente está muy desapegado de lo que sucede alrededor como para preocuparse de qué miran los demás.

- Té, jugo, arroz, huevo, fideos, vegetales hervidos… Udon, katsudon, okonomiyaki, tostada francesa… eh, algunas comidas más pero no me quedan tan bien.

No cuando en la televisión no te deja apuntar todo con tiempo o no encuentras los ingredientes correctos.

- Hm… es que no me interesa a manera en la que me perciben.

¿Por qué iba a importarle como le ven los demás? No es como otros Pet que están conscientes de que deben verse bien o incluso agradar a su amo. Él por razones obvias no se preocupa por lo último,

Después de eso, en la mayoría del tiempo no hablaron mucho. Saitama siguió comiendo y bebiendo té, mirando lo que ella dibujaba pero no estaba seguro de qué pensar.

¿De verdad le hará probarse cosas así?

Después de cierta hora decidió que era tiempo de volver a casa. Desea mínimo darse un buen baño y empezar a hacer la cena para cuando Genos llegara, las sobras de comida que se llevó de casa de Fubuki las comería después ya que se llenó con las galletas en la tarde.

Le estaba haciendo algo de ramen con pollo y vegetales, suficiente para el día siguiente. Olía bien, tiene que admitirlo.

- ¡Aqui estoy!

Le avisa cuando escuchó la puerta abrirse y seguido de su nombre.

Bajó la flama de la estufa y se asomó por la cocina, miró al reloj. Era un poco más tarde de lo habitual pero no lo cuestionó.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Lun Oct 31, 2016 5:50 pm

Ugh, no. No me imagino como podrían saber bien así. Con salsa de tomate es algo más común, eso creo, nunca las he probado con mostaza.—y sinceramente no se le antojaba para nada.—Ya veo que tienes algunos gustos excéntricos.

Aunque eso lo hacía más interesante, aunque comiera cosas que sonaban tan mal como papas con mostaza. Vaya ocurrencia.

También algunas de las cosas que decía le parecían peculiares. Bueno, ella no creía que al ir por la calle su apariencia no atrajera al menos un par de miradas curiosas.

—Estoy segura de que te miran, lo notes o no. Es imposible que no atraigas la atención, en cuanto te vi en la calle no pude mirar a ninguna otra parte.


Escuchó con interés la lista de cosas que Saitama podía preparar. A lo mejor no sería necesario ordenar algo a la hora de la comida al día siguiente.

¿Que tal si mañana me dejas ver qué tan bien cocinas? Tengo ingredientes suficientes, podrías preparar algo... Si tu quieres, por supuesto.

Le sonaba interesante probar lo que el pudiera cocinar.

—Tu cocinas para tu amo ¿Verdad?


Si hacía comida para él, entonces debía ser seguro que ella la probara.

Dio otro sorbito al té y volvió a dejar la taza en la mesa para continuar con su trabajo. Los ojos le brillaron de pronto.

Asi que no te interesa  cómo te ven los demás. Eso me suena a mucha confianza en ti mismo y es excelente.— para lo que ella lo quería le servía más si no tenía que lidiar con timideces e inseguridades.

Al final se enfrascó tanto en lo que estaba diseñando que la conversación con Saitama se fue apagando poco a poco, y luego él decidió volver a su departamento, y ella lo despidió, sin dejar de recordarle varias veces que lo esperaba al día siguiente.

Y asegurate de descansar bien esta noche, sin demasiadas... distracciones, porque mañana tendremos un dia ocupado.—le dijo antes de cerrar la puerta y volver a su trabajo.

Genos se estaba quitando los zapatos cuando escuchó la voz de Saitama respondiéndole. De inmediato una sonrisa se esbozó en sus labios sin notarlo.

Ahí estaba. La leve pero continua sensación de preocupación que había tenido toda la tarde al pensar en que Saitama podía no haber vuelto para cuando llegara, se desvaneció por completo.

