Últimos temas
» Haciendo negocios, buscando problemas
Hoy a las 1:29 am por Philip K. Dick

» Deathless Love (antes Silent Oath) (Cambio de botón)
Miér Nov 14, 2018 12:34 pm por Invitado

» Sad little nightmare || Annelise
Lun Oct 29, 2018 6:12 pm por Annelise Benka

» Mala suerte:. ~ Evento Ice Scream
Lun Oct 29, 2018 5:41 pm por Arlock

» Censo Septiembre-Octubre 2018
Dom Oct 28, 2018 5:25 pm por KR-20

» COCODRILE ON THE SPOT - SE BUSCA
Sáb Oct 27, 2018 9:05 pm por Ormarr

» Firmas
Sáb Oct 27, 2018 8:54 pm por Ritsuka Aoyagi

» Cry little brother
Sáb Oct 27, 2018 2:32 pm por Seimei Aoyagi

» Little Fears - Élite
Vie Oct 26, 2018 10:23 am por Invitado


.:Arien.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

.:Arien.

Mensaje por Arien N. el Sáb Mayo 26, 2018 2:28 am

• Apodo:
• Nombre/Apellidos: Arien N.
• Edad: 30 años de forma aparente.
• Raza: Dragón.
• Nacionalidad: Europea.
• Fertilidad: Fértil.
• Pet: No.
• Profesión:---
• C. Sexual: Suke.

{D E S C R I P C I O N E S}

• D. Física:

Solo con verle puedes saber que su naturaleza no es humana.
Esa altura exagerada que ronda el metro noventa y ocho cuando su figura se disfraza de lo que no es. Su peso es mucho mayor al que puede creerse tener, así que no es fácil de levantar del suelo.
Esa serena y apagada mirada de color gris cenizo, ojos rasgados, que mantienen a raya sus emociones, como si en algún punto de su vida hubiese cerrado las ventanas que daban a su alma. El perfil perfecto como si hubiese sido esculpido por un antiguo artista que buscaba más allá de lo irreal en sus figuras de mármol. Labios suaves, pequeños, apenas distinguiéndose por el suave tono rosa pálido.
El tono pálido de su piel, tersa, caliente al tacto… fácil de mostrar la vergüenza si en algun momento la siente.  De nueva cuenta siendo guiado a la idea de que aquella imagen le vendría bien a base de estereotipos viejos y aburridos… ¿Quién era el responsable de su imagen humanoide? Recuerda que alguien le enseñó cómo debía verse al convertirse en uno… ¿Pero quién era?
Espalda ancha, musculatura nada exagerada, largas piernas como si de un atleta se tratase, las manos que muchos dicen tener solo artistas; dedos delgados, largos, algo que hace pensar que su tacto puede ser tan gentil y dulce como un solo roce elegante; Tan delicadas, a pesar de que siempre se entregaron en batalla al portar una espada.
Su cabello revuelto como si el viento le hubiese jugado una mala broma y evitará que tuviera un orden correcto, ligeramente ondulado, en diferentes capas siendo la más larga aquella que llega de su nuca hasta un poco más allá de los hombros, siendo más corto mientras se acerca a la parte de su rostro, donde algunos mechones disfrutan el lujo de ser el flequillo que estorba algunas veces a su vista nocturna.
Le gustan las ropas formales, siempre en tonalidades claras.
Cuando la transformación se va perdiendo, una extraña cornamenta nace de detrás de sus oídos levantándose imponente y orgullosa por naturaleza.
Su espalda resiste el dolor de extender un par de alas llenas de escamas y huesos en forma de picos, mismos que se extienden en una larga cola que se arrastra a su caminar.
No soporta mucho esta figura, por lo que de inmediato tomará su verdadera forma y se mostrará como el Dragón que realmente es.
Es capaz de usar palabras humanas aun cuando no está convertido en uno.

• D. Psicológica:



Un dragón muy antiguo, pero el más joven de su nocturna familia.
Tras nacer en oscuridad, las batallas le volvieron alguien irascible.

Fue la imagen de autoridad de la luna llena quien detuvo y enseñó que existía algo más que la violencia.
Y educó bajo su yugo.


