Últimos temas
» Té de color del oro (Anubis)
Miér Jul 18, 2018 7:43 pm por Jin Pakpao

» Firmas
Dom Jul 15, 2018 7:58 pm por Leon

» Deathless Love (Rol Yaoi) Afi.Élite
Jue Jul 12, 2018 7:28 am por Invitado

» Omegaverse World ROL YAOI [Afiliación élite - Cambio de botón]
Miér Jul 11, 2018 7:41 am por Invitado

» —Edvin, el impostor.
Mar Jul 10, 2018 4:51 pm por Arlock

» Guía para principiantes
Lun Jul 02, 2018 6:16 pm por Arlock

» Chrysantheme circus [Cambio boton]
Sáb Jun 30, 2018 11:28 pm por Invitado

» -Construcción.-
Sáb Jun 30, 2018 2:24 pm por Arlyn B. Baethan

» I'll catch you, shooting star☆
Lun Jun 25, 2018 9:08 pm por Howl Pendragon


Sirlen Drago

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sirlen Drago

Mensaje por Sirlen Drago el Vie Jun 19, 2015 1:59 am

Apodo: La perra de hielo

Nombre/Apellidos: Sirlen Drago

• Edad: 18 años aparentes

• Raza: Dragón

• Nacionalidad: No tiene aunque nació en lo que ahora es el Ártico

• Fertilidad: Fértil

• Pet: ---

• Profesión: Investigador titular de la PS

• C. Sexual: Uke

{D E S C R I P C I O N E S}

• D. Física: Mide 1.72 y pesa 78 kg tiene una constitución fuerte y regia  que le da una apariencia atlética, su espalda es ancha y musculosa aunque debido a la soltura de la ropa no sea tan notorio haciéndole ver un tanto aniñado. Sus facciones son sumamente estéticas con un ligero toque de andrógino, tiene los pómulos altos, la frente amplia, la nariz ligeramente respingada y sus labios son carnosos, se curvan con suma facilidad.

Tiene unas cejas rectas de tamaño medio,  ligeramente curvas hacia las cienes,  sus espesas  y largas pestañas enmarcan unos hermosos y enigmáticos ojos de un brillante color azul glaciar, su cabello rubio como el oro  tiene algunos bucles definidos y un pequeño copete le cubre la frente.

Sus manos son sumamente estilizadas y delicadas, tiene la piel blanca muy suave al tacto sin una sola imperfección, los únicos lunar que tiene están en su cadera y en su brazo derecho. Sus piernas son largas y fuertes, tiene una cintura esbelta y bien formada.

• D. Psicológica:
Posee una personalidad compleja y voluble. La mayor parte del tiempo vive aparentemente en una anestesia afectiva,  no siente culpa y por lo tanto no sufre por sus acciones ni se cuestiona por las mismas para él son algo simplemente necesario, el fin siempre justifica los medios. El dolor que pueda causar a terceros le es completamente ajeno y en muchas ocasiones sus sentimientos, tanto propios como ajenos, le resultan extraños.

Eso no quiere decir que no “sienta” solo que su sentir no alcanza a los demás, es una criatura demasiado centrada en sus propias necesidades y dominada por sus instintos,  es por eso que puede manipular fácilmente a los demás porque piensa con la cabeza fría en relación a los otros solo fijando su objetivo, puede sentir dolor, coraje, angustia, deseo o incluso llorar cuando las cosas no vayan saliendo de acuerdo a su plan. El único  motor de búsqueda en su vida son sus propios intereses y si es necesario para lograr su cometido se mostrara sumamente sensitivo.

Es muy capaz de cometer horribles atrocidades para satisfacer su instinto agresivo y devastador, obtiene un placer enfermizo que ni el sexo supera. Cualquier estrategia es validad para llegar a su máximo placer que es anular la voluntad de los demás para explotarlo, aunque también adora atacar y demostrar su superioridad.

Su proceder es ligeramente como el de un niño que está descubriendo cómo funciona el mundo que le rodea. Las cosas que le interesan debe de disecarlas y saber cómo funcionan aun así para ello termina rompiéndolas en miles de pedazos, para él es un juego. Disfruta tentando a los que le rodean y guiándoles por el camino que él eligió pero haciéndoles creer lo contrario, dependiendo de su humor es la crudeza del camino.