Hola.—camino hasta la cocina mientras se sacaba la gorra y se aflojaba la corbata.—¿Como te fue?

Se quedó parado en la puerta de la cocina mirándolo como si Saitama acabara de volver de una aventura que él tenía ganas de escuchar.

—Eso huele muy bien ¿Que estás preparando? ¿En que te ayudo
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Nov 03, 2016 10:03 pm

Saitama solo suspiro en silencio, entiende que no a todos les puede gustar lo mismo pero en su opinión, ella puede cambiar de parecer si las probara.

- ... Quizá me ven porque no están acostumbrados a ver a un Pet así.

Y él mismo miraría con interés a otro let que fuera similar. Hasta ahora no cree que haya muchos como él, especialmente en la calle pues era un Pet de trabajo y no uno de sala como esos que están hechos de materiales más delicados para verse más realistas.

- ¿Quiere que cocine?

No pensaba que su comida fuera tan buena pero si ella deseaba probarlo entonces no podía negarse. Aunque desconoce qué clase de ingredientes y sartenes tiene, ya lo dejara todo a la improvisación.

- En el desayuno y la cena pero a veces cocinamos juntos... o Genos decide que quiere cocinar solo y hace para los dos.

Y lo hace aunque Genos no se lo pidiera.

- Hm... no estoy seguro de que sea confianza.

Se rasca el mentón pensando en ello. En general no se tiene en una estima alta y simplemente su alrededor le es indiferente. No porque se sienta más o ellos sean menos.

Cuando se despidió de ella solo asintió despacio. ¿En que más iba a distraerse esa noche? Quizá a limpiar un poco, hacer la cena y si acaso conversar un poco más con Genos. Claro, un baño pero no va a tardarse las horas solo por eso.

No habría problema, iba a dormir perfectamente.

- Bien, ella es... interesante. ¿A ti?

Espera que bien, ya le hizo pasar por tanto estrés en la tarde cuando no le encontraba.

Cuando llegó estaba preparando un sándwich a Genos, uno con tres tapas y dos tipos de jamón. Experimentó con gratinar el queso, ponerle hierbas y ahora que llegó estaba calentando mantequilla en la sartén para dorar el pan. Otra cosa útil que encontró en ese libro de cocina.

- Un sándwich. -Puso un plato cerca y lo volteó con ayuda de una espátula para que se dorara el otro lado.- En nada, ya terminé. Es para ti... si tienes hambre.

Le miró un momento, le es difícil pensar que la gente percibe a Genos como si fuera su amo. Ahora que le conoce no le parece que sea alguien que quisiera o necesitará un Pet.

Apagó la sartén y puso el sándwich en el plato. Se veía bonito pero estaba muy lleno de comer todo el sushi que había sobrado.

- Si no te gusta algo dime, es la primera vez que intento algo así.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Nov 04, 2016 9:45 pm

—¡Pues claro! No eres un tipo de Pet tan común.—dijo con entusiasmo autentico. —Por eso es seguro que te miran, no solo eres agradable a la vista, imagino que para quienes solo están acostumbrados a ver Pets con piel en todo el cuerpo debes ser muy impresionante de ver, no se te puede ignorar, aunque eso a ti no te importe.

Meneó la cabeza para asentir.

—Si, quiero saber que tan bueno eres cocinando. Dejaré que prepares lo que sea que se te antoje, pero trata de lucirte ¿Si?... De verdad llevan una relación de compañeros tú y el policía, compartiendo las tareas de esa manera.

Dejó de dibujar y apoyó el mentón sobre el dorso de la mano mientras lo observaba.

—¿Ah no? Si no es confianza entonces ¿Que es?


No tenía la seguridad de que esa noche Saitama fuera a hacer algo más que dormir, pero en parte lo había dicho para su propia diversión. En realidad aquel escandalo que había escuchado había sido una sola noche.

