Últimos temas
» —Incompleta.
Mar Ago 14, 2018 6:04 pm por Ἀφροδίτη

» Kiel|
Mar Ago 14, 2018 12:44 pm por Arlock

» Aleksei|
Mar Ago 14, 2018 12:34 pm por Arlock

» Firmas
Mar Ago 14, 2018 1:12 am por Kiel Schwarz

» Té de color del oro (Anubis)
Sáb Ago 11, 2018 11:22 pm por Anubis

» Cherry trees and mental peace. -LIBRE
Sáb Ago 11, 2018 7:54 pm por Illya Millett

» tratando de volver a la vida
Mar Ago 07, 2018 12:06 am por Ammyt

» I'll catch you, shooting star☆
Dom Jul 29, 2018 10:17 pm por Howl Pendragon

» Cry little brother
Jue Jul 26, 2018 8:17 pm por Seimei Aoyagi


Bienvenido a casa (privado Saitama)

Página 4 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Abr 15, 2016 7:28 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Había sido un día muy largo. El departamento había atrapado a una pequeña pandilla local con una gran cantidad de droga, así que había mucho papeleo de por medio, del cual gran parte le tocó hacer a él, cosa que le disgustaba mucho, y con lo que estaban constantemente “castigándolo” en la estación.

Si, de acuerdo, él no era muy ortodoxo al hacer su trabajo, y más de una vez podía haber roto alguna regla, pero también obtenía resultados. Cosa que a sus superiores no parecía importarles en absoluto.

“Apégate al manual de procedimientos, Genos”, le repetían. Y aunque lo intentaba, la mayoría de las veces terminaba haciendo todo a su manera, y entonces, preferían tenerlo en la estación, en un escritorio, detrás de una pila de papeles.

Se talló los ojos y bostezó. Estar todo el día sentado llenando formas le había dejado dolor de cabeza.

Si al menos todos aquellos documentos sirvieran para algo, se sentiría un poco mejor de poner tanto esfuerzo en ellos. Pero la verdad era, y lo sabía que la mayoría de aquellos delincuentes saldrían pronto de prisión, y que de todas maneras no eran más que intermediaros. La droga obviamente pertenecía a la mafia, y esos no había quien les hiciera algo.

Así que a su parecer el trabajo de escritorio en la estación era inútil, así que sólo quería volver a casa, olvidarse de su frustración y dormir.

Se detuvo de pronto en mitad de la acera al escuchar un ruido fuerte muy cerca, algo metálico siendo golpeado una y otra vez, y el sonido venía de un callejón que acababa de pasar. Genos regresó sobre sus pasos y se asomó con cautela, aunque en la oscuridad no pudo ver más que sombras. Y de nuevo escuchó el ruido.

Genos sacó una pequeña linterna y la luz iluminó el estrecho espacio entre los edificios. Ahí no había nadie, o eso parecía. Aunque al escuchar el ruido otra vez en seguida comprendió que venía del basurero que estaba ahí.
Con cautela se acercó.

¿Hay alguien ahí? —como nadie le respondió, se atrevió a ir abriendo la tapa poco a poco, hasta que el haz de luz de la linterna dio contra los ojos brillantes de un gato que lo miraba desde abajo, y que al notar que la tapa había sido retirada saltó fuera del contenedor y salió corriendo hacia la calle.

Solo un simple gato atrapado. Genos miró de nuevo dentro del contenedor para asegurarse de que no había más criaturas atrapadas adentro y luego lo volvió a cerrar. Apagó la linterna, listo para irse, y luego la encendió de nuevo, extrañado por lo que creía haber visto con el rabillo del ojo cuando había dirigido la luz de la linterna hacia el fondo del callejón. Algo que parecía… No, mejor cerciorarse antes de hacer conjeturas.

Dirigió el haz de luz hacia un lado y al otro, buscando el punto exacto entre el montón de cajas y bolsas de basura. Y lo encontró. Era justo lo que creía haber visto, una mano que sobresalía debajo de un montón de desechos.
Genos la contempló unos instantes, sintiendo que se le helaba la sangre al creer que estaba contemplando el cadáver de alguien.

Se acercó con cuidado, y removió un par de bolsas de encima. Su otra mano ya estaba buscando el teléfono para llamar refuerzos. Y luego se detuvo. Genos alanzaba a ver parte del cuerpo y notaba las partes metálicas y otras de un material de color negro que sobresalían en su apariencia. Quitó una caja y más bolsas y pudo verlo con mucha más claridad.