Es una persona que tiene una presencia imponente y fría, posee un encanto superficial que le hace notar siempre a donde quiera que vaya, un deje de arrogancia hace más intenso esto último. Se trata de alguien muy culto que disfruta de los placeres de la buena vida siempre intentando llegar un poco más lejos, para él la ciencia y las artes en general son los dos pilares fundamentales de su vida. No soporta la estupidez y lo hace saber de forma mordaz e hiriente, es de las pocas veces que deja aflorar su verdadera personalidad sin ocultarse detrás de sus caretas.

Amante de la belleza suele actuar para crearla, todo lo que hace debe involucrarla, se dice así mismo que es un creador no un destructor y que la muerte es una forma de purificación y comunión con la divinidad que las personas llevan dentro. Sin bien el proceso es sucio el final es el que importa, la carne es tosca pero el espíritu no. Tiene un fetiche importante con la sangre y la carne, bebe la sangre de aquellos que han caído en sus garras y en más de una ocasión se mostró necrófago. Ama probar todo tipo de carne, legal o ilegal, si llega a matar a alguien buscara hacerse con un pedacito de su carne porque  es su forma de entrar en comunión con su víctima y evitar a sus fantasmas – Tiende a ser un poco supersticioso cuando ha caído completamente  –  además de usar su fuerza como propia.

Es un amante de la soledad por lo que necesita pasar largos periodos a solas, tanto como le sea posible en realidad. No discrimina a la sociedad pero si se siente asqueado de la masa social, las masas lo confunden porque tienen características más animales e irracionales que las personas en concreto, no se puede adelantar a las masas ni llegar a darse si quiera una idea lo bastante aceptable de su reacción por lo mismo trata de evitarlas.

Sumamente metódico y ordenado en su trabajo, no así en su vida cotidiana donde se muestra un tanto más creativo e incluso desordenado. Todo tiene que tener un orden, un lugar y un tiempo incluso el mismo caos. Planea muy bien todos sus movimientos y no deja prácticamente nada al azar, una vez que tiene algo en mente es imposible hacerlo desistir, no tanto porque sea terco sino porque simplemente no pude dejar ir las cosas sin sentir que su mundo se desmorona.

• Historia:
Los Sireniki, una tribu inuit que habita en el estrecho de Bering, cuenta una vieja leyenda que se ha venido trasmitiendo de generación en generación. Existen unas criaturas de apariencia grotesca que se bambolean en lo alto de los glaciares cuando el invierno comienza o finaliza, su avistamiento siempre trae consigo la marca de la muerte puesto que estas enormes bestias rugen en su coto de caza y no hay ni bestia ni humano que las detenga de su cacería. Cuando los gritos han menguado se les escucha comer, grandes bocados que destrozan los huesos de sus víctimas convirtiéndolos en astillas que salpican el hielo. Solo se atreven a salir una vez que han transcurrido una semana, pues se dice que las bestias reposan en sus cavernas tras el gran festín, y lo que encuentran son los restos de ballenas, osos e incluso hasta partes humanas desperdigadas entre el hielo. Saben que son reales pues en más de una ocasión se han llegado a encontrar con partes de aquellos seres.

Los que han visto sus rostros se ven sumergidos en una oscura vorágine de creciente locura, ninguno de ellos ha vivido más de unos cuantos meses tras el encuentro y prefieren acabar con sus vidas que seguir sufriendo aquellos delirios. A los niños pequeños se les dice que no deben mencionar más de siete veces su nombre pues de lo contrario aquellas criaturas sabrán donde estás sincronizando sus sentidos con el pulsar de tu corazón y buscaran devorarte pues odian ese sonido. Alrededor de estos extraños seres giran innumerables leyendas cada una más infame que la anterior pero lo único cierto que pese a poseer un apetito feroz no terminan con sus víctimas sino que solo parecen gustarles mordisquear y dejar. Los Sireniki les llaman Norskro y su nombre está vetado para los extranjeros pues dice que causa mala suerte.

Claro está que ellos se refieren a si mismo de otra forma pero con el pasar de los años su nombre se quedó sepultado bajo el hielo de los polos aunque la verdadera razón es que no suelen tener una unidad como especie. Una parte morbosa de sí mismo disfruta sintiéndose una leyenda viviente.

Estos seres pesadillescos pese a su forma están emparentados directamente a los primeros dragones aunque ellos no se consideren iguales a estos pues dicen que los más primitivos de los dragones modernos se arrastraban en el fango como simples lagartijas cuando ellos hacían arder el cielo con su fuerza.