Interesante...—Genos miró a Saitama esperando que dijera algo más acerca de como había estado su tarde, pero al parecer podía resumirlo en una sola palabra, lo que a él no le dejaba satisfecho. Además, después del día que había tenido sentía muchas ganas de hablar con él y escucharlo.

Bien, me fue bien, mucho trabajo. —se dio cuenta que él mismo no se explayaba tanto en sus respuestas. —¿Sabes? Tal vez la próxima semana vuelva a hacer rondas en las calles.

Si todo salía bien sería así. Resultaba curioso que de pronto el contárselo a Saitama hiciera que de sintiera más entusiasmado al respecto. No estaba acostumbrado a compartir lo que le sucedía durante el día,  era algo muy nuevo para él, pero no le desagradaba.

—Se ve delicioso.—dijo mirando el sándwich en el sartén, el olor de la mantequilla resultaba muy incitante. —Si, tengo hambre.—admitio observando entretenido como lo pasaba del sartén al plato. —Seguro que me gustará, huele increíble.

Tomó el plato.

—Ah... ¿Tu no vas a cenar?
— solo había hecho un solo sándwich.—¿Comiste mucho en la tarde?...¿Quieres acompañarme mientras como?—pregunto cuando se dirigía a la mesa. —Entonces ¿Tuviste una tarde divertida? ¿Ella es amable? ¿Te trató bien?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Nov 05, 2016 10:17 pm

Le pareció que exagero con aquello de su apariencia. No pensó que fuera para tanto el verse tan diferente a otros Pet... los que pensaba que eran mucho más bonitos que él al ser diseñados especialmente para eso.

- Lucirme... -Eso añade algo de peso extra en tener que cocinar para ella en un lugar nuevo e ingredientes diferentes... bueno, si lo ve como un reto entonces puede ser interesante.

Por el comentario de parecer compañeros de verdad lo dejó así. Entiende que debe ser extraño llevar una relación así de verdad, por lo que dejará que el tiempo haga su trabajo con ella hasta que se de cuenta de que va en serio. No tienen una relación cotidiana y la que uno se espera.

- Es... saber ignorar al mundo que me rodea.

Y eso lo dijo como si fuera una pregunta. Pero de lo que sí está seguro es que aquello no es confianza o tener alta estima.

Y de todo lo que había pasado con ella lo pudo resumir como interesante, por no decir raro para que no sonara tan mal.

- Muy diferente.

Pero claro, solo conoce a Genos y no esperaba que todo el resto del mundo sea igual que él.

- ¿Por fin? Suena a que te tenían encerrado en el edificio.

Para Genos que parece ser alguien bastante activo, el quedarse a hacer tareas manuales debía ser una tortura.

- Espero que sí, tuve que improvisar un poco pero la idea es que tuviera mantequilla.

Miró orgulloso el platillo. Se veía bastante bonito con lo dorado que estaba... aunque quizás era mucha grasa para Genos.

- Comí mucho en la tarde y hace rato. -Se aseguró de servir dos tazas de té y siguió a Genos a la mesa.- Ella es amable, pidió mucho sushi para el almuerzo y probé un pastel de fresa muy rico. -Se sentó y sonrío. Recordando su dulce sabor.- Ella es amable... -Y algo mandona.- Tiene un juego de té muy bonito y es algo rara también. -Bebió un poco de té, recordando las fotos que le tomó.- Ella es diseñadora de modas y me pidió ser su modelo pero hasta donde entendí creo que solo quiere que me pare como idiota y que me quite o ponga la ropa.

La que ella considera que se le vería bien al menos. O solo para asegurarse que la costura está bien.

Para un trabajo así quizás le convendría mejor un Pet con piel.

- Suena tonto, ¿no crees? Mañana me invitó a almorzar otra vez y... ah. -De su bolsillo tomó el teléfono de Genos y lo dejó sobre la mesa.- Aquí está.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Dom Nov 06, 2016 11:55 pm

—Asi es, impresioname con lo que sabes hacer en la cocina.