Era un Pet.

Suspiró aliviado de que no fuera un cadáver. Sólo un Pet que parecía desactivado.

Hey. ¿Me escuchas? —le habló, pero no obtuvo respuesta.

¿Debería llevarlo a la tienda? Ahí se encargarían de él. Aunque si lo habían dejado ahí entre la basura tal vez era porque ya no funcionaba. Genos no dejaba de mirarlo, debía llevar un buen tiempo ahí, por eso estaba tan sucio. De pronto sintió tristeza por él, por terminar en un lugar así, como si no le importara a nadie.

Tenía bien sabido que los Pets eran criaturas artificiales, pero no dejaba de darle pena el estado en que se encontraba aquel.

Como si quisiera hacer algo bueno por él terminó de quitarle la basura de encima y lo apoyó sentado contra la pared.
Se quedó mirándolo de cerca, en cuclillas frente a él. A primera vista no parecía que tuviera algún desperfecto en el exterior, aparte de la suciedad.

Levantó una mano para quitarle del cabello negro algunas basuritas. Luego sacó un pañuelo e intentó limpiar una mancha en su mejilla, sobre una marca delgada que salía desde la base del ojo. Aunque al ver que no funcionaba dejó el pañuelo a un lado y uso la yema de su pulgar. Piel suave, se sentía igual que la de un humano, menos caliente, probablemente porque estaba apagado, pero no fría como la de un cadáver, así que no resultaba desagradable al tacto.

La mancha en la mejilla casi desapareció. Genos lo comprobó apartando la mano. De todas maneras una manchita menos no lo hacía verse más limpio.

Genos se levantó, dio un paso hacia atrás y lo miró como despidiéndose en silencio.

Empezó a andar hacia la calle, y miró hacia atrás de nuevo, a la solitaria figura sentada en la penumbra.

Si lo dejaba ahí tarde o temprano terminaría desmantelado probablemente. Era una pena.

Dio otro paso hacia la salida, aunque era incapaz de apartar la mirada del Pet. No parecía merecerse un final así.
Pero ¿Qué podía hacer por él? Quizá podría llevarlo a arreglar. ¿Por qué no? Parecía mejor opción que dejarlo en ese horrible lugar.

Suspiró, entre aliviado y preocupado por su propia decisión y volvió a acercarse al él. Lo levantó contra la pared y tras calcular si podía cargar con el peso, lo levantó en brazos y lo sacó de ahí.

El camino fue mucho más lento, y cuando llegó a su departamento, y tras subir las escaleras, se sintió verdaderamente agotado.

Ya en el interior dejó al Pet acomodado contra la pared de la sala mientras él iba por unos paños y un cuenco con agua tibia para limpiarlo.

Empezó con sus brazos, con el paño húmedo iba retirando el polvo y las manchas, con el seco limpiaba las partes metálicas. Pasó pacientemente la tela entre sus dedos y se encargó de limpiar cada uno de ellos. Luego le limpió el cuello hasta detrás de las orejas, y pasó la tela con suavidad sobre estas. El cabello lo dejaría para después.

Le limpió la frente, y las mejillas hasta que por fin lucieron limpias. Luego el mentón, los labios, la nariz. Limpió con mucho cuidado los párpados e incluso las pestañas que parecían tener algo de lodo seco en ellas.

Genos lo contempló, satisfecho. Se veía mucho mejor así, como si durmiera en vez de estar apagado y recién sacado de un sucio callejón.

¿Por qué te dejaron  ahí? —le preguntó volviéndose a sentir triste de pronto. No le parecía una manera digna de tratar a alguien, aunque fuera un Pet, aunque sabía bien que no todos pensaban que los Pets mejor que el de simples cosas que podían comprarse y tirarse tan fácil.

Buscaré a alguien que pueda arreglarte, te lo prometo.

Levantó los paños y el cuenco y se levantó. Un momento después volvió a arrodillarse frente a él.

A no ser que no estés descompuesto, tal vez… sólo te apagaron.

Lo miró como si el Pet fuera capaz de responder.

Y luego sus ojos se fijaron en sus labios. Quizá podía activarlo él mismo. No estaba del todo seguro de si podía, pues nunca había tenido un Pet, pero había escuchado muchas veces aquello de “un beso para activarlos”.

