Últimos temas
» Té de color del oro (Anubis)
Mar Mayo 15, 2018 10:52 pm por Anubis

» Links de temas libres
Vie Mayo 11, 2018 7:51 pm por Arlock

» Shonen Rol (Afiliación Normal)
Jue Mayo 10, 2018 4:48 am por Invitado

» Buscando una oportunidad.
Miér Mayo 09, 2018 5:57 pm por Jin Pakpao

» UNIVERZITA ASGARD +18 [Élite]
Miér Mayo 09, 2018 4:15 pm por Invitado

» Shinobi Wish {Élite - Cambio de Botón}
Miér Mayo 09, 2018 3:01 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Mar Mayo 08, 2018 11:16 pm por Nikita Maklakov

» Nikita ID
Mar Mayo 08, 2018 10:32 pm por Abdiel Wilmer

» Firmas
Lun Mayo 07, 2018 8:16 pm por Nikita Maklakov


|Adolf

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|Adolf

Mensaje por Adolf Metzler el Sáb Abr 30, 2016 10:24 pm

Apodo:
Fürher
Nombre/Apellidos:
Adolf Metzler
Edad:
34 años aparentes. Edad real, desconocida.
Raza:
Híbrido de demonio y humano.
Nacionalidad:
No nació en el mundo humano, pero tiene doble nacionalidad, Británica y Alemana.
Fertilidad:
Fértil
Profesión:
Pre-Jubilado (Ex juez), rentista y escritor anónimo.
C.Sexual:
Uke

{D E S C R I P C I O N E S}

D. Física:

Adolf es un hombre medianamente alto, de piel blanca y contextura delgada, características que pueden conferirle un aspecto enfermizo. Sus cabellos son de un suave color beige, casi crema y que con determinada iluminación pueden confundirse con gris. Tiene un corte más bien descuidado, que cae indistintamente por su rostro, cubriendo fácilmente sus ojos. Sus ojos son dorados, con un pigmento muy ligero y poco fuerte, casi como si hubieran dado unas pequeñas pinceladas sobre su iris.

Suele llevar ropas cómodas, camisas blancas y pantalones, ambos holgados. Desde que se jubiló es difícil verle con ropa formal o de etiqueta excepto en contadas ocasiones. Su forma de vestir es muy sobria, no acostumbra a llevar accesorios de ningún tipo a excepción de por motivos prácticos.

D. Psicológica:
 
Es alguien extraño, un adulto que aún está en ese límite entre la juventud y la adultez, poco expresivo en algunas cosas y muy exagerada en otras. Principalmente serio y desinteresado, esboza muecas escépticas y muestra un recelo patente, no menosprecia a otros, pero sí que denota sin tapujos su escasa confianza en terceros.

No es alguien que puedas llamar de extrovertido, que esté dispuesto a dar abrazos a diestro y siniestro, al contrario, prefiere guardar las formas, incluso es algo reacio a que le toquen o tener contacto de algún tipo con otras personas.

Desde que abandonó su última profesión se comporta de forma despreocupaba y le gusta mantenerse en lugares cerrados y tranquilos, a poder ser, sin grandes aglomeraciones y bullicio. Le gusta la tranquilidad, puede hablar con alguien, pero siempre dentro de una estancia.

No es muy pasteloso ni afectuoso, pero a su forma sabe demostrar su aprecio y cariño. Fiel a sus amistades, es alguien que no duda en brindar apoyo y ayuda a quienes lo necesiten, además de acudir siempre que se le llame.

Es difícil que se inmiscuya en relaciones amorosas, siendo que más bien las rehúye.

También es algo torpe al relacionarse con personas nuevas.

Historia:

He tenido una vida ajetreada, vivir poco más de un par de milenios da para hacer muchas cosas.

Pero, sintiéndolo mucho, aún no me siento lo suficiente mayor como para contar mis mejores aventuras con el orgullo de un veterano de la primera o segunda guerra mundial. Aún tengo mucho que vivir.

Así pues, prefiero guardarme mi pasado más antiguo para mí y relataros solo parte de mi actualidad. Esta se puede decir que empezó cuando recogí un pequeño niño en las industriales calles alemanas.