Quizá estaba subiendo mucho las expectativas aunque tampoco era tan melindrosa para comer como podía llegar a parece. Aunque trazaba sus limites con cosas que parecían tan descabelladas como la mostaza en las papas.

¡Ah! Entonces es indiferencia, entiendo.—dijo como si la idea la divirtiera. —Esa es una muy interesante actitud para un Pet. Aunque no eres indiferente del todo, ya que te acercarse a ofrecerme ayuda sin que te lo pidiera primero. Por otra parte, si vas a estar ignorando lo que te rodea podrías perderte de cosas interesantes. ¿Sabes, Saitama? La curiosidad es más productiva que la apatía.

Genos estaba lleno de preguntas acerca de lo que había sucedido esa tarde, aunque no quería y presionarlo y pedirle todos los detalles de una vez.

De momento sabía que la experiencia había sido algo "diferente". Diferente a lo que Saitama estaba acostumbrado con él, en ese departamento, lo que realmente podía significar cualquier cosa.

Aunque a Saitama lo había visto contento esa tarde al ir a buscarlo, así que debía haber sido algo bueno.

Si.—contesto con una pequeña sonrisa al contarle sobre su buena noticia del trabajo. —En realidad si me siento encerrado estando todo el día ahí dentro.Me resulta más pesado que hacer un trabajo físico en el exterior. Lo que hago ahora no me parece que tenga ninguna utilidad, así que sólo he estado perdiendo el tiempo.

Suspiro.

Pero pensar en que eso se acabaría pronto le alegraba,así que estaba de buen humor, aunque no era solo por eso, en ese momento se sentía muy bien estar en casa.

Miró el sándwich impresionado por su apariencia, el pan dorado se veía realmente apetitoso.

—Muchas gracias.—y lo decía con toda la gratitud que le era posible expresarle.—¿Es una receta que viste en la televisión?

Caminó hacia la mesa prestando atención a lo que le contaba Saitama. Se sentó, le dio un mordisco al sándwich, y tuvo que masticar muy despacio porque sabía tan bien como se veía y quería tomarse su tiempo para saborearlo.

Asintió mientras le escuchaba decir que el juego de té de la vecina era bonito. Se atragantó cuando llegó a la parte de quitarse la ropa.

Empezó a toser y tuvo que tomar té para el bocado pudiera pasarle por la garganta. Carraspeo antes de poder volver a hablar.

—¿¡Que!? Te... ¿Te pidió eso? ¿Que te desvistieras?


Casi no escuchó la parte de que era diseñadora de modas, estaba demasiado alarmado preocupándose de que alguien pudiera aprovecharse de Saitama. No debería haberse confiado y dejar a Saitama con una desconocida.

¿Vas a ir mañana también?... Saitama...—en sus ojos se reflejaba la inquietud que le causaba toda esa situación, solo los apartó del rostro de Saitama un momento para mirar su teléfono que ahora estaba sobre la mesa.

—No, eso.... Quedatelo, aún no conseguí uno para ti, y podrías necesitarlo y...

Tenia los puños apretados sobre la mesa y al darse cuenta los relajó, y respiró profundamente.

Lo siento... Saitama, si no quieres llevarlo contigo cuando salgas está bien, tu no tienes que avisarme siempre en donde estás, creo que me sobrepase con eso. Me siento responsable por tu seguridad, pero tú eres libre de hacer lo que quieras, así que si te parece que me estoy sobrepasando puedes decírmelo, no quiero hacer eso... Pero, me preocupa lo que pretende esa mujer.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Nov 08, 2016 4:24 pm

Si tenía que impresionarla entonces no estaba demás que hoy le diera una hojeada al libro o experimentar con la cena de Genos antes de probar algo nuevo.