Podría funcionar…—musitó pensativo. —Voy a intentarlo ¿De acuerdo? —le dijo, como si el Pet apagado estuviera al tanto de la idea que acababa de pasar por su mente.

Dejó los paños y el cuenco en el suelo y se inclinó hacia el Pet. Se detuvo a unos cuantos centímetros de su rostro y dudó.

Si, aquel podía ser un procedimiento normal con los Pets, pero no dejaba de ser un gesto algo íntimo. Además, no era su Pet. ¿Qué tal si le molestaba?

Disculpa. —dijo en voz baja antes de recargar sus labios contra los del Pet. No sabía cuánto tiempo debía estar así, por lo que se quedó así unos momentos, con el rostro del Pet entre sus manos, siendo consciente de que sus labios eran bastante suaves.

Cuando finalmente se apartó lo hizo apenas unos cuantos centímetros, sin dejar de mirarlo esperando una reacción.


Última edición por Genos el Miér Jul 20, 2016 10:30 pm, editado 1 vez
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo


Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Mayo 24, 2016 6:17 pm

- Sí, realmente es como un desmayo. -No veía el peligro si precisamente era para que no se dañara internamente.-Ehm... -Ya, a Genos parecía preocuparle demás una situación así.- Levantas mi párpado y vas a ver qué mis pupilas parpadean un poco. Si mis ojos están complemente negros significa que estoy apagado. -Y muerto.- Solo espera a que mi cuerpo este en una temperatura óptima, mi memoria estará bien. Cuando vuelva en sí seguiré siendo el mismo. -Ladea la cabeza, a Genos parece preocuparle más él que si mismo.- Ponerme en la sombra o dónde me de aire... Creo, depende de donde estemos. A veces solo puedes esperar.

Y no sabe con certeza cuánto tiempo pues no puede predecir el lugar y situación bajo la que puede bloquearse por el esfuerzo.

- Me parecen una tontería. Los de cocina me dan hambre, especialmente los de repostería. - Y ahora que lo pregunta, no récords con exactitud en donde vio las papas pero se veían deliciosas.- Creo que las vi en un comercial, venían con una hamburguesa y un refresco.

Y tenía un slogan pegajoso junto con un juguete en una caja pero eso no era importante.

- Ah, uno de insectos. Hablaron de las diferentes metamorfosis entre especies y otro de animales marinos. Los dos me gustaron.

Especialmente por los colores. Le encantaría ver esa parte del mundo pero está seguro de que Genos no puede llevarlo al otro extremo solo porque desea ver una tortuga o un coral en vivo.

- Puedo caminar kilómetros sin parar, no te preocupes.

Quizás deba considerar explicarle la parte de uso rudo de su modelo. O parte de este.

Asiente para darle el gusto. Igual está seguro de que si le pasa un auto encima él va a estar como si nada.

- ¿Prefieres el dulce, amargo o ácido?

A juzgar por todo el café que bebe debe ser amargo pero siempre puede ponerle azúcar. Lo ácido es muy alejado a algo que encontraría en una bebida pero no descarta que sea un sabor de su gusto.

Miro la fachada de la cafetería, se veía sencilla pero tenía su encanto. Lo que captó su atención fueron las sombrillas de colores que había en el techo.

Se adentró y miro la decoración de adentro, agradecía el fresco del aire acondicionado pero quería ir a la parte de arriba.

- Vamos a donde están las sombrillas.

Miro a la chica por encima del hombro pero decidió no prestarle atención pues quería subir y tomar la mesa que estuviera más pegada al borde. De esa manera podría ver la calle desde otra vista y realmente le parecía bonita.

Cuando tuvo en la mano una carta entendió que hacía ella detrás de ellos. Observo la carta y luego a ella, pero le estaba dando ja queda escucharle hablar tanto y realmente no capto del todo lo que dijo.

- Huh... -Parpadeo y busco en la carta las papas.- Papas a la francesa y... -Rayos, quería probar todo.- Eh, banana split y soda italiana de manzana.

Bajo la carta, con eso debía ser más que suficiente. Al querer regresarle la carta se fijó en la mesa que estaba al otro extremo, un pet y su ama. No estaban sentados frente a frente, sino que estaban uno al lado del otro y él la rodeaba con su brazo, aparentemente igual inclinado hacia ella, parecía estar.. Frotando su nariz con su cabello, ¿qué hace?

Levantó una ceja y luego miro a Genos, él era ligeramente más alto pero en todo caso el que debe tener el brazo alrededor es él... O debería ser quien toma esa iniciativa primero.

