Últimos temas
» NEOARGHIA +18 (ÉLITE)
Ayer a las 11:12 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Ayer a las 6:45 pm por Arlock

» Ritsuka:.
Mar Dic 11, 2018 1:54 pm por Arlock

» La casa de té a sus órdenes
Jue Dic 06, 2018 11:12 pm por Jin Pakpao

» Fuego verde de verano (Pyralis)
Jue Dic 06, 2018 10:33 pm por Jin Pakpao

» Astherya Foro Rol [Yaoi +18] [Afiliación Normal]
Mar Dic 04, 2018 6:04 am por Invitado

» Firmas
Sáb Dic 01, 2018 3:37 pm por Lucis

» Roma Imperium (Afiliacion Normal)
Dom Nov 18, 2018 8:46 am por Invitado

» Haciendo negocios, buscando problemas
Vie Nov 16, 2018 1:29 am por Philip K. Dick


And you are not me — {priv}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And you are not me — {priv}

Mensaje por Invitado el Jue Abr 21, 2016 9:31 am

La vida en su nuevo hogar estaba lejos de ser agradable, sencilla o fácil, desde sus tiempo en la tienda, en ese entonces no se hubiese atrevido a imaginar que algo como aquello era lo que tenía que enfrentar. Un vampiro con una obvia inestabilidad mental, con severos problemas para convivir con otros, y egomaniaco. Aquella noche, de manera magistral logró zafarse de su “amo” aseguró la puerta e incluso se tomó el tiempo para deslizar uno de los muebles para que le ayudara al menos unos pocos segundos, el propósito era mantenerse alejado de Reiji, fue a dormir sospechando que nada de lo que hiciera sería suficiente para librarse del mayor. Una vez recostado, no fue un reto el quedarse profundamente dormido, después de todo, si una extraña característica poseía Lavi, era la increíble habilidad de quedarse dormido en cualquier tipo de situación, no tenía cómo saber que las cosas darían un muy extravagante giro.

Abrió los ojos y se incorporó asustado, confundido y sofocado, sin notarlo rodó sobre la cama para resbalar por el costado, su cuerpo cayó pesado sacudiendo un poco la mesita de noche, la misma en la que se había golpeado la cabeza, estiró las piernas y fue en ese instante en que lo notó, que su cuerpo sobrepasaba el largo acostumbrado, las ropas que llevaba puestas estaban demasiado ajustadas, intentó alzarse, pero su cuerpo no parecía responder de manera adecuada, haciendo un nuevo esfuerzo logró incorporarse, en ese instante lo comprendió, en pocas horas había crecido casi cuarenta centímetros, los movimientos que hacía obligaron a su vestimenta a desgarrarse, se desprendieron jirones de tela hasta que unos pocos trozos quedaron sobre su pálido cuerpo. Con cierto recelo se aproximó al tocador, se sentó en la silla de color oscuro y un jadeo casi le hace atragantar—. Esto debe ser un sueño… no hay forma en la que… no se puede crecer tanto en una noche… pero y si Reiji… no, está loco, pero no tiene ese poder… ¿Verdad?—Se cuestionó sin dejar de contemplar el reflejo que aquel ovalado espejo le enseñaba.

Facciones más definidas, ojos menos almendrados, cabellos igual de desordenados pero más largos, lo suficiente para caer hasta sus labios, su cuerpo se había ensanchado un poco, ya no tenía aquel!a sinuosa figura, los músculos estaban definidos y su piel aunque pálida carecía de la suavidad que antes poseía, tenía el aspecto de un hombre mayor de veinte años, llevó ambas manos para recorrer su rostro, era cuando menos curioso el verse de aquella forma, tan maduro, tal alto, incluso su voz se había vuelto más grave.

Jaló de las sábanas para improvisar una manta que le cubriera, no quería ir por ahí, desnudo, se aproximó a la puerta y sin dificultad movió el mueble que obstaculizaba su salida, en ese momento ansiaba una respuesta, por ello no reparó en cuestionamientos y se atrevió a irrumpir en la habitación del vampiro— ¡Reiji¡ ¿Qué hiciste? —Preguntó sin siquiera cerciorarse si el mayor estaba allí, sólo quería una respuesta ¿Cómo era posible que en pocas horas creciera tanto? ¡Era imposible!
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.