Últimos temas
» Té de color del oro (Anubis)
Mar Mayo 15, 2018 10:52 pm por Anubis

» Links de temas libres
Vie Mayo 11, 2018 7:51 pm por Arlock

» Shonen Rol (Afiliación Normal)
Jue Mayo 10, 2018 4:48 am por Invitado

» Buscando una oportunidad.
Miér Mayo 09, 2018 5:57 pm por Jin Pakpao

» UNIVERZITA ASGARD +18 [Élite]
Miér Mayo 09, 2018 4:15 pm por Invitado

» Shinobi Wish {Élite - Cambio de Botón}
Miér Mayo 09, 2018 3:01 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Mar Mayo 08, 2018 11:16 pm por Nikita Maklakov

» Nikita ID
Mar Mayo 08, 2018 10:32 pm por Abdiel Wilmer

» Firmas
Lun Mayo 07, 2018 8:16 pm por Nikita Maklakov


Go and catch a falling star [Howl´s ID]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Go and catch a falling star [Howl´s ID]

Mensaje por Howl Pendragon el Sáb Feb 24, 2018 8:49 pm

• Apodo:

• Nombre/Apellidos:Howl Pendragon

• Edad: 74 años, 28 en apariencia.

• Raza:Mago

• Nacionalidad:Galés

• Fertilidad:No

• Pet:/

• Profesión:Mago, vendedor de hechizos y posiones.

• C. Sexual:Seme

{D E S C R I P C I O N E S}

• D. Física: Jacintos. A cualquier lugar que el mago va lleva aquella fresca fragancia, y cuando se marcha, el aroma permanece en el aire todavía unos minutos como un dulce recordatorio de su presencia.

Al igual que el perfume de jacintos que tan cuidadosamente elabora, cada detalle de su apariencia está minuciosamente diseñada para ser encantadora y agradable a la vista.

Resulta difícil precisar su edad, tiene muchos más años de los que su rostro joven sin ninguna arruga y con piel lozana aparenta, aunque se le puede calcular entre la veintena, rozando los 30. Se divierte dejando a otros intentando adivinar.

De tez clara, y grandes ojos azules con un brillo poco natural, como si estuvieran hechos de cristal. Al igual que todo lo demás, es con deliberado cuidado la manera en que algunos mechones del rubio cabello caen sobre sus ojos, y sus también bien delineadas cejas. Lleva el cabello lacio y suelto  rozándole apenas sobre los hombros airosamente.

Es un hombre alto, esbelto, de presencia garbosa, de posturas y movimientos finos que fluyen con elegancia.

Sus atuendos, desde luego, también son elegidos con rigurosa atención. La sencillez y la sobriedad no lo caracterizan a la hora de vestirse. Su gusto en prendas podría incluso considerarse algo estrafalario, con sus chaquetas llamativas, camisas victorianas, mangas anchas, y pantalones entallados.

Incluso su gusto por los accesorios es algo dramática. Le gustan las gemas brillantes, como las esmeraldas que luce como pendientes, o la aguamarina que lleva en un collar. Claro que él atribuiría dicho gusto por las piedras preciosas a las propiedades mágicas que estas pueden contener, más que a su vanidad.

En general la expresión de su rostro denota una serena satisfacción. Tiene una sonrisa encantadora de la que saca provecho en cada oportunidad, y aunque se le haga enojar es más probable obtener de él una mirada condescendiente de lástima o una sonrisa desdeñosa, que una expresión de ira auténtica que turbe la suavidad de sus facciones.

• D. Psicológica: Así como con su apariencia, Howl se esmera mucho en mostrar la parte más encantadora de su personalidad. Amable y atento, y siempre seguro de si mismo.

Lo cierto es que le fascina gustar a las personas y llamar la atención. Cuando se encapricha con alguna persona en particular no descansa hasta ganar su atención y su afecto de ser posible, aunque después pierde el interés rápidamente al no tener ya una ilusión que perseguir.