- ... Es todo.

Parpadea y decide ignorar a la otra mesa. Si es que puede.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Mayo 25, 2016 12:50 pm

Entiendo, lo tendré en cuenta. Es bueno que me lo digas ahora, de otra manera no tendría forma de saberlo y terminaría creyendo que de verdad te apagaste…—y estaría preocupado de verlo en ese estado así de pronto. —No se me habría ocurrido revisar tus pupilas. Anoche ni siquiera pensé en eso antes de que te activaras.


Antes de que él lo activara.

En verdad la noche anterior no tenía mucha idea de lo que hacía. No que la tuviera en ese momento tampoco.
Entre más aprendía del funcionamiento de Saitama más se daba cuenta de que cuidar de un Pet era tan serio como hacerse responsable de cualquier criatura viviente, de una persona.

Si alguien se lo hubiera preguntado unos días atrás se habría negado a aceptar tal responsabilidad, porque era impensable que él que había dedicado su vida al trabajo tuviera tiempo para tomar el compromiso de cuidar a alguien.

Pero nadie se lo había preguntado, y las cosas simplemente se habían dado de esa manera.

Esperar. —asintió, sin embargo ser paciente y esperar no eran exactamente su fuerte, ya sería cuestión de tiempo que Saitama se diera cuenta de ello.  

Le causó gracia la opinión de Saitama acerca de los reality shows. No podía estar más de acuerdo.

Sí, los de cocina tienen ese efecto. ¿Tienes hambre ahora? ¿A qué hora comiste?... Entonces ¿Te gustan los animales? ¿La naturaleza? — escuchaba con atención lo que decía el Pet sobre los documentales, y trataba de ir averiguando las cosas que despertaban su interés.

Ah, ya veo. No me preocuparé por eso entonces. —sonrió levemente y en los ojos se le encendió una ligera chispa de entusiasmo. —Entonces ¿Eres del tipo de Pet que resisten bien el trabajo físico y estar en exteriores?
No tuvo que pensarlo mucho para responder a su pregunta.


Amargo, creo. Aunque en verdad, puedo comer cualquier cosa, casi todos los sabores me gustan…—lo miró pensativo. —Es pronto para que te haga esa misma pregunta ¿Verdad?

Lo siguió dentro del local hasta las escaleras que daban al segundo piso, y dejó que Saitama escogiera dónde sentarse.

Enseguida traigo su orden. —dijo la muchacha tomando las cartas una vez que hubo anotado todo el pedido,  y volvió hacia las escaleras.

Genos la miró alejarse, luego miró brevemente a la calle antes de volver a centrar su atención en Saitama. Ya bastante tarde para haberse dado cuenta de que Saitama había estado mirando a aquella mujer con su Pet. Él también los había visto, pero no llamaban su atención de ninguna manera. Había visto escenas como esas cientos de veces. Era bastante común que las personas adquirieran un Pet con propósitos románticos.

Pero eso no tenía nada que ver con él, o con Saitama, quien para empezar no era su Pet.

Escogiste un buen lugar. —la vista era bonita, y aun sin aire acondicionado se sentía una ligera brisa muy agradable. —¿Qué te parece hasta ahora el estar afuera? ¿Te sientes cómodo?


Última edición por Genos el Jue Mayo 26, 2016 11:30 am, editado 1 vez
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Mayo 25, 2016 8:19 pm

- Lo principal es que mantengas la calma.

Lo cual parece que será un poco difícil. Igual no es que en ese momento pueda estar muy consciente para decirle que va a estar bien.

Y  cada vez más le parece una mejor idea sentarlo a explicarle ciertas cosas o cuando menos descargarle algún instructivo. Así no habrá de tomarle por sorpresa nada salvo… un tema mucho más incómodo que la digestión.

Era algo inevitable pero haría lo que fuera para evitar el tema cuanto mas tiempo sea posible.

- Mas o menos. -No estaba hambriento pero seguro que podría tomar algún bocadillo.- Comi como a las 2 o 3 de la tarde, no recuerdo. -Le miró con atención, demasiadas preguntas en un breve lapso.- Ah, sí. Me gustaron los que vi en la pantalla, así como los paisajes llenos de colores.

Unos que parece que no encontrará en una ciudad tan gris. Realmente parece muy afecto a los colores brillantes que vio en la pantalla, por eso mismo quizo subir, las sombrillas captaron su atención. Ese rasgo parece más propio de un cuervo, si se detiene a pensarlo.

