Últimos temas
» Irvine (incompleta)
Lun Sep 11, 2017 8:30 pm por Irvine Seren

» Firmas
Lun Sep 11, 2017 8:25 pm por Irvine Seren

» {Miso's ID}
Vie Sep 08, 2017 1:02 am por Miso

» Music is War (Botones caídos)
Miér Jul 19, 2017 4:16 pm por Invitado

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Mar Jul 11, 2017 6:30 pm por Invitado

» [¡Nuevo!] Insituto Tokutei Rol Yuri/Yaoi/Hetero [Afiliación Normal]
Miér Jun 28, 2017 5:18 am por Invitado

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Dom Mayo 21, 2017 4:15 pm por Invitado

» Sakura Feudal [Botones caídos]
Dom Mayo 14, 2017 1:57 am por Invitado

» Red Lights (Yaoi +18) — Afiliación Normal
Miér Abr 19, 2017 3:26 pm por Invitado

» ¡APERTURA HOY! —COLORFUL ♥ DREAMS YAOI +18 - ÉLITE
Jue Abr 13, 2017 4:38 pm por Invitado

» Marvel Cinematicrol ~SLASH +18~ || Afiliación Élite
Jue Abr 13, 2017 1:23 am por Invitado

Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Pets World está bajo una licencia de protección de creative commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. Las imágenes proceden de zerochan, tumblr etc, bajo el diseño del staff.
Afiliados Elite
0 de 33

Little by littleㅡ {Priv}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Little by littleㅡ {Priv}

Mensaje por Invitado el Miér Dic 16, 2015 9:04 am

Observó su reflejo en el espejo con cierta decepción impresa en su expresión, era la tercera vez que se cambiaba la camisa junto a la corbata, se sentía un tanto ansioso, ni siquiera era algo vergonzoso lo que tendría que hacer, era sólo explicar una situación a un desconocido, algo sencillo, pero aún así se sentía responsable de dar una buena impresión. Acabó vistiendo un traje formal de color negro, corbata roja y un adorno en ésta que tenía la forma de un lirio, un bello accesorio de plata. Lo que había comenzado como un día normal lentamente se vio transformado en peculiar, ahora debía ir a una cita a ciega que ni siquiera para él.

¡Por favor! ㅡEl hombre alzó la voz para hacerse oír entre el barullo de los reclutas que entonaban un canto bastante disonante, pero no falto de gracia. El castaño le enseñaba una muy amplia sonrisa mientras sus manos estaban juntas para simular un rezo que en realidad era una súplica silenciosa.

¿Por qué no llamas y dices que no puedes ir? ㅡErwin no despegó la  vista de la ficha de un cadete, rellenaba con su opinión en la zona que marcaba “extras”

Es a ciegas, yo no tengo idea de cómo contactarlo, sólo debes ir, y explicarle que algo imprevisto en el trabajo me mantendrá  ocupado por bastante tiempo, que lo lamento mucho Si no está muy enfadado, le das el número de mi teléfono ㅡextendió una tarjeta, pero al ver la negativa del rubio aprovechó de depositar el papel entre sus manos y se apartó con tal de que no se lo devolvieraㅡ. Te recompensaré, lo prometo.

Está bien, sólo porque somos amigos, iré y le explicaré tu situación, pero nada más… por cierto, ¿Cómo sabías con quién te encontrarías? ㅡEstaba confuso por aquello, si iba sólo por ir no sabría a quién darle el mensaje.

Llevará un libro, quien hizo la cita me comentó que es bastante atractivo, así que te acercas al más guapo de todos, siempre y cuando tenga un libro, se llama Ryota ㅡUna  sonrisa le hizo curvar las comisura de su boca. El mayor imitó el gesto, contento de que su amigo decidiera por fin buscar una nueva oportunidad de ser feliz, la vida había sido dura con Daichi, por eso, sólo por eso aceptaría ayudarlo, guardó la tarjeta en el bolsillo derecho de su pantalón.