Con ese mismo empeño va tras todo lo que le interesa. Cuando encuentra algo que absorbe su atención se entrega devotamente a ello hasta que consigue lo que anhela. Fue así como logró dominar las artes mágicas, a base de una obcecación férrea.

Y eso lo convierte en un egoísta, entregado por completo a conseguir lo que desea, sin que las opiniones de otros puedan disuadirlo una vez que se ha decidido.

Desde luego no siempre obtiene lo que quiere, y entonces se llena de una frustración que puede hacerle perder el interés en todo por un tiempo, sumiéndolo en un estado depresivo hasta que encuentra alguna nueva pasión que perseguir.

El tiempo que ha vivido no lo ha hecho más resistente a la hora de lidiar con el rechazo o el fracaso, aunque esa es una faceta que guarda para si mismo.

Al final, toda aquella imagen que ha construido es una careta para sus inseguridades personales. El tipo de cosas que, al ser realmente muy reservado con su vida privada, no suele mostrar a nadie.

De todas formas, detesta dar explicaciones.

Tanto de las cosas cuestionables que hace, como de sus muestras de generosidad y compasión hacia quien necesite ayuda, tanto si se lo piden como si no.

Prefiere mentir descaradamente que dar razones de su comportamiento.

Le es difícil adoptar la sencillez hasta en sus propios sentimientos, por lo que vive sus alegrías y sus penas a un nivel algo exagerado, con tendencias a lo dramático. Porqué ¿Qué caso tiene sentir algo que no es absolutamente extraordinario?

• Historia:

・。・゜★・。La guerra es una herida. Sana muy lentamente, y deja su cicatriz.・。☆・゜・。・

Howl siempre se consideró afortunado por el hecho de que para el final de la guerra él todavía era un bebé.

Sin embargo el final de la guerra no significaba un final feliz para quienes había tenido que sufrirla.

Él no podía recordar el sonido de las bombas estallando en el cielo y el terror de quedarse agazapado en la oscuridad temiendo que una de esas bombas cayera sobre su techo.

Pero recordaba las carencias que la guerra había causado. En medio de una crisis económica, el racionamiento de alimentos y otros bienes de primera necesidad que continuó por varios años después del final del conflicto, sólo hizo más difícil que la gente se recuperara del todo.

Recordaba vívidamente cosas como que a los cinco años los únicos zapatos que su madre había podido conseguirle tenían agujeros en las puntas, y ella se había esforzado en cubrirlos con retazos de tela de uno de sus vestidos. Y que esperaba ansiosamente el final del mes  para poder comer una rebanada de pan con mermelada..

Pero entre todos aquellos recuerdos, lo que había dejado una huella profunda en él era la tristeza y la miseria marcadas en los rostros de las personas.

Incluso en el de su propia madre, que había quedado viuda tan pronto por la guerra, sola y a cargo de dos niños. Incluso en el de Megan, su hermana que era apenas cinco años mayor que él, y que tuvo que madurar muy rápido para ser el apoyo de su madre.

・。・゜★・。La magia es una cosa con la que se puede soñar, no de la que se puede vivir.・。☆・゜・。・

Para Howl era un poco más fácil siendo el más pequeño. Se le permitía jugar y distraerse en su propio mundo infantil, alimentado por los libros de cuentos que atesoraba, que hablaban de aventuras, valientes personajes que adorabam y sobre todo, magia.

Fue así que a muy corta edad decidió que la magia podía solucionarlo todo. Su madre pensaba que sería solo una fase, y que ya superaría su interés, puesto que en su familia no había sangre mágica, o alguien que supiera de magia, y de hecho hacía muchos años que no se sabía en la región de nadie que pudiera usarla.

Pero el interés del chico sólo se fortaleció con el tiempo. A menudo se le podía ver jugando a hacer hechizos o inventando conjuros. Claro que para él no era cuestión de juego.

Tenía diez años cuando su madre enfermó.