- Hmhm. -Asintio despacio.- Soy un Pet de trabajo, no de sala. -No como ese baboso que estaba en la otra mesa.- Puedo resistir trabajo pesado por largos periodos.

Pero aunque técnicamente debe ser así, su personalidad no refleja lo mismo. Podría estar echado en el suelo todo el día y no se molestaría, pero debe serle sincero a Genos cuando pregunta por su tipo.

- Huh… creo que sí, por ahora no he probado mucho dulce además del juego de naranja y no he probado acido.

El salado mas o menos y el amargo también, necesita tiempo para dictar cual será su favorito.

Volvió la mirada a Genos, empezando a sentirse confundido por estar como si nada. ¿Eso era normal? Algo le decía que no pero no puede decir exactamente qué iba mal.

- No siento peligro. -Está con él y no está huyendo de nada o nadie, así que por el momento se siente a gusto en un entorno diferente.

El de la cafetería era agradable, no solo por la brisa sino por el ambiente en general si se ignora a la molesta pareja que le hace sentir irritado.

- Creo que estaré bien si estoy contigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Mayo 26, 2016 1:20 pm


Por su trabajo debería poder ser capaz de mantener la calma en situaciones críticas. En general lo conseguía a pesar de su carácter explosivo, pero era más difícil cuando se trataba de una situación personal.

De todas formas el que Saitama le estuviera explicando todo aquello no significaba que fuera a ocurrir. Y si sucedía ya estaría avisado y podría tomarlo con más calma. El mismo Saitama parecía bastante calmado hablando de todo eso.

Habían pasado las suficientes horas desde que había comido. En ese momento no había pensado en que le compraría algo de comer cuando salieran, pero se preguntaba si resistiría bien hasta la hora de la cena. Tenía entendido que los Pets comían como los humanos, pero había humanos que comían mucho más que otros, y ya había visto que a Saitama le gustaba la comida.

Le gustó saber que también era capaz de apreciar otro tipo de cosas, como los paisajes de colores intensos.
Entendía a lo que se refería, muchas veces ese tipo de documentales mostraban lugares muy hermosos con colores impresionantes, sobre todo si se trataba de lugares tropicales, los colores siempre parecían más vivos cuando mostraban lugares así.

¿Le gustaría a Saitama verlos en vivo? No había algo parecido que estuviera cerca, pero conocía paisajes muy bonitos en esa zona, sobre todo cerca de los bosques.

Era una pena que la temporada del florecimiento de los cerezos ya hubiera pasado.

Un Pet de trabajo. ¿Qué tan diferentes son tus funciones a uno de compañía? ¿Es necesario para ti tener un trabajo que realizar? —si era así comprendía un poco mejor porque parecía alterado la noche anterior, diciéndole todo eso de no tener un propósito para él. Quizá era algo que su programación le pedía.

Entonces te lo preguntaré luego, cuando ya hayas probado muchas cosas. — dijo respecto a la comida. —Tal vez para entonces tengas una comida favorita.

Aunque ya se iba acostumbrando a Saitama y su personalidad, entre más lo conocía más cosas acerca de él le iban pareciendo extrañas. Como algunas de sus respuestas.

¿Por qué tendrías que sentirte en peligro?

Él le había hecho esa pregunta simplemente para saber si estaba disfrutando de la salida o no, pero la respuesta que obtuvo fue bastante más interesante.

¿Hay algo que te preocupe? ¿Te has sentido en peligro en algún momento desde que te activaste?

Desde luego, estaba consciente de que había peligro potencial alrededor todo el tiempo, pero le parecía extraño que Saitama pensara en eso, siendo que tenía tan poca experiencia en el mundo.

Estarás bien.

Por supuesto él no iba a permitir que lo ocurriera algo malo si podía evitarlo.

En ese momento las risitas de la otra mesa se escucharon demasiado altas, y al voltear para ver lo que pasaba también vio a la mesera que ya venía, cargando una charola con varios platos.

Una orden de papas, banana split y soda italiana. —dijo poniendo una por una las cosas frente a Saitama. —Y un café. —parecía aliviada de dejar todo en la mesa y poder bajar el brazo que cargaba la charola. Luego dejó algo más sobre la mesa, un volante de colores brillantes.

—Todos los domingos tenemos promociones y descuentos especiales para quienes vienen acompañados de sus Pets.