Terminó de acomodar el abrigo largo y la bufanda alrededor de su cuello, debía ser cuidadoso con el frío de aquella ciudad, las heridas profundas en su cuerpo le pasaban la factura en días tan helados como aquel. Decidió que lo mejor era ir en taxi, no le apetecía conducir, así que se despidió de sus gatos cuando el vehículo llegó a buscarlo, mentiría si dijese que estaba tranquilo, no comprendía la razón de su nerviosismo, era sólo decirle a alguien que su cita no llegaría. Se sentó en la parte trasera y pidió al hombre que condujera con cuidado, su mirada vaciló un poco entre el papel que sostenía en su mano izquierda y el paisaje borroso a un costadoㅡ. Hoy se nota que es invierno ¿Verdad? ㅡEl conductor habló mirándole por el espejo retrovisorㅡ. Sí, es un día bastante frío ㅡasintió un par de veces con la cabeza, después de eso ninguno de los dos volvió a hablar, eso hasta que llegaron a su destino The Coffee House, el anuncio era sobrio, pero de muy buen gusto.

Pagó al hombre y se bajó del automóvil, ingresó en el local y desde la puerta admiró a los comensales, cada uno parecía estar disfrutando del calor proporcionado por el lugar, el mismo se vio obligado a quitarse la bufanda. «Un hombre atractivo con un libro» repasó en su mente la descripción, habían al menos tres personas que poseían libros, al menos visibles, se aproximó a quien según su gusto era el más atractivo, un hombre joven, de cabellos oscuros y finas facciones.

Buenas tardes, vengo de parte de Daichi...
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Little by littleㅡ {Priv}

Mensaje por Kim Yoon Ahn el Jue Dic 17, 2015 6:57 pm

‘Buen trabajo, Yoon-san’ le dijo el vigilante del museo mientras él firmaba la hoja de salida. Yoon le sonrió corto y respondió ‘Buen trabajo’ para luego tomar su maletín y salir. Había preferido que la gente le llamase ‘Yoon-san’, sin importar que fuera su primer nombre,  a ‘Kim-san’; ya que a su oído Kim-san le recordaba a un platillo coreano. Era quizás algo quisquilloso de su parte ¿Pero que parte en él no lo era? Dado que era relativamente temprano para hacer su habitual visita al bar optó por ir al centro y dar una vuelta, quizás comprar presentes para sus tíos y su padre o meterse a un negocio a gastar el tiempo. Suspiró en lo que hundía la mitad de su cara en la bufanda. Realmente no le gustaba mucho el tiempo libre fuera de casa y menos en esa temporada, sobre todo esa temporada.
 
Al llegar al centro y bajar del taxi descartó, casi enseguida, su plan de pasear por las calles y buscar presentes. Se metió en la primera cafetería que encontró y ordenó una taza de café, y no se deshizo del abrigo o los guantes hasta que le trajeron su bebida. La única razón por la que esa temporada le desagradaba tanto era el frío. Algunos en el museo habían sacado la errónea conclusión que Yoon era una especie de ‘Grinch’ debido a su rechazo por la llegada de diciembre. ‘Absurdo’ pero demasiado complicado de desmentir.
Entrado en calor se quitó de encima todo el peso extra y por fin pudo relajarse. Por un rato se limitó a ver pasar a las personas y los adornos navideños de la calle, sin embargo cuando cayó el sol prefirió sacar su libro. Le tapa estaba desgastada y las hojas ya manchadas por el tiempo, pero apenas lo abrió sonrió pues la parte donde se había quedado era de sus favoritas.
 
Tras dos tazas de café, una de chocolate, una orden de pie de manzana y dos capítulos avanzados, estaba listo para ordenar algo de cenar. La siguiente vez que el mesero se acercó a llenar su taza, Yoon pidió el menú y luego regresó a la lectura para terminar la página. De repente una voz se escuchó cerca de él y de reojo pudo notar que alguien se había acercado.  Recargó el libro en la mesa y alzó los ojos para ver al hombre parado al costado de su mesa. Yoon no respondió nada directamente, sobre todo porque no estaba seguro de haber escuchado bien. ‘Vengo de parte de Daichi’. Había un par de cosas que no le hacían sentido en esa oración pero le echó la culpa a su poco pulido japonés. Dio un vistazo al local viendo que las mesas estaban ocupadas. ‘Quizás busca asiento’. Concluyó todo tan rápido que hizo un ademán para que se sentara si quería. - ¿Por qué no se sienta? -  no era la primera vez que compartía mesa con un extraño en esa ciudad. Una vez un anciano, la esposa de éste, y él comieron juntos sólo para no desperdiciar lugar, se le hacía lógico y práctico. En ese momento se acercó el mesero y le dio la carta que había pedido antes, ofreciéndole una al recién llegado. Yoon marcó con el listón la página donde se había quedado e hizo a un lado el libro.
   
