Últimos temas
» —Incompleta.
Mar Ago 14, 2018 6:04 pm por Ἀφροδίτη

» Kiel|
Mar Ago 14, 2018 12:44 pm por Arlock

» Aleksei|
Mar Ago 14, 2018 12:34 pm por Arlock

» Firmas
Mar Ago 14, 2018 1:12 am por Kiel Schwarz

» Té de color del oro (Anubis)
Sáb Ago 11, 2018 11:22 pm por Anubis

» Cherry trees and mental peace. -LIBRE
Sáb Ago 11, 2018 7:54 pm por Illya Millett

» tratando de volver a la vida
Mar Ago 07, 2018 12:06 am por Ammyt

» I'll catch you, shooting star☆
Dom Jul 29, 2018 10:17 pm por Howl Pendragon

» Cry little brother
Jue Jul 26, 2018 8:17 pm por Seimei Aoyagi


A la caza de una diva

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A la caza de una diva

Mensaje por Invitado el Jue Sep 15, 2016 9:14 am

Introducción:

Ren, un agente de “La agencia” está de servicio y se le ha encomendado una labor particular: capturar con vida a algún individuo extraterrestre, en particular, de la especie Anunnaki. No demoraría demasiado en encontrar a su presa: una celebridad que responde al nombre de Ciel, a quien seguiría intentando no ser notado… Fracasando en el intento.

¿Estará su misión del todo perdida?


Ciel Schianova : A un lugar más sofisticado y limpio que esto.-Respondió apartándose del contrario y comenzando a caminar en una dirección fija.- Aunque es algo caro.



Ren :  -Asintió- ¿Caro? -Dudó por algunos segundos. Bueno, igual seria algo más caro, pero era solo un café al fin y al cabo, no debía ser algo inasequible tampoco, por lo que terminó accediendo- Vale... Es solo un café ¿No? Estará bien, en ese caso le sigo



Ciel Schianova : Sí, sólo un café.-Respondió antes de soltar un suspiro, pero no fueron a ningún café, pues el castaño se paró frente a una comisaría.- Agentes, quiero denunciarlo por acoso y poner una orden de alejamiento (?)



Ren :  -Algo ingenuo, no sospechó cuando el castaño se detuvo frente a la comisaría, pensando que sería una casualidad o algo. Al menos, hasta que llamó a los agentes. Suspiró, aquello no suponía ningún problema importante pues le bastaba con mostrar su placa, pero suponía un estorbo y una perdida de tiempo. Se limitó a alzar los brazos pacíficamente- Solicito que se me interrogue en privado, si no es molestia... -Una vez dentro no demoraría mucho, se limitó a enseñar su placa, verificaron su identidad con la agencia y estuvo libre tras unos veinte o treinta minutos-



Ciel Schianova : -Le extrañó un poco la tranquilidad con la que se lo tomó el contrario, pero supuso que ya estaría acostumbrado a aquello.- Se ve que es un sucio acosador... -Gruñó antes de salir de la comisaría, iría de compras, después de todo, su armario estaba bastante "vacio" a su parecer.-



Ren :  -Una vez estuvo fuera no le tomó mucho seguirle el rastro. Era alguien llamativo después de todo. Empleó las influencias de la organización para colarse como “empleado" en una de las tiendas del sitio a donde se dirigía el castaño. Era de etiqueta, así que quizá era parada obligada para alguien como él a su ver. Pidió que le colocaran organizando la mercancía, de forma que no llamara mucho la atención-



Ciel Schianova : -Se quedó ojeando las diferentes tiendas del lugar a donde fue, solía ir más de una vez a una que le agradara, ya que pocos establecimientos le parecían suficiente "limpios", pero aquel día decidió probar una nueva, siendo aquella dónde estaba el peliazul trabajando. Apenas tocó nada, limitándose a observar las prendas, hasta que una le interesó y llamó al dependiente para que pudieran traerle una del almacen, limpia y sin manosear.- No esperará que coja algo que tocaran otros cientos de asquerosos seres ¿no? -Fue su respuesta cuando el empleado le indicó que había de su talla entre las piezas exhibidas.-



Ren :  -Agudizó el oído al notar su voz. Si compraba algo ahí podría solicitar sus datos en la caja... Asumiendo que pagara con tarjeta, aunque con los precios tan desorbitados que acababa de ver lo veía muy difícil. Así podría conocer su domicilio fácilmente. Tendría que evitar llamar la atención para no espantarlo... Y el perchero que se le acababa de caer no ayudaba-