Eso era lo que decía el papelito, mencionaba además algo sobre una especie de concurso de la pareja de amor y pet más linda del día a quien se les daba el consumo gratis y se les tomaba una foto para ponerla en la pared.

Genos lo leyó sin mucho interés y lo dejó de vuelta en la mesa.

¿Algo más? —preguntó ella antes de marcharse.

—Es todo, gracias. —respondió Genos volviendo a mirar a Saitama —¿Tú necesitas algo más?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Mayo 26, 2016 9:10 pm

- Muy diferentes. -Creía que era un poco obvio con solo verlo.- Un Pet de compañía común es similar a ese de allá. -Señaló con la mirada al que estaba en la otra mesa.- Estéticamente más delicados y atractivos, resistencia y fuerza promedio. Si lo expones a trabajo duro puede sufrir fallas o lo será tan eficiente. -Se rasca la nuca y suspira.- Realmente depende, hay muchos tipos y cada uno tiene su especialidad.

Y ese baboso era de sala, se le notaba a leguas.

- No es necesario, pero si me adquiriste lo normal sería que quieras aprovecharme.

Y espera a que no sea así, aunque lo pueda cansarse del todo está seguro de que se aburriría a los cinco minutos.

- Uhm... Comida favorita.

Le parecen tantas que no está seguro de sí podría elegir solo una. Con tantos sabores por probar no le parece que pueda hacer una elección muy pronto.

- ¿Por qué no? Puede pasar cualquier cosa en cualquier momento.

Se encoge de hombros, era verdad aunque las probabilidades sean bajas pero aun así estaba muy relajado. Sabe que difícilmente algo puede dañarlo y técnicamente Genos es su dueño. No tiene nada que temer pero eso no quita que pueda pasar un infortunio.

- No realmente, he estado muy tranquilo desde que desperté.

Si quitas el pequeño susto que le dio al verlo tan de cerca al despertar.

Fuera de eso, solo los nervios por haber mojado la cocina o que le encontrará brincando sobre su cama.

Se enderezó al ver los platos frente a él, se veían mucho más bonitos en vivo y olían mejor de lo que se imaginó.

- Gracias.

Papas fritas, soda y banana split... ¿Por dónde empezar? Los olores mezclados no le dejaron optar por uno y solo los veía con una sonrisa.

En realidad no escucho nada de lo que decía la chica hasta que el flyer de colores le llamó la atención.

- Solo eso.

Tomó el papel, leyendo con atención.

Descuentos, solo por ir acompañado... Eso suena fácil, pero la parte del concurso le pareció demasiado cursi, hasta superficial pero le despertó una duda.

- ... Genos. -Le miro atentamente.- Oye, ¿crees que soy lindo?

Se señala, según lo decía el flyer podría ganar algo pero honestamente, no tenía tanta estima.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Mayo 26, 2016 11:40 pm

Miró discretamente hacia la otra mesa y esta vez se fijó más en el Pet al que Saitama se refería. En realidad no se refería a la apariencia cuando preguntó, pero era cierto que había bastante diferencia fisica entre ese otro Pet y Saitama, además del hecho obvio de que Saitama estaba cubierto de metal.  Ese otro lucía mas delicado,  si.  No especialmente atractivo en su opinión.

Aunque debía serlo para su ama.  Volvió a fijar su vista en Saitama.

 -Decir que te adquirí no es... No me parece una palabra adecuada.- hasta le ponía un poco incomodo y le parecía curioso como Saitama lo decía como si se tratara de cualquier cosa. -Yo no quiero sacar provecho de ti, Saitama. Esa no fue mi intención en ningún momento. Te había dicho que no tengo ningún trabajo  para ti, pero se me ocurre algo que podría pedirte. Es más una invitación,  y por su puesto puedes decir que no si no quieres. Me gusta ir a caminar  al campo, hacia las montañas,  como dijiste que puedes caminar mucho pensé que podría gustarte acompañarme alguna vez.
Lo miró expectante. Y luego se removió en el asiento, algo incómodo porque no acostumbraba a invitar a nadie a hacer nada. Pero si Saitama iba a estar por ahí era lógico que le preguntara. ¿No?

Se enderezó contra el respaldo. - Si,  es verdad que puede ocurrir algo en cualquier momento...- de hecho, le parecía muy bueno que se diera cuenta de eso, y si lo pensaba era conveniente que estuviera alerta al andar por la calle. - Esta muy bien que estés atento a lo que te rodea. Pero lo que te estaba preguntando era si te gustaba lo que veías, si estás disfrutando el haber salido... ¿ Es parte de tu programación estar tan alerta?