No lo hice por caridad, simplemente, tenía algo, nos parecíamos, no necesité un segundo vistazo para verlo. Nuestra grata convivencia no tardó en confirmármelo. Edmon era especial, no era un niño humano y a la vez sí lo era, ¿me entendéis?Intentaré explicarme.

Tengo buenos ojos, unos dignos de un medio demonio, puedo ver cosas con las que otros soñarían. Y podía ver algo, a su espalda, había algo acompañándolo, siempre. Al principio era algo traslucido y difuso, pero con el tiempo se fue oscureciendo cada vez más, al igual que la piel bajo los ojos de Edmon. Con el tiempo, supe por qué.

Mi pequeño retoño era una pesadilla, o casi, al perder su característica etérea, esta se llevó consigo su naturaleza. Se volvió casi humano, pero había algo más... algo que nos hacía parecidos, su parte oscura no se esfumó, al contrario, se aferró a él, arrebatándole todo atisbo de sobrenaturalidad. ¡Por eso aquella mancha era cada vez más oscura!

Era como un parásito, con el tiempo averigüe que,como toda pesadilla, aquel segundo ser se alimentaba de su propio yo, es difícil de entender. No dejaba de ser otra parte de la misma criatura, pero como una especie de siamés o, quizá mejor dicho, gemelo parasito.

Un padre quiere lo mejor para sus hijos, o eso dicen, intenté ayudar, aunque a día de hoy no sé si fue lo correcto. Por medio de métodos poco ortodoxos, pues no todos los padres practican en sus hijos artes demoniacas, los separe. Al principio, pareció ser una buena decisión, mi pequeño pudo volver a dormir y parecía menos angustiado. Gran error.

Edmon paulatinamente se fue deteriorando en salud, se convirtió en alguien enfermizo y delicado, no estaba hecho para ser humano.

Por otra parte, mis noches se hicieron eternas. Prácticamente era incapaz de dormir y podía ver como una mancha antropomorfa, negra e indefinida se paseaba por todos los recovecos y estancias de la casa. Lo peor era cuando, vencido por el agotamiento, caía en los brazos de Morfeo, no tardando en ser arrebatado de ellos, avasallado por el pánico, para ver cómo, frente a mí, sentado en mis piernas, se encontraba ese ente diabólico, sin expresión, sin facciones y solo una amorfia negrapor rostro. Aun así, yo sabía que sonreía.

Hasta que una noche, aquello simplemente desapareció. No necesité que llegara la madrugada para intuir él por qué, cuando fui a la habitación de mi vástago, lo vi, aquella cosa repugnante adherida de nuevo a mi pequeño. Pero no me quedó otra que aceptarlo, ambos eran parte del mismo ser, era simplemente inviable para ambos permanecer separados. Me vi obligado a resignarme.

No quedó más que sobrellevarlo, he de decir que, temas de impotencia aparte, fue más fácil para mí, aquel ser solo acudía a mí escasas noches, tenía la mala manía de susurrar mi apellido mientras se escondía en la oscuridad, como una especie de burla durante mí forzada vigilia. Tanto le daba no poder beneficiarse de mis pesadillas, aquella cosa se contentaba con el terror.

Un par de años antes de separarme de Edmon, descubrí una habilidad que había desarrollado la otra parte de su ser. Y fue entonces cuando mi hijo renunció a dormir profundamente a excepción de contadas ocasiones. Cuando se relajaba, al bajar la guardia, aquel podía adueñarse del cuerpo. Su comportamiento era tan.. desagradable, se hacía la mosquita muerta, cínicamente amable y dulce. He de decir, que si no le conociera como le conocí antes de que se presentara a través de mi retoño, quizá me hubiera engañado.

El día de su marcha fue más amargo de lo que ninguno hubiera planeado, prometimos cartearnos, pero me hizo jurarle no buscarle hasta que él mismo decidiera volver a verme. Acepté a regañadientes.