Sirlen igual que todos los de su clase apenas y conoció a sus padres. Los Norskro tienen unas costumbres poco habituales que son la causa de que hoy en día haya tan pocos de ellos en la tierra, una de estas peculiaridades es que solamente durante la época de apareamiento los padres pueden verse sin sentir la irrefrenable necesidad de matar a su compañero por invadir su territorio, pese a ello ambos pelean para medir sus fuerzas, la hembra es la que prueba con más ahínco al macho por la necesidad de buscar buenos genes; la segunda particularidad es que una vez que nacen los bebes, suelen ser dos o en raras ocasiones tres,  la madre solo los cuida por un breve espacio de tiempo antes de verlos como rivales o comida y la tercera particularidad es que los pequeños “dragones” son asesinos por naturaleza y llegado el momento matan a su hermano y lo comen. El comerse a sus hermanos activa unas enzimas en su cerebro que desatan su violencia inata. Sirlen fue el único miembro fértil de su camada, pese a ser el tercer huevo mato y devoro a sus hermanos que le doblaban el tamaño.

Una vez independizado de su madre el pequeño migró hacia regiones más cálidas, hacia el trópico, cazaba para sobrevivir, su comida preferida eran las enormes focas. Una vez que terminaba la matanza Sirlen tomaba forma bípeda –Humana– su cuerpo desnudo se cubría rápidamente por una fina capa de hielo que parecía no importarle debido a que su calor corporal era mucho más alto además que su piel es sumamente resistente, se sentaba en la nieve y comía arrancando grandes trozos de carne, antes de terminar de comer con su enorme lengua bebía la sangre que se había escurrido por la nieve disfrutando de su tibieza momentánea.

Conforme fue creciendo también crecía su inteligencia y dejaba de lado su infancia homicida, donde era poco menos que un animal, su crecimiento en este sentido es bastante rápido y se ven apoyados por las enormes cantidades de comida que consumen. Las criaturas que ven los Sireniki son las crías que aún no tienen control sobre si mismos. La infancia de Sirlen duro muy poco en comparación a los estándares habituales.

Cuando el Norskro es adolecente comienza a interactuar con sus homologos, en esta época perecen la mayoría de ellos siendo devorados por los adultos o incluso heridos y tullidos en algun combate entre miembros de su mismo clan. El único verdadero momento de paz se da en lo que ellos llaman la Luna de sangre que son dos días antes y dos días después del cenit de la luna llena, en ese momento son sumamente dóciles y sociables.

Sirlen disfrutaba de esos momentos de extraña paz y aprendía muchas cosas de sus mayores, como la mejor forma de morder o como se podía dar caza aquellas extrañas criaturas que habían comenzado a poblar hacia el sur lo mismo que unos seres curiosos. El pequeño dragón llevado por su curiosidad viajo al sur y se dio cuenta que entre más se alejaba de su hogar sus instintos parecían volverse más controlables, además que no sentía la necesidad de matar a todo lo que se moviera como si su vida dependiera de ello. Llegó después de un largo viaje a las tierras septentrionales donde conoció a una curiosa raza, los hombres arañas, que le recibieron con la misma curiosidad que él tenía. Esos seres maliciosos y degenerados le llamaban poderosamente la atención, eran criaturas muy inteligentes pero también mórbidas por lo que se sintió en casa, se hizo amante de varios de ellos. Cuando tuvo a su primera cría se dio cuenta que el pequeño no tenía rasgo alguno de su padre, sus genes dominaban al menos en la parte física y en gran parte de su carácter. Desgraciadamente el pequeño no se separó a tiempo y Sirlen se lo comió. Nadie vio con malos ojos el desgraciado incidente pero se cuidaron, ambas partes, de que no volviera a ocurrir, no volvió a tener hijos con ellos.

Conforme fue pasando el tiempo conocía a otras razas y culturas, sumamente dispares entre sí, aprendió de cada una de ellas todo lo que podían enseñarles sus maestros y mató a todo aquello que fue demasiado débil para resistírsele. Cuando finalmente llegó el hombre adopto casi de forma definitiva su apariencia humana viviendo a su lado por varios siglos, hasta que la necesidad de volver a casa le hizo volver, al regresar se dio cuenta de que apenas y quedaban cien de ellos lentamente se habían ido extinguiendo.

Los sobrevivientes se separaron tras haber escuchado que había mejor caza fuera de sus hogares, pese a ello su densidad demográfica siguió bajando drásticamente hasta que solo quedaron algunas docenas. Sirlen volvió con los humanos a un lugar llamado Egipto donde fungió como sacerdote de la décima dinastía.