Asintió. - Me alegro, eso quiere decir que te sientes a salvo en el departamento. Es importante que te sientas bien si vas a vivir ahí.
Y ahí estaba de nuevo la sonrisa de Saitama. Ya suponía que la vería en cuanto llegara la comida. La verdad era que todo tenia buena pinta.

-Gracias.- repitió a la chica que volvió a dejarlos solos. Tomó el azucarero para ponerle al café. Le puso demás porque la pregunta de Saitama lo distrajo. ¿ Había escuchado bien? Dejo la cucharita dando vueltas dentro del café mientras el miraba a Saitama, bastante confundido, pero por la expresión de su cara parecía que se lo había preguntado en serio.

- Umh, pues...- no estaba seguro, no era algo en lo que se hubiera fijado hasta el momento. Tuvo que observarlo buscando específicamente encontrar algo lindo en él. Su rostro le resultaba agradable,  pero podía ser porque sentía simpatía por él. Y aunque sus ojos eran extraños si lo pensaba eran bonitos, muy inusuales, no era difícil pensar eso una vez que empezaba a acostumbrarse a la mirada de luz blanca. Las lineas debajo de sus ojos eran un detalle lindo. Si. No se había dado cuenta pero lo eran

Y luego cuando sonreia , eso era lindo también, las mejillas se le levantaban un poco. Y era bonito como el cabello desordenado le caía sobre la frente, casi sobre los ojos. Ah, y cuando se rascaba la nuca y lucia algo pensativo.
- Si. Eres muy lindo. - respondio sinceramente. Solo había hecho falta que se pusiera a pensar en ello para dasrse cuenta.
Ahora le era difícil no notarlo. Tardo un rato en notar que el papel que les había dado la meseta estaba cerca de Saitama. - ¿ Tu pregunta tiene algo que ver con eso? - dijo señalandolo.

Probo el café y se dio cuenta de lo dulce que había quedado. No le gustaba mucho así, pero le dio otro trago de todas maneras. - ¿ Que tal esta la comida?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Mayo 27, 2016 9:56 pm

- Bueno… es una palabra a la que vengo acostumbrado. -Porque era lo más normal para un Pet, que te adquieran o que te adopten, cualquier otra palabra que viene a lo mismo. Pero claro, ellos fueron un caso inusual. Genos rompe con todo a lo que viene pensando por default, a veces le cuesta entenderlo bien cuando dice algo como eso.- ¿Invitación?

Le miro atento, en realidad lo que decía sonaba muy atractivo. Conocer un paisaje que no haya visto en la pantalla, de hecho seria mucho mejor pues podría percibir los aromas y ver todo en vivo.

- Sí quiero.

No había que pensarlo mucho, aun si le daba la opción de declinar su invitación, a esta es una a la que no puede decir que no.

- Ah… bueno, todo se ve bien y me agrada haber salido del departamento por fin. -Podria aguantar unos días mas encerrado pero prefiere empezar a conocer antes que quedarse allá quieto.- Eh, supongo que sí. Es algo que tengo en cuenta. -Especialmente si va a rondar por sitios nuevos, tiene que tomar en cuenta todo lo que pueda para no terminar perdiendose.

El departamento era muy cómodo a decir verdad, y como no escucho casi nada que provenga de afuera, le parece un sitio en donde puede sentirse completamente seguro.

Después de hacerle la pregunta realmente solo esperaba que dijera una respuesta monosílaba y casual, sin tanto análisis.

De hecho que se tardara un poco le hacia dudar en si fue una pregunta prudente o si era de los que se pongan incomodos con una pregunta así.

- … Ehm. -Ladeo la cabeza y miró a un lado, sentirse tan observado no le gustó.- No tienes que responder.

Se recargó en la silla, sí tenía curiosidad pero no era para tanto. Por eso levantó la cara hacia él cuando le escuchó decir que sí, mentira si dijera que no se sintió halagado.

- Sí, solo me dio curiosidad. -Se encoge de hombros, no es como si pensara que de verdad iba a someterse a un concurso así.- Tengo entendido que todos piensan diferente, por lo que me pregunto en qué se basan para decir qué es lindo y qué no.

Y él no se considera lindo, se considera de lo más promedio