"Un caballero debe ser valeroso, su corazón sólo conoce la virtud, su espada defiende a los desvalidos, su fuerza sostiene a los débiles, su palabra sólo dice la verdad, su ira aniquila al malvado."  


Las leyes de un caballero, aquellas que enseñaron a humanos para volverles nobles de corazón y dignos de caminar en tierras una vez la luz y la oscuridad encontraban un acuerdo y el dragón se volvía un guardián de aquella paz perturbada por humanos. Una época difícil y conflictiva para alguien quien apenas aprendía el significado de la palabra “paciencia”

Con el tiempo se volvió orgulloso, fácil de molestar, aunque se mantuvo sincero y un tanto terco. Un joven dragón cual necesitaba aprender a vivir.
Peleó bajo causas que creía justas, ofreció su espada siempre a la razón y nunca a la maldad o codicia.
Se enamoró estúpidamente como cualquier otro ser vivo. Bajo la inocencia de su edad conoció la traición y la pérdida.
Arien aprendió a desconfiar incluso de su verdadera naturaleza…

Tras los años, su actitud se volvió aún más reservada, seria, calmada… La actitud rebelde que alguna vez mostró pasaba a convertirse en la clara incredulidad.


“Un dragón sólo inclina la cabeza ante la persona que ama”


Fiel, entregado, bastante idiota, parece un primerizo cuando se trata sobre amor. Fácil de avergonzar, de acorralar, alguien que puede ser manipulado a base de este sentimiento al cual nunca se ha acostumbrado.

Se entrega fácilmente a lo que él cree es amor o cariño, a pesar de ser maldecido a vivir por siempre, cree que el tiempo es tan corto que no puede permitirse el lujo de perderlo ante terquedades, pero su mente es lenta, capta muy despacio las cosas, las indirectas no se ajustan a su personalidad aún arraigada a la antigüedad.
Es posesivo, celoso, codicioso, ansioso… no le gusta ser apresurado ni tener que apresurar por mucho que odie perder el tiempo, tal vez de ello es que se vuelva contradictorio a sus propias palabras y creencias.

Es de aquellos que esperan que la corriente atraiga hasta ellos las cosas a tener la necesidad de forzar las situaciones.
Tantos años siendo una bestia salvaje y violenta le hicieron cansarse, al punto de volverle un dragón que pocas veces hace uso de su fuerza o habilidades.
Pacifista en todo sentido, con una actitud relajada pero bastante directa a su modo.
Malo con los nombres y los compromisos, no le gusta crear lazos que sabe que perderá cuando el ciclo de ellos llegue a su fin.
Por mucho tiempo deseó la muerte, pero aprendió a vivir bajo la maldición que volvió una bendición.

• Historia:


"Si yo lo hubiera sabido en ese instante...
Me pregunto
¿Qué habría sido capaz de hacer?"



“Aun si no lo deseamos
Estos hilos se enredan

Lo lamento,
Dañandonos evitó que cicatrice esta herida”


“Adiós
A mi yo que aun dormía”


En el pasado existió un dragón, una bestia que inducida por la oscuridad de la noche de luna nueva dejaba en libertad su verdadera naturaleza llena de destrucción y dolor.
La mente vacía sin culpa o intención, lo mostraban como un animal salvaje que dejaba muestras sin vida por las tierras que volvía infértiles a sus pasos.
Fue entonces que una gentil mano se levantó en lo alto queriendo alcanzar a la bestia y calmar su furia…
La inocencia y dulzura hicieron temblar el corazón del dragón…


Alto.

No me hagas reír… La ingenuidad de tu mente me hace creer que esperabas que te contará una historia fácil de olvidar.
Te contaré entonces de su nacimiento en inicios de la batalla entre criaturas de oscuridad y luz, de su falta de control, de las muertes que carga sobre sus hombros. Su falta de orgullo y lealtad, su espada siendo ofrecida al comandante de criaturas que solo buscaban la desolación.
De su arrepentimiento, un orgullo restaurado, el anhelo de ganarse un lugar en tierra de dragones después de la muerte.
De la traición que cometió, sobre el acto más cobarde que un orgulloso caballero y dragón pueden hacer.
Devorar a su amante, ser maldecido, la mitad de su corazón siendo robado…
¡Ah! Toda una eternidad de equivocaciones y de aburrimiento…
No, aburrimiento es el que yo siento en tan solo pensar en contarte sobre Arien…

Tal vez en otra ocasión, estas historias ya están en el pasado, los libros que los contienen no son más usados por los humanos. Así que no importa ¿no? Solo lo olvidaras al despertar.