Mientras ella se recuperaba, Howl fue enviado a la casa de campo de un tío, mientras Megan cuidaba de su madre.

Aquellos fueron días de dicha tanto como de desesperación y soledad.

Nunca antes había visto un lugar tan amplio y tan verde. Colinas cubiertas de flores. Un lago de agua del color del cielo.

Un escenario digno de las historias que tanto amaba.

Sin embargo le pesaba en el corazón que su madre y hermana no pudieran estar ahí disfrutándolo con él.

Su tío aparecía de vez en cuando para asegurarse de que tuviera comida suficiente, pero casi todo el tiempo que vivió en aquel lugar estuvo solo, y se dedicó arduamente a sus intentos de hacer magia, sin ningún avance.

・。・゜★・。Ve y atrapa una estrella fugaz・。☆・゜・。・

No le permitieron volver a casa hasta un año después, para el funeral de su madre. Megan tuvo que hacerse cargo de él a partir de entonces. Aunque ella amaba a su hermano resentía el tener que ser responsable de ambos  desde tan joven, y se desquitaba riñéndole a Howl por todo, especialmente por su interés en la magia.

Ella insistía en que estudiara algo práctico para que consiguiera un trabajo pronto.

Pero Howl no quería renunciar a su sueño, y pensaba que recompensaría a Megan por todo su esfuerzo una vez que pudiera hacer magia.  Su objetivo le pareció más cerca que nunca cuando consiguió su primer libro de hechizos.

Aún con el libro le llevó un buen tiempo obtener resultados, pero finalmente consiguió hacer sus primeros encantamientos muy básicos antes de los trece años.

Entonces dejó de asistir a la escuela para concentrarse de lleno al estudio de la magia, lo que provocó la furia de Megan que amenazó con quemarle libro. Howl decidió entonces que era tiempo de salir de casa y buscar su destino.

Se lanzó a una búsqueda inspirada por uno de los textos del libro de magia, que hablaba de que si capturaba una estrella obtendría un poder mágico ilimitado.

Se pasó los siguientes años buscando una estrella que atrapar, y mientras tanto consiguió nuevos y mejores libros de hechizos que lo llevaron a mejorar su capacidad por su cuenta.

No encontró una estrella pero encontró una maestra.

Una vieja bruja que le enseñó todo lo que sabía.

Howl era casi un adulto cuando volvió a casa a ver su hermana, quien se había casado y tenido dos hijos. Sin embargo Megan no lo recibió con gusto a pesar de los montones de regalos con los que había aparecido. Estaba decepcionada de él y de lo que había elegido ser.

Howl volvió a irse, todavía en su búsqueda para atrapar una estrella a pesar de que ya era bastante hábil con la magia. Más que por ambicionar todo ese poder, era la curiosidad que siempre lo había movido. Sin embargo esa búsqueda lo llevó hacia prácticas de magia cada vez más oscura. Finalmente consiguió atrapar una estrella fugaz pero para obtener de ella el poder que el libro de magia le había prometido tenía que hacer algo que incluso él consideraba malo.


・。・゜★・。Cabalga diez mil noches y días, y todavía más,hasta que la edad nieve sobre tu cabello.・。☆・゜・。・

Al final decidió que continuaría desarrollando su magia por su cuenta. Por eso ha pasado años viajando por el mundo buscado todo tipo de magia nueva con que experimentar.

A veces volvía a casa, aunque las visitas duraban poco, y fueron cada vez más esporádicas a los largo de los años, pues iba siendo cada vez más obvio que Howl no parecía envejecer gracias al uso de la magia, mientras el cabello de Megan se iba haciendo gris y su piel se arrugaba cada vez más.

Ella murió a los 72 años, cuando Howl tenía 67 y seguía luciendo de 25.

Asistió al funeral, pero la familia y amigos de Megan tampoco veían con buenos ojos al hechicero, así que aquella fue la última vez que supieron de él. Con excepción de Mari, su sobrina, la única que siempre lo trató con afecto y a quien visita aún de vez en cuando.