- ¿Qué tal su día? – preguntó. Suponía que en ese tipo de situaciones no era necesario entablar una conversación, sobre todo porque no sabía como le caería eso al desconocido, pero ya que estaban ahí por un tiempo indefinido tampoco le vio algo malo. Y ¿para que mentir? Era atractivo. De hecho, pensar en ello le hizo descartar otros pensamientosa cerca de que si lo había escuchado bien o no, en el supuesto Daichi o en cualquier otra cosa; para concentrarse en el hecho que el otro iba tan bien vestido como para una cita, mientras que él no podía lucir más improvisado con una playera de mangas largas blanca y los jeans negros.

Volver arriba Ir abajo

Re: Little by littleㅡ {Priv}

Mensaje por Invitado el Mar Dic 22, 2015 8:04 am

Le pareció obvio que debía sentarse y por ello agradeció que el joven señalara el asiento vacío frente a él, ¿No había cometido un error, verdad? Sentía cierta incomodidad pero lo atribuyó al hecho de que se trataba de un favor. Negó con la cabeza ante el ofrecimiento, estaba demasiado ansioso en esa situación como para comer, de verdad que se alegraba por su amigo, aunque aquel hombre sentado ahí fuese más joven, no quiso hacer suposiciones retrogradasㅡ. Bien, un poco ocupado ¿Y el suyo? ㅡPreguntó por cortesía, aunque no quería seguir alargando ese encuentroㅡ. Como dije antes, Daichi me envió. Me pidió que lo excusara ya que surgió algo en el trabajo y se vio obligado a quedarse, como favor me solicitó que viniera ㅡno estaba muy seguro de aquel discurso o de que el otro le comprendiese, no parecía ser japones, eso quedaba visible en sus rasgos.

La comisura en sus labios se curvaron al recordar que una vez, bromeando le había sugerido una novia coreana, no pudo disimular aquel gesto, porque de verdad que ese momento le causaba gracia, aunque se aclaró la garganta ocultando aquella sonrisa bajo una de sus manosㅡ. Como le decía, vine sólo a excusarlo, espero que le dé otra oportunidad, es un buen hombre  ㅡno lo decía porque se sintiera obligado a decirlo, o porque fuese un código en la amistad que tenía con aquel sujeto, que ahora lo más seguro es que estuviese demasiado nervioso como para concentrarse en su trabajo.

Sintiéndose ya más tranquilo alzó una mano cuando el mesero le miró, le vio aproximarse con una amplia sonrisa en sus labios un poco delgadosㅡ. Quisiera un café y un par de croissant, gracias ㅡinclinó un poco su cabeza  para corroborar su agradecimientoㅡ. Fue una sorpresa para mí que de pronto me dijera que tenía una cita a ciegas, pero bueno, todos merecen ser felices ¿No? ㅡNo se había puesto a pensar en si estaba en lo correcto, según su ver aquel joven era el único que cumplía con el ser atractivo, lo era con creces, un agraciado rostro, bellas facciones y una presencia que no dejaba a cualquiera indiferente, pensó que si le resultaba una próxima cita, tendría que tener especial cuidado, sin duda no sería el único interesado. Quizá, sólo quizás él mismo debería hacer también un encuentro concertado como aquel, antes había pensado en comprar un pet, pero esa idea iba perdiendo fuerza, no quería  que alguien se viese forzado a quererlo, lo creía injusto.

Echó su cuerpo un poco hacia atrás cuando el joven empleado llegó con su pedido, agradeció el servicio mientras su mirada permanecía fija en aquel hombre que estaba justo en frente. Pero su visión fue captada por otro joven, uno que parecía bastante ansioso, miraba la puerta de ingreso al local y entre sus manos reposaba un libro, sus dedos tamborileaban en la pulida superficie, era un poco atractivo y ese gesto de nerviosismo cuando miraba la pantalla de su teléfono móvil le hizo graciaㅡ. Por casualidad… ¿Te llamas Ryota? ㅡTemió la respuesta  ya que de no ser ese su nombre se vería como un tonto, había asumido que el contrario era la persona que buscaba sólo porque le pareció atractivo.