¤¤¤¤¤¤

Arien viajó desde Europa tras despertar de su letargo sometido por sí mismo para soportar  el encanto y la maldición con la que es castigado.
Vago algunos años por el mundo, reconociendo desde la última vez que había pisado lugares humanos y había servido a causas que en su momento conoció nobles.
Se adecuó a la época actual, y se acostumbró a caminar como un humano más.

La sangre le llamó a Kyushuu, alguna vez había pisado tierras orientales ¿Qué época era?
Las guerrillas y la muerte eran la costumbre en ese momento...
Kyushuu ahora era diferente, albergando vida humana y no humana, incluso artificial.
Arien se sintió curioso ante el avance tecnológico y decidió quedarse en aquel lugar... Posiblemente logre encontrarle en esta vida una vez más y aquella isla era la promesa latente de su deseo absurdo.

{E X T R A S}
• Gustos:
La carne cruda.
El oro.
Objetos valiosos o aparentemente costosos.
Dormir.
La playa.
Su cueva.
Volar sobre mar abierto, sobre altas montañas, sobre enormes desiertos.
El cielo nocturno.

• Disgustos:
Las hierbas y vegetales(?)
La luz.
Que le despierten
El hambre.
Lugares húmedos.
Insectos

• Hobbies y manías:
Le gusta coleccionar objetos de alto coste.
Nunca menciona algo relacionado a su fortuna.
Le gustan los juegos de mesa, siempre hay algo nuevo que disfrutar cada que despierta de su letargo, pero es mal perdedor y puede hacer una rabieta de ello.
Suele tomar largas duchas con agua muy caliente, también duerme fácil y profundamente si esta cerca de una fuente de calor, por ejemplo una chimenea.
Ha vivido tanto que es más una costumbre observar la vida que ser parte de ella.

• Información extra:


Su alma se encuentra bajo un tipo de maldición, obligando a estar atada a su cuerpo hasta el final de los tiempos.
Llegó un punto en su vida que tomó aquella maldición como un golpe de suerte al ser capaz de reencontrarse con las esencias de amigos y su amante renacer como diferentes seres. Siendo el observador en el que se ha convertido, no pretende involucrarse demasiado con ellos a menos de que el destino les haga entrelazar caminos nuevamente.
Suele dormir largos lapsos de tiempo para hacer más llevadera su estadía en el mundo.
Hay una forma muy específica que podría ayudarle a morir, aún espera el momento en el que pueda pedirlo.

En noches de luna nueva su fuerza y poder incrementa exageradamente y con ello la posible pérdida de control ante su verdadera naturaleza casi demoníaca.
Por el contrario, bajo noches de luna llena, su fuerza disminuye a un punto ilógico y absurdo, su mente se vuelve vulnerable y es más como un pequeño ratón asustadizo esperando a que el sol salga nuevamente, en estas situaciones, si logra mantener su forma humanoide… Algunos rasgos de su verdadera figura no pueden ser muy bien ocultados, así que incluso puede mostrar sus alas, cuernos, y una larga cola
Es débil a la luz y puede moverse mejor en completa oscuridad.

Es exageradamente sensible a la palabra “Cobarde”.

♂Físico
• Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede: Monster Hunter.
• Nombre real:----
• Imagen:
Spoiler:


Volver arriba Ir abajo

Re: .:Arien.

Mensaje por Arlock el Sáb Mayo 26, 2018 1:16 pm


» Aceptada y cerrada.

¡Bienvenido!
» Recuerda pasar los registros correspondientes. Los amos necesitan adquirir una vivienda para comprar un Pet. Cualquier duda, no dudes más y pregúntanos mediante mp o por el subforo … … de dudas & sugerencias
¡Disfruta del foro!
¡No olvides las 3 leyes de la robótica!


Seres de oscuridad
Ver perfil de usuario
avatar
Seres de oscuridad

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.