- ... Pero me acerqué porque pensé que necesitabas ayuda. -No porque le importase realmente, lo hizo para sentirse bien consigo mismo y al final resultó la mejor idea que ha tenido desde que despertó.

Curiosidad... dicen que la curiosidad mató al gato. Pero quizá pueda hallar algo bueno en eso pero primero tiene que empezar a ser más consciente de lo que le rodea y no ser tan desinteresado todo el tiempo.

- ¿Por eso regresas temprano?

Salvo hoy y se imagina porqué.

- Así es.

Asiente, orgulloso de su logro, el cual probablemente no llegue a probar pues estaba bastante lleno de rollos de la tarde.

En la mesa le miraba atentamente para saber cuál era la primera impresión del sándwich.

- ... ¿Genos?

Levantó una ceja y se inclinó hacia él, pensando en que se le había atorado algo en la garganta. Todo ajeno a lo que le acababa de platicar tan quitado de la pena.

- Oh... eso. -Suspiró y regreso a su lugar más tranquilo.- Bueno, aún no me lo ha pedido pero creo que lo hará. O sea, si quiere probarme la ropa que ella quiera eventualmente me voy a tener que estar vistiendo y desvistiendo. Diseñadora de modas, ¿recuerdas?

Aún así no le parecía que fuera para tanto.

- Vamos, Genos. -Se reclina y ladea la cabeza, no entiende qué le altera tanto.- Como si fuera a ver algo que no es normal. Ya sabes que tengo todo en su lugar.

Sí, hablaba físicamente. En su cabeza por otro lado... las cosas seguían enigmáticas.

- ... ¿Estás seguro?

No tenía problema en llevarlo pero ahora que Genos sabe dónde va a estar y con quién le parece que le sería más útil si él lo llevase para cualquier emergencia.

- Uhm... -Apoys el mentón sobre su mano y parpadea despacio. Genos es el enigma aquí.- Genos... solo relájate, ¿si?

Le sonrió un poco. Por ahora se siente el único que puede verlo de esta manera.

- Piensas demasiado. -Bajó la mirada al sándwich, el queso derretido le había quedado bastante bien y aún veía algo de vapor emanar de él.- Y... se va a enfriar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Nov 09, 2016 9:15 pm

—Si, claro, pero pudiste haberme ignorado y no lo hiciste, por la razón que sea te interesaste al verme tener problemas con las bolsa, así que no eres del todo indiferente. Además, todo resultó todo muy bien para los dos gracias a que prestaste atención mientras caminabas por la calle.

Que le ayudara con las bolsas, compañía, y además ideas para diseños nuevos, a ella le había ido muy bien.

—Y pensar que has estado a unos metros, en el departamento de al lado, un tesoro como tú.

No podía dejar de considerarlo un encuentro muy afortunado.

—No, es por que estás aquí. Prefiero volver pronto para asegurarme de que te encuentras bien, por ser tus primeros días aquí... Pero creo que ya no es necesario que lo haga, te has adaptado muy bien.

Sabía arreglárselas muy bien en su ausencia, y lo que había sucedido ese día le hacía darse cuenta de que era lo bastante independiente.

—... Es... Estoy bien... No te preocupes
.—tomo un respiro luego de casi ahogarse con un pedazo de sándwich. En ese momento eso era lo que menos le interesaba, quería saber más sobre que era lo que quería de Saitama aquella mujer.

La explicación que le dio entonces le sonó más razonable, especialmente porque hizo énfasis en lo del diseño de modas, tenía lógica que tuviera que ir y probarse ropa. Pero de todas maneras ¿Por que tenía que hacerlo Saitama? ¿Como le pedía algho así a alguien a quien había conocido en la calle? No le quedaban del todo claras las intenciones de la vecina.

—... Entiendo.—Saitama en cambio parecía muy tranquilo al respecto. —Saitama ¿A ti te parece bien ayudarla con eso? ¿Tu quieres hacerlo? ¿Confias en ella?