Aunque no la ha visto en algunos años, pues ella aún reside en Gales, y Howl se ha establecido en Kyuushu, atraído por esas maravillas mecánicas llamadas Pets a las que tenía ganas de estudiar.




{E X T R A S}

• Gustos:

★Las cosas hermosas
★Hacer siempre su voluntad
★Coleccionar libros y artículos mágicos, antiguos o simplemente curiosos.
★Pastel de fresas
★Arañas
★La emoción de los retos y las búsquedas

• Disgustos:

☆ Que toquen sus cosas. Su casa es un desastre, pero en medio de aquel caos él sabe bien en dónde está cada cosa, y si alguien empieza a mover todo teme no encontrar lo que necesita cuando lo necesita.
☆La guerra y todo lo relacionado con ese tema.
☆Las confrontaciones
☆Que le rechacen
☆Los compromisos
☆La gente entrometida.

• Hobbies y manías:

✲Cuando se encapricha con alguien hace hasta lo imposible por intentar conquistarle, y en cuanto lo logra pierde el interés.
✲Pasar horas en el baño arreglándose
✲Cuando está en casa constantemente se le puede ver con algún libro en la mano, pues lee y estudia mucho.
✲Le encanta coleccionar cosas y tiene todas las habitaciones de la casa abarrotadas de curiosidades.
✲A pesar de lo escrupuloso que es con su apariencia, su casa es un desorden.
✲Cuando se deprime puede pasarse días enteros sin salir de la cama.


• Información extra:

※ Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que se encontró con otro mago. Aunque le parece facinante conocer a otros, prefiere que no sea cerca del lugar dónde él vive, pues es algo territorial en ese sentido. Ha visto ya muchas cosas y no tiene ganas de lidiar con los problemas mágicos de nadie más.
※ La magia de Howl es del tipo que funciona a partir de algo ya existente. Es decir, un objeto que ya existe puede ser encantado  para convertirse en algo más, o funcionar de cierta manera. Al igual que con cosas intangibles, como la belleza, o la suerte, no las crea de la nada, sólo las potencia. Crear algo desde cero requiere una cantidad enorme de energía mágica, así que trabajar con lo que tiene a disposición es mucho más fácil.

※ A veces usa la magia para hacer ver a las personas lo que el desea, pero no hace hechizos para afectar la voluntad de otros, pues esa esa magia muy oscura con la que no quiere volver a meterse.

※Hay un límite a la cantidad de magia que puede usar, si abusa de ella en grandes cantidades su cuerpo lo reciente.

※Después de todo el quería aprender magia para hacer felices a las personas. Así que ahora usa sus poderes para el bien, a veces. Para su conveniencia casi siempre. No le vendería un conjuro a alguien que quiera hacer daño con él. Alguna travesura si, pero nunca lastimar a alguien.

※Lleva varios hechizos sobre su persona. El que más destaca es el que altera su apariencia física, haciéndole lucir mucho más joven de lo que es.

※ Todavía mantiene contacto con su sobrina, a quien le escribe al menos una vez al mes.

※ Se siente profundamente culpable por la mala relación que tenía con su hermana, y lamenta que no hayan podido hacer las pases antes de su muerte.

♂Físico

• Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede: Howl´s Moving Castle

• Nombre real: Howl

• Imagen:
Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: Go and catch a falling star [Howl´s ID]

Mensaje por Arlock el Miér Mar 07, 2018 3:06 pm


» Aceptada y cerrada.

¡Bienvenido!
» Recuerda pasar los registros correspondientes. Los amos necesitan adquirir una vivienda para comprar un Pet. Cualquier duda, no dudes más y pregúntanos mediante mp o por el subforo … … de dudas & sugerencias
¡Disfruta del foro!
¡No olvides las 3 leyes de la robótica!


Seres de oscuridad
Ver perfil de usuario
avatar
Seres de oscuridad

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.