El dragón ártico pese a sentir el impulso de procrear evitaba tener crías a sabiendas que no podría controlarlas por ello saciaba su apetito sexual con orgias y depravaciones antes de que llegara su ciclo – cada 5 años pueden tener una cría – después del sexo comía en abundancia y se sumía en un profundo sueño.

Creció en conocimiento y horror con la humanidad, los conoció y los llamo hermanos, por lo que les ayudaría a crecer. Cierta noche tras haber acompañado a unos amigos a cometer un crimen asesinando a una familia completa descubrió que había una carta en su buzón, la había escrito el más viejo de ellos diciéndole que tenía que verlo, fue en la siguiente luna de sangre. Le dijo que los fértiles escaseaban y él debía de dar descendencia, junto con otros cuatro dragones partió al polo y se apareo solo dos crías sobrevivieron.

La situación se hacía cada vez más y más difícil, su carácter tampoco ayudaba mucho puesto que los fértiles incluyéndole a él no quería ser dominados y las hembras de otras especies rara vez llevaban a buen término su embarazo. Los machos llevaban el estigma del gen recesivo, a diferencia de los fértiles,  por lo cual al juntarse con cualquier otra especie las características de esta dominaban. Aunque la especie degenerase se unieron a sus primos dragones teniendo descendientes más neutros y sociales pero menos fuertes e imponentes que sus padres.

Extrañamente la solución provino del hombre que comenzó a crear vida artificial, Sirlen vio en ello una oportunidad y rápidamente comenzó a trabajar a la par. Se mudó a Japón en cuando escucho la noticia y se volvió uno de los tantos científicos que entro a trabajar en la ardua labor de crear vida sintética. Rápidamente demostró sus capacidades y tras varios años se hizo con una de las jefaturas para finalmente diseñar un grupo de pets de colección llamados edición Gold.

{E X T R A S}

• Gustos:
►Las bellas arte y la literatura en general
►Las tertulias literarias.
►La buena comida y el vino de calidad.
►Dibujar.
►La anatomía
►El sentimiento de poder sobre los demás.
► La sangre, el sexo y el sadomasoquismo.
►Tiene un montón de parafilias que disfruta con sus compañeros de sexo casual.
►Los fetiches.
►Le gustan los caramelos y ha hecho incluso unos pocos de sabores sumamente raros.

• Disgustos:
►Los miembros de su misma especie.
►Los bebes
►La comida rápida.
►Las masas, le irritan en especial cuando son sumamente ruidosas porque le hacen pensar en un bufet.
►Aquellos que no saben cuál es su lugar.
►Las vulgaridades, aunque depende de quién y donde sea que se lleven a cabo la reacción que tenga.
►Los vegetarianos, tienen mal sabor y huelen raro según él.
►El sedentarismo.
►Que le nieguen algo por su físico o que predispongan cualquier cosa sobre él.

• Información extra:
→La razón principal de que trabaje tan arduamente con los pets es porque estos no tienen ADN y por ello los machos pueden fecundarles sin problema aunque aún siguen sin haber muchas crías viables y de optima calidad.

→No ha tenido contacto con sus crías y realmente no le interesa. Encuentra tedioso pasar por el celo pero ahora aprovecha a los pets como consoladores durante esa época.

→ Es sumamente selectivo y si bien trabaja para conservar su especie eso no le quita que experimente solo por el placer de hacerlo. Ha creado verdaderos monstros en el laboratorio con los que parecía encantado.

→Sirlen no es su verdadero nombre pero no hay lengua humana capaz de pronunciarlo correctamente por lo que solo tomo las primeras dos vocales de este para hacerlo más fácil de pronunciar.

→Que le guste el sexo no quiere decir que sea fácil ni mucho menos que le abra las piernas a cualquiera. Debido a esto y a su carácter en general es que se ha ganado su apodo.

♂Físico
• Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede: Owari no Seraph
• Nombre real: Hyakuya Mikaela
• Imagen:
Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: Sirlen Drago

Mensaje por Masato Hijirikawa el Vie Jun 19, 2015 2:06 pm


» Aceptada y cerrada.

¡Bienvenido!
» Recuerda pasar los registros correspondientes. Los amos necesitan adquirir una vivienda para comprar un Pet. Cualquier duda, no dudes más y pregúntanos mediante mp o por el subforo de dudas & sugerencias
¡Disfruta del foro!
¡No olvides las 3 leyes de la robótica!



Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.