Ciel Schianova : Qué empleados más ruidosos.-Protestó cuando escuchó el sonido de algo caer, mirando en dicha dirección y erizándose al reconocer al menor.- ¿Y tú que haces aquí? -Interrogó mientras alzaba un poco la voz. Aunque tras ver que llevaba la ropa de la tienda, suspiró y se calmó.- Oh... Me impresiona que una asquerosidad como tú trabaje aquí... -Murmuró tomando la prenda que le ofrecía el dependiente y mirando de reojo los probadores.- Están limpios ¿no? -Fijó entonces su vista en el acosador.- Ni se te ocurra venir a mirar, te arrancaré los ojos.



Ren :  Soy lo suficientemente pulcro como para trabajar aquí. Puede consultar el protocolo de los empleados si tiene dudas de nuestras exigencias, caballero -Comentó forzando una sonrisa, comenzaba a desear la cautividad del individuo- Oh, no Se preocupe, no tengo nada que mirar ahí



Ciel Schianova : -Lo miró de arriba abajo y soltó una risita burlona.- Asqueroso.-Soltó por lo bajo antes de desaparecer bajo la puerta de uno de los probadores, probó la prenda junto a unas pocas más que trajeron por ver cual era la talla adecuada. Salió finalmente tras unos siete minutos.- Me los llevo.-Murmuró dejándolos sobre el mostrador y acomodándose después los guantes. Esperó a que le dieran la cuenta y pagó efectivamente con tarjeta, marchándose felizmente con sus bolsas. Aunque no tuvo reparos en pasar cerca del conocido empleado y pisar su pie con fuerza.- Deberías estar pudriendote en un calabozo en vez de contaminando mis vistas, engrendro.-Susurró antes de apartarse y cruzar la puerta de la salida.-



Ren :  -Chasqueó los dientes, comenzaba a exasperarse con la actitud del castaño. Ese se había convertido en un trabajo que quería terminar cuanto antes- Un gusto atenderle... Esperamos verle pronto -Sonrió forzosamente tras el pisotón- ...Muy pronto -Murmuró entre dientes. Tras ello se cambió el uniforme y se dirigió a la caja. Mostró la placa y una supuesta solicitud de investigación. Se presentaba como un agente del gobierno investigando al sospechoso principal de un crimen muy pesado, no es como si pudiera decirles la verdad ni que fuera muy necesario. Nerviosos, dejaron fluir la información lo más rápido que se pudo, pudiendo obtener así su dirección, a la que se dirigió inmediatamente. Trepó a un árbol cercano y allí se dispuso a esperar pacientemente al castaño. Planeaba entrar a dejar cámaras, pero para eso necesitaba garantizarse más tiempo que de momento no podía asegurar-



Ciel Schianova : -Tardó cerca de media hora en terminar con sus compras, pasando de una tienda a otra mientras buscaba prendas que fueron de su agrado. Volvió a casa con una sonrisa de oreja a oreja mientras sostenía con cuidado las asas de las bolsas, había llegado a rodear las mismas con un pañuelo para evitar tocarlas.- ... -Entro en casa y dejó las mismas en la entrada, primero iria a darse una larga ducha.-



Ren :  -Su trabajo implicaba una buena cantidad de horas en vigilia, sin parar. Vigilar la rutina de alguien podía llegar a ser algo arduo, con lo que solo podía permitirse llevar algún refrigerio encima que devoró en esa espera y tener apenas ratos de descanso. Casi se duerme tras el sandwich que cenó, pero por fortuna para él el sonido de la diva entrando a su casa lo alertó. Bostezó para desperezarse y sacó los binoculares, disponiéndose a vigilarlo. Esperaba encontrar algo interesante, algo más allá que simples compras. Planificación con otros de los suyos, niños secuestrados en el sótano para sus oscuros propósitos o demás similares (?)... Pero de momento parecía todo muy normal, alguien que parecía emplear más su tiempo en... Compras y limpieza, que otra cosa. Tenía la orden de capturarlo y llevarlo consigo a la sede, para interrogarlo e investigarlo, pero esperaría el momento justo. Pocas herramientas, un solo agente, humano versus un ser del que apenas tenían conocimiento aún... No sonaba a algo para hacer a la ligera. De momento, no se perdería un segundo de vigilar lo que hacía el otro... Debía admitir que espiarlo mientras entraba a la ducha lo hacía sentir un poco... Sucio (?), pero quería saber si tenía partes... "no-humanas" que pudiera estar ocultando con la ropa-