De pronto se sintió avergonzadoㅡ. Creo que me he equivocado… ㅡreconoció posando su mano derecha en la sien del mismo lado, su móvil vibró y se apresuró a ver de quién era el mensaje, su amigo le preguntaba si aquello iba bien, no le contesto en el instante porque antes debía saber si estaba equivocado, ver al otro sujeto tan ansioso con un libro entre sus manos le había restado confianza, se vería como un completo estúpido si al final eso se tratase de un mal entendido, sobre todo si después se viese obligado a decir el porqué pensó que se trataba de él, tendría que confesar que le resultó atractivo, algo que no siempre era bien recibido viniendo de un hombre, no uno cualquiera, alguien que ya tenía cierta edad.
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Little by littleㅡ {Priv}

Mensaje por Kim Yoon Ahn el Dom Ene 03, 2016 1:35 am

Alzó la vista del menú, muy apenas para ver esa sonrisa que se ocultó pronto tras la mano. Y de la cual pensó que era bonita. No solía ser curioso, pero estaba dispuesto a hacer una excepción si con ello conseguía saber que la había provocado, y quizá, con algo de suerte, volver a verla. Pero el quizá se quedó en eso y el mesero se acercó. Yoon aprovechó y encargó una ensalada y una copa de vino blanco para acompañar. No quería cargarse del estómago antes de ir al bar.

Mientras más hablaba el otro, Yoon entendía cada vez un poco menos. Y es que a decir verdad comenzaba a sacar una suposición de que se trataba todo aquello, dejando siempre cierta parte a la incredulidad.

El mesero le dejó la copa de vino y se retiró. - ¿Ryota? – repitió, antes de seguir la mirada del otro y ver sobre su hombro, a la persona que el rubio veía con atención. Y entonces todo tomo sentido. Como una pared de piedra laja, cada palabra cayó en su sitio para embonar a la perfección y crear un muro que de cierta manera aplastó su orgullo. Tenía toda la culpa por creer que ese hombre se estaba inventado todo el asunto de ‘Daichi y la cita a ciegas para tener una excusa y acercarse. Se sentía idiota y engreído por haber sacado aquella conclusión. Claro que si lo pensaba, tenía fuertes razones para haber pensado aquello. Sólo una persona en un millón accedería a lo que este hombre estaba haciendo por su amigo. Yoon pensó que era honorable y una buena persona, pero bastante despistado si había confundido a aquel hombre a sus espaldas con él. Yoon sólo echó otro vistazo para asegurarse, pero a su parecer no se parecían mucho, o más bien, en nada.

- Ya veo... El error ha sido mio entonces. Creo que saqué conclusiones precipitadas. Y bien.. -Limpió el rastro de vino que la copa dejó en sus labios y se inclinó levemente en señal de disculpa.- Debería ir, antes de que se vuelva un problema para su amigo. – Sentía algo de vergüenza pero su rostro no demostraba mucho de ello. En su cuerpo reaccionaba naturalmente y un leve sonrojo apareció sobre puente de su nariz y sus mejillas. Al sentir su cara caliente lo disimuló dando otro trago a su copa. Por suerte en ese momento el mesero llegó con su ensalada y Yoon agradeció. El apetito se le había ido. Sólo quería salir, tomar algo de aire e ir al bar. Pero se resistió. Ya no estaba en edad de dejar que incidentes así lo dejaran llevarse. Vamos, que si lo pensaba era hasta cierto punto cómico que eso le pasara justo a él. A él que no mucho pasaba en su vida.

Se recuperó un poco y probó por fin la ensalada, sin comer demasiado ya que en efecto había perdido el apetito. Y bien, como antes dicho, Yoon no era muy curioso, pero había momentos particularmente especiales que captaban su atención. Fue por ello que no se resistió a ver una vez más sobre su hombro al hombre que había estado sentado minutos antes con él y a su acompañante. Quien seguro había pasado un mal rato era aquel hombre, esperando decepcionado a su cita.
En ese momento Yoon llamó nuevamente al mesero y le pidió que cargara el consumo de aquella mesa a su cuenta. No era mucho, pero ojalá eso redimiera un poco las confusiones.

- Todos merecen ser felices, eh… - Había sacado su agenda y en la casilla de ese día anotó esas palabras en coreano. Revisó el reloj y comenzó a guardar sus cosas. Ya casi no nevaba, así que aprovecharía para dar una vuelta al parque antes de tomar un taxi. De todo el asunto, suponía que sólo se arrepentía de no haberle preguntado su nombre a aquel hombre.

Volver arriba Ir abajo

Re: Little by littleㅡ {Priv}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.