Hace ya varios años, dejó de responder a mis cartas, exactamente, después de que en una, en un momento de flaqueza, le supliqué que volviera, qué quería ver cuán crecido estaba. Pasó mucho tiempo y, a base de años, cartas de arrepentimiento y suplicas por una respuesta, logré que me respondiera una vez al año, a veces me envía alguna foto, otras una grabación con alguna música que le ha gustado o simplemente un papel en blanco para notificarme que sigue con vida y aún recibe mis cartas.

Justo hace tres semanas, adquirí una sencilla mansión en la zona alta de la ciudad de Kyuushu, empaqué mis cosas y alquilé mi antigua morada. Ahora, me encuentro hospedado en un hotel a la espera de poder ocupar mi nuevo hogar.

«Si la montaña no viene a mí, yo voy a la montaña»

{E X T R A S}

Gustos:

Los lugares cerrados.

El tabaco.

La tranquilidad.

Documentales.

Todo lo asociado con el ejército.

Los gatos.

La comida casera.

Disgustos:

El exterior.

El síndrome de abstinencia.

Los programas de cotilleo.

Los hippies.

Los dragones.

La comida precocinada.

Información extra:

—Conserva todas las cartas, fotos y presentes que le ha ido enviando su hijo. Entre las instantáneas, se encuentran unas cuantas que destacan asociadas a un año en concreto, en ellas, se puede ver a Edmon, a joven un pelirrojo y una gatita con crías pequeñas. Según Adolf, son en las que más feliz parece su hijo, aunque también afirma que, en estas, también ve la mancha del otro yo.

—Su condición de mestizo le confiere ciertas habilidades y le beta otras.

♦️Tiene unos buenos ojos y puede ver cosas que la gente normal no puede. Por desgracia, no puede ver los reflejos, ni en espejos, cristal, ni agua.

♦️Puede controlar animales a su voluntad, pero es excesivamente vulnerable a licántropos, quimeras, dragones y criaturas relacionadas, además de que las heridas infringidas por estos le provocan cicatrices.

♦️Es inmune a todo tipo de enfermedades y venenos, pero su capacidad regeneración es extremadamente lenta, aunque eficaz.

♦️Puede establecer pactos con otros seres, esto le permite un aumento de energía espiritual que se traduce en regeneraciones más rápidas y una mayor resistencia, pero no le confiere poderes sobrenaturales y se ve delegado a una relación deamo - vasallo. El pacto se puede disolver fácilmente por cualquiera de las partes.

♦️La presencia de los seres de luz no le es perjudicial, pero es completamente inofensivo ante estos, no les puede infringir ningún daño.

♦️Es inmortal, es decir, no muere de forma natural, pero es perfectamente asesinable.

♦️Comprende cualquier lengua e idioma, tanto oral como escrito. Pero no puede leer escrituras sagradas como la biblia o escritos en enoquiano. Sí las puede escuchar recitadas por un intermediario.

—Es dueño de varias propiedades dispersas por Alemania y Reino Unido, todas ellas alquiladas o en alquiler. Posee también acciones en diversas empresas además de cuantiosos ahorros distribuidos en múltiples bancos.

—A lo largo de su vida a desempañado diferentes trabajos y profesiones entre las que destacan: Militar (general), artesano, cristalero, psiquiatra, abogado y profesor. Ninguna de ellas figura en su historial pues las identidades que asumió están políticamente muertas.

—Fuma regularmente.

—Tiene las manos cubiertas de cicatrices y antiguas quemaduras, no habla del tema, pero se sospecha que un dragón se las calcinó. El tacto en estas se le hace doloroso y su pulso es muy débil.

—Hijo de padre humano y madre diablesa. Su padre fue un militar enterrado con honores al morir en batalla, así pues, su madre, quien estaba embarazada, decidió renunciar al mundo humano yrefugiarse en el suyo propio. Nació allí y pasó lasprimeras décadas de su vida en tierra demoniaca, pero al no encajar por su condición mestiza, volvió.

Campo Obligatorio

♂Físico

Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede:
Ten Count
Nombre real:
Nishigaki
Imagen:

Spoiler:




Volver arriba Ir abajo

Re: |Adolf

Mensaje por Marek Lundgren el Dom Mayo 01, 2016 1:33 am

Ficha aceptada

No se te olvide realizar los registros correspondientes.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.