Ciel Schianova : -Se aseguró de tener todo preparado para cuando saliera, no era especialmente friolero, pero caminar desnudo hasta su armario no le atraía.- ... Creo que está todo... -Se interrumpió cuando por "casualidades" de la vida (y no su U metiendo cizaña(?)) vio algo por la ventana.- ... -Casi creyendo que era su imaginación, se asomó.- ¡Tú! ¡MALDITO ACOSADOR! -Agarró lo primero que tuvo a mano -la toalla- y se lo arrojó, pero no tardó en lanzar los champús.- ¡Deberías estar en comisaria! ¡Cerdo! ¡Asqueroso! -Corrió hasta el telefono de casa a llamar a los agentes.-



Ren :  ... -Suspiró cuando le pilló, dejándose "tumbar" al suelo, aunque aterrizó demasiado bien para ser considerado una "caída", por lo que lo premeditado se le hizo obvio- Oh no, me han pillado... Oh... ¿Qué haré ahora? -Comentó de forma totalmente inexpresiva y carente de emoción, como si quisiera restarle importancia. La policía llegó y, ante lo sospechoso de la situación y que ya estaba reincidiendo, lo llevaron detenido de inmediato por precaución... Fue llevado a comisaría y solo ahí pudo explicar la situación... O parte de ella. Les comentó que venía de la Interpol (?), y que tenía una orden de captura, que sus puestos de trabajo se verían en peligro si no cooperaban, así que más temprano que tarde, se presentaron todos los agentes en su casa. Le tendieron una trampa, tocaron su puerta alegando que venían a solicitarle datos como testigo para poder procesar al "acosador" debidamente. El plan era emboscarlo y detenerlo apenas saliera y, mientras lo agentes se dirigían al sitio, el peliazul se encargó de ir hasta la sede y tomar el automóvil que le fue asignado en su momento donde, si todo salía bien, trasladaría al castaño para su posterior encierro-



Ciel Schianova :-Creyó que se habría librado de su acosador, que podría regresar a su tranquila vida como "humano" normal, pero no, parecía que no tenía suerte. No pensó demasiado en abrir la puerta, no los invitaría a tomar té, pero si daría los datos que fueran necesarios para que pudiera encerrar a aquel asqueroso tipo por un tiempo.- ... -En cuanto notó que querían ponerle las esposas, no dudo en resistirse, ah no, unas esposas así de asquerosas en sus muñecas ni loco, encima eran horribles. Acabo desde arañándoles la cara, hasta pateando sus partes, mientras les decía desde pervertidos hasta corruptos, aunque debido a la cantidad que fueron por él, lograron reducirlo.- ¡Os voy a matar! ¡Colgaré vuestros cuerpos en la azotea y empalaré vuestras cabezas! -Gritó justo en el momento que debía estar llegando el agente a su sitio.- ¡Y a ti! ¡Pagaré para que te corten las pelotas!



Ren :  -Se limitó a observarlos desde su sitio, literalmente tenía los brazos cruzados. Ya había pasado muchas penurias y sabía que aún le quedaban muchas más, entre más trabajo sucio pudiera ahorrarse, mejor. Al menos los oficiales después de eso podrían ir tranquilamente a sus casas a cenar con sus familias, descansar y quejarse de su mal día. Él tenía una jornada laboral casi interminable…- Yo me encargaré a partir de ahora, muchas gracias... -Lo único que restaba un poco la clara desventaja que tenía un humano como él contra un alienígena de capacidades aún desconocidas para los humanos era que estaba en muy buena forma. Pudo alzarlo a cierta distancia prudencial para evitar patadas y lo subió al asiento trasero de su propia "patrulla", a la que prontamente se subió como chofer- Caballero, supongo que a estas alturas ya tiene cierta idea de que va todo esto. Si no, en la agencia se le explicará. Ha sido seleccionado para tener un trato bastante más diplomático que otros, así que le sugiero que no lo desaproveche y se muestre colaborativo -Lo miró por segundos en el retrovisor- No soy rencoroso, así que le sugiero también que ahora mismo guarde la calma. Realmente no me gustaría tener que atarlo de cuerpo completo o peor aún, sedarlo. No es mi intención hacerle daño, así que no me gustaría tener que hacer uso de un sedante experimental con efectos aún desconocidos en usted. Lamento los inconvenientes, pero su raza actualmente se ha presentado como hostil para nosotros, así que no podemos investigar ni negociar con protocolos menos... Invasivos -Comentó todo mientras conducía de camino a la agencia-



Ciel Schianova : -Se erizó al notar el tacto del contrario, pataleando obviamente y removiéndose.- ¡Limpiate esas putas manos antes de tocarme! ¡Asqueroso! ¡Repugnante! ¡Rata de alcantarilla! -Gritó durante el trayecto hasta el coche y un poco dentro de este.- ... ¿Sedante? Ja... Lo que quieres es poder tocarme sin que te parta esa cara... ¡Te pienso arrancar las pelotas! -Amenazó irritado, pero de pronto se cayó y soltó un bufido.- ¿Diplomatico? -Aquello le hizo soltar una risa bastante sarcastica.- Y claro, empezamos acosándolo, secuestrándolo y encerrándolo... -Lo miró de arriba abajo.- Se ve que sois tan idiotas como aparentais, normal que sea tan fácil controlaros



Ren :  Si quiere, de aquí en adelante me lavaré las manos antes de tocarle, pero no se preocupe. No creo que sea necesario más tacto de aquí en más, es tan desagradable para mi como lo es para usted, así que no lo tocaré más de lo necesario -Ignoró de momento el resto de insultos y amenazas, guardando silencio por varios segundos más- Es precisamente por cosas como las que acaba de decir y por las que ya han hecho que actuamos así. No le causaremos molestias innecesarias, ni le vamos a hacer daño, pero entienda que también queremos cuidarnos las espaldas y evitar que sigan haciéndonos daño -Tras casi una hora de recorrido, llegaron a la agencia. Abrió la puerta trasera, el castaño probablemente se encontraba atrapado en el suelo tras caerse- Debo advertir que ante el más mínimo intento de forcejeo, tendré que tomar medidas de seguridad, sugiero que colabore...



Ciel Schianova : ¡¿Sabes de que manera no habrá más tacto?! ¡Soltándome maldito hijo de ****! -Alzó la voz con ira.- Yo no soy el que te está secuestrando para mantenerte cautivado... Aunque si lo pienso, eso debí hacer con vosotros ¡Asquerosos seres inferiores! ¡Solo debeis postraros ante alguien superior y adorarlo! -Se removió en el lugar, gruñendole y avisando de que no quería que lo volviera a tocar aunque estuviera en el suelo.- ¿Forcejeo? -Sonrió con suavidad, falsa dulzura.- ¿Quieres que te pisa las pelotas? ¡Aprende a saber con quién estás tratando!



Ren :  -Se limitó a cerrar los ojos antes de asentir- Es una pena, voy a tener que proceder contigo de una forma no muy grata, es peligroso trasladarte así -Aprovechando que en el suelo su movilidad se vería aún más reducida lo ató bien con cuerdas gruesas, de forma que, con suerte, apenas se podría retorcer, y no demasiado pues las cuerdas hacían bastante presión. Sumado a eso se colocó unos guantes de látex- Debes estar contento, ahora no te toco con las manos "sucias". Si lo deseas, puedo usarlos de aquí en más para tocar la comida que se te va a suministrar y esas cosas -Llenó una jeringa con una especie de suero plateado y la golpeteó con la uña a la par que dejaba salir un poco del líquido para asegurarse. Se subió al asiento y desde allí acercó la jeringa a su cuello. Tuvo el cuidado de incluso desinfectar el área con alcohol y algodón, inyectándole el potente suero luego cubriéndolo con una tirita (U: Salió hasta considerado (?)). Se sentó a esperar a que hiciera efecto. No confiaría en sus reacciones, así que se dedicó a tomarle el pulso de vez en cuando para asegurarse de que las pulsaciones bajaban gradualmente hasta denotar inconsciencia-



Ciel Schianova : -Se erizó e incluso tensó cuando lo ató con las cuerdas, estaba seguro de que dejarían marca, sobre todo porque llegaba a ser dolorosa la presión que estas ejercían con su inmovilización.- ¿Contento? ¡¿Dónde diablos han estado esos guantes?! ¡¿EH?! –Gritó mientras forzaba sus pupilas para poder mirarlo de reojo, necesitaba saber qué hacía ahora que estaba en una posición bastante indefensa.- Oye… oye… ¡Oye! ¡Ni se te pase hacer… eso! –Crispado y asustado de aquello que le iba a inyectar, sintió sus ojos humedecerse cuando el líquido entro en él, y no a causa del dolor.- ¡Asquerosa rata! ¡Te voy a… matar! –Prometió mientras lo miraba con odio y rencor, de poder, se hubiera arrancado la tirita y un buen trozo de carne, aquel que había tocado con aquel desagradable utensilio, pero no pudo gritar y gruñir por mucho, pues poco a poco le iba constando mantenerse despierto. No se le ocurrió hacerse el dormido, más bien, aguantó todo lo que pudo, pues sabía que iba a proceder a trasladarlo y, por tanto, tocarlo- … -Finalmente se durmió, seguramente estaría dormido por un par de horas, no demasiado, ya que al fin y al cabo, aquel suero no estaba diseñado especialmente para su raza. Cuando lo hiciera, seguramente se levantaría con brusquedad y buscara esconderse o alejarse de lo primero que viera.-



Ren :  -Esperó pacientemente a que el suero hiciera efecto, comprobando su pulso de vez en cuando hasta que lo notó lo suficientemente apaciguado como para sentir seguirdad en alzarlo. Toda precaución era poca y llevarlo en brazos suponía un peligro si llegaba a despertar, por lo que lo alzó y colocó sobre su hombro, como un saco de papas. Lo llevó a una celda que, quizá para alivio del castaño, estaba completamente esterilizada, no sin pasar antes ambos por una especie de "sala desinfectante". Lo reposó en la cama y, aunque de nueva cuenta se sintió sucio (?), tuvo que tocarle prácticamente en todos lados y se deshizo de todos los objetos "duros", que no fueran tela. Incluso tuvo la paciencia para deshacerse de su correa y de arrancar cada botón. Desató sus esposas y le colocó un par de brazaletes que comprobó arañándose. Creaban un campo en sus manos y además se unían para inmovilizarlo si detectaban sangre, diseñadas para evitar que el castaño se hiciera daño. Acto seguido salió y se disupso observarlo a través de un ventanal que rodeaba toda la habitación, decorada de forma simple pero cuidada, sin objetos con puntas afiladas ni similares. Probablemente tendría que interactuar con el castaño de cerca más adelante, pero de momento lo más seguro era mantenerse tras el vidrio-



Ciel Schianova : -Se relajó poco a poco al ver que no había nadie cerca, aunque eso mismo fue lo que le hizo entrar en alerta segundos después, revisando con mayor atención el lugar en el que estaba encerrado.- … -Se encontró con el ventanal que le permitió vislumbrar a su captor, después bajó la vista para ver los brazaletes que rodeaban sus manos.- Qué cosa tan poco practica… ¡Y qué asquerosas! –Trató de quitárselos, pero tras varios intentos infructuosos tuvo que dejarlo pasar. Se levantó y se acercó al ventanal para poder encarar mejor al peliazul.- Ahora resulta que eres acosador, secuestrador y voyeur… -Suspiró y se quitó la ropa sin mostrar mucha pulcritud en ello. La razón era que aquellas ropas que fueron tocadas por otras, le asqueaban, y era mejor estar desnudo a vestirlas, después de todo, suponía que aquella habitación estaría aclimatada para que no pasara frío aunque hiciera algo como aquello.- Como ves, no tengo nada raro.-Susurró con burla, quizá esperándose que aquel ser sintiera curiosidad por su otra forma, una que no iba a mostrar de ninguna manera. Miró la cama y arrancó las sabanas, luego, arrancó lo que cubría el colchón, todo ello con simple fuerza y sus propias uñas.- Traeme lejía y desinfectante, tengo que limpiar esta mierda.-Ordenó con seriedad, estaba claro que no se fiaba de que tan esterilizada estaba aquella habitación-



Ren : Buenos días... -Saludó al verlo despertar a través de un microfonillo- Le garantizo que poco me interesa sus conductas sexuales, si es lo que le preocupa, yo estoy aquí para vigilarle y atender sus necesidades, por la mañana vendrán a interrogarlo y hablar con usted -Escuchó su petición hasta el final, negando con la cabeza- No puedo hacer eso, por su bien. Para que se dé una idea de lo esterilizada que se encuentra su habitación, traerle semejantes químicos contaminarían ese entorno, ya que no se pueden "limpiar" correctamente o reaccionarían con los otros químicos que usamos para el lavado. Además, si quiero pasar tendré que darme un baño químico -Fingiendo desinterés, se recargó sobre sus brazos en un pequeño mesón frente al vidrio, aún observándole- Use la lógica. Es un ser proveniente de un sitio desconocido para nosotros, no quieren contaminar nada así que todo está desinfectado con químicos que no consigue en ninguna tienda porque no se expenden al público. En resumidas cuentas, está más limpio de lo que puede llegar a estar su casa -Se incorporó un poco, apoyando el codo en la mesa y alzando la mano para recargar la mejilla en su palma- ¿Se te ofrece algo? Comida, bebida...



Ciel Schianova : ¿Mi casa? –Se tomó aquello como una ofensa y golpeó el cristal, primero con un puñetazo y después con una patada y dos rodillazos.- Creo que se equivoca, nada está más limpio que mi casa.-Aseguró con molestia, pero se calmó rápido, como si se hubiera percatado de que estaba tratando con un niño que poco podía comprender.- Pero que sabrá un simple peón… Seguramente no tendrían ningún problema en venderte si esto sale mal.-Susurró dándole un vistazo a través del cristal, mirando la cama deshecha y deshilada.- … -Tras escuchar su interrogación comenzó a romperlo todo, desde la cama a las sabanas, no se dañó a sí mismo y dejó los grilletes en paz, pero si destruyó todo lo demás, algunas cosas con una facilidad que podía aterrar, superando con creces la fuerza de un humano, doblaba o quebraba cosas como si fueran simplemente arcilla. Se divirtió en especial con los muebles, los cuales aventó contra el cristal al igual que contra el techo, en busca de romper aquello que daba luz a la habitación.- Sí, quiero algo. Arregla este desastre.-



Ren :  No sé si me haya explicado bien. Todo está lavado con productos que no se pueden conseguir. Debe tener cierto tiempo en este planeta, si trajo algún producto de limpieza del suyo ya se le debió haber acabado y recurrir a los humanos... Que no podrían suministrarle un desinfectante tan potente como el que usamos aquí, cuya fórmula de momento se mantiene confidencial. No cuenta en su casa con mejores desinfectantes que este, solo por eso está aún más limpio que su casa -Le observó destrozarlo todo con fingido desinterés tras la seguridad del vidrio, suspirando al escuchar su petición- Lamento decirle que tendrá que esperar hasta mañana si quiere muebles nuevos, pues habrá que conseguir otros y pasarlos por el proceso de desinfectado, pero puedo ordenarlo todo y poner sábanas nuevas que eso sí tenemos. Delante de él cargó un arma un tanto extraña y, con ella en mano, se metió con todo y ropa a una ducha transparente que lo bañó a presión por todos lados con un líquido que, al parecer, le ardía- Ugh… -Se quejó del dolor antes de pasar a una especie de secado rápido, y de ahí a la habitación, guardándose el arma en una funda en su cadera- Si se detecta sangre los brazaletes actuarán como esposas. Voy armado y he sido entrenado por años para evitar desarmes.. De tentáculos incluso (???), así que por favor, no intente nada -Traía un juego de sábanas en brazo además. Pasó y se dispuso a pacientemente volver a colocar todo en su sitio y reemplazar las sábanas-



Ciel Schianova : … Qué poco eficientes.-Soltó mientras miraba detrás suya el propio desastre, suspiró y apiló todo en un rincón para recuperar su espacio, no le gustaría caerse por error o hacerse daño con las partes astilladas.- Si me dijerais que tardaríais minutos… o incluso una hora… pero un día entero.-Murmuró cuando lo vio entrar, miró de reojo el arma y se escuchó un gruñido de su parte tras el aviso.- Ves muchas películas raras… yo no tengo tentáculos.-Bufó caminando hacia el con calma, pareciera que iba a atacarlo, pero simplemente le quitó una de las sabanas que cargaba y se envolvió en ella, acariciando la cabeza ajena como si se tratara de un perro al que decía “buen chico”, aunque su intención era humillarlo con aquel gesto.- Búscate otro trabajo, si sigues en esto, acabaran matándote.-Le informó en una tranquila amenaza, se apartó de él y se limpió la mano con la tela que tenía, mirando de reojo de donde salió antes de girarse y mirarlo.- Quiero desinfectarme, así que darme de esos químicos.-Susurró con seriedad.- Tambien quiero una muestra de cada uno para saber su composición y que me devolváis a casa. Un sujeto de pruebas, a poder ser de estatura media, peso medio y lo más “normal” que tengáis entre vosotros humanos. Si vosotros quereis saber de mí, yo sabré de vosotros… Aun así, no hay mucho que podáis enseñarme, inferiores.-Soltó una risa burlona y le dio la espalda, volviendo a su rincón.- No puedo asegurar que le haré, pero pensare que eres tú mientras se los arranco.



Ren :  Yo en general tengo poca información de ustedes, no formo parte del departamento de investigación así que solo sé lo básico. Así que no sé si de donde vienes tienes una máquina para materializar cosas al instante, pero al menos aquí no tenemos esa tecnología, lamento los inconvenientes. Recomendaría cuidar las instalaciones como si fueran suyas, por su comodidad... -Se mantuvo quieto y vigilante en el momento en el que se acercó, observándole con cautela- Se me olvidó mencionarle que hay un armario con varias mudas. No son tan llamativas, pero es mejor que una sábana... -Lejos de sentirse humillado, agradeció el gesto con un asentimiento- Gracias; y no se preocupe por mi, ya tengo tiempo haciendo esto... Y tampoco es como si tuviera otra opción, si deserto me asesinarán -Se encogió de hombros y continuó ordenando- Me temo que no puedo facilitarle ese químico, puede volver a ducharse con ellos si gusta, pero advierto que no tendrá forma de recolectarlo pues hay un sistema de secado. No intente ingerirlo o podría hacerse un daño irreversible -Terminó de organizar el sitio y se devolvió para salir- Ah y si te preocupa, pasaste por esa ducha antes, pasé contigo, pero estabas inconsciente... -Suspiró y negó con la cabeza- Más peticiones que no puedo obedecer: de momento no podremos devolverlo a casa ni mucho menos le facilitaremos un humano para que experimente. Me encargo de sus necesidades, otras cosas háblelo mañana cuando lo interroguen



Ciel Schianova : … Raros.-Susurró antes de dejar escapar un suave bostezo, estaba cansado, destrozar toda una habitación no era algo fácil. Esperó a que cambiara las sabanas de la cama y se metió después en esta, no se puso ropa, no le interesaba, cuanta menos suciedad llevara encima mejor.- Ducha e inconsciente nunca suena bien… -Susurró mientras lo miraba de reojo.- Y ducha de ácido mucho menos ¿estamos en una peli porno o qué? Solo falta que salgan tentáculos de algún lado… -Soltó un suspiró y se acomodó en la cama, molesto e irritado.- ¿Será un interrogatorio pacifico? –Interrogó mirándolo entonces de reojo.- ¿O tengo que prepararme para que useis desde sueros hasta utensilios de tortura? –Bufó y volvió la vista al frente.- Supongo que lo segundo… no tengo intención de colaborar con vuestra especie, soy implemente inferiores.



Ren :  -Enarcó una ceja- Bueno, si salen tentáculos solo podrían provenir de usted, yo soy un ser humano más del montón… No he estado en Chernobyl ni nada por el estilo… Y no se preocupe, insisto, no tengo nada que buscar ahí. No hice más que sostenerlo bajo la ducha -Asintió sin dubitar a su pregunta- Para torturar tienen a otros, tú tuviste suerte porque te seleccionaron con otras intenciones; te interrogarán de forma pacífica y si no colaboras… Pues simplemente te harán permanecer en la sala de interrogatorio hasta que digas algo que les pueda interesar, pero si se extiende mucho puede que incluso me toque llevarte comida. Como le dije, la intención es diplomática pero, visto lo que han llegado a hacer los de su especie, tenemos que tomar ciertas medidas de seguridad que pueden no parecer pacíficas Se sentó entonces a una distancia prudencial, pero aún dentro de la celda- ¿Desea algo más?
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.