Y de golpe se le enrojeció el rostro por el comentario acerca del cuerpo de Saitama. Si, ya sabía que tenía todo lo que debía tener, pero no quería tener que pensar en ello en ese momento.

—...Lo que me preocupa es que se aprovechen de tu amabilidad, no tienes que hacer todo lo que otros te piden, lo sabes ¿Verdad?


Asintió.

—Si, quedate el telefono por ahora, perdona que no te trajera el tuyo hoy.— luego de que se le hiciera tarde había tenido prisa en regresar a verlo. —Yo tengo un teléfono en el escritorio, así que no me hara falta en estos días.

Guardó silencio al verlo sonreír. Ese gesto de pronto le quitaba peso a sus inquietudes.

—... Si, disculpa, no debí alterarme
.—siguio la mirada de Saitama hasta su sándwich. Con aquella conmoción el hambre se le había quitado, pero le habia gustado mucho así que iba a terminarlo. Iba a tomar otro bocado, pero se detuvo.

—¿Quieres? Esta delicioso.
—en realidad no le gustaba mucho comer solo cuando estaba en compañía de otros, aunque si no había insistido en que cenara era porque le había dicho que había comido mucho antes.—Entonces, ¿Disfrutaste la comida? Sushi ¿Verdad? ¿Que te pareció?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Nov 10, 2016 8:32 pm

En realidad le era indiferente si estaba pasando problemas con las bolsas, lo único que le impulsó a ir a ayudarla fue el hecho de saber que iba a sentirse mal consigo mismo si no hacia algo. Además de que era un pequeño paso para comenzar a hacer todo por su cuenta.

- Tesoro.

La palabra tiene demasiado peso para considerarse algo como eso.

- Oh... no sabia.

Por él se ha tomado tantas molestias que no es una sorpresa que lo haya hecho por él.

- Lo siento, creo que has hecho muchos cambios desde que llegué aquí.

De horario, espacio, comida... monetaria ni qué decir.

Aunque le dijera que estaba bien algo no le daba tan buena espina pero prefirió dejarlo. Cuando Genos desee expresar su molestia lo escuchara atentamente.

No le pareció que Fubuki le haya causado tal preocupación.

- Eh. -Se encoge de hombros.- ¿Porqué no? Me está dando la oportunidad de probar algo nuevo y... -Le hace sentir útil.- Hasta ahora no ha hecho nada por lo que deba desconfiar.

Aunque quizá por el trabajo de Genos él pueda ver las cosas desde diferentes perspectivas y escenarios. Pero viviendo a un lado de ella duda que intente algo raro, no parece de ese tipo de personas.

- Lo sé, Genos. -Asiente despacio, consciente de cueros límites.- Y sé a lo que no debo acceder.

Está bien que sea despistado pero no es bruto.

- ¿Seguro? Estaré aquí a lado.

No planea salir del todo sabiendo que Fubuki le espera temprano en la tarde para el almuerzo y quizá para algunas galletas.

- Está bien. -Ya está acostumbrado a su actitud.- Huh... -Estaba muy lleno pero se le antojaba probarlo.- Un pedazo nada más.

Se levanto de su asiento y se inclinó hacia él, sobre la mesa. Acercándose a tomar un bocado del sándwich.

Sí, totalmente delicioso y perfecto.

- Ahm... estaba muy buena la comida.

Se sentó de nuevo y se relamió la mantequilla de los labios.

- El sushi sabía bien, probé varios y... también pidió un pastel de crema con fresas y estaba rico. Antes en la tarde me dio té y unas galletas de mantequilla.

Sonríe, en verdad espera volver a comer esas galletas.

- Ah, mañana ella me pidió cocinar y el sábado me invitó a salir a conocer la ciudad... ¿está bien?

Siendo Genos el dueño de la casa prefiere pedir el permiso para llegar a cierta hora pasada la noche.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 10 de 11. Precedente  1, 2, 3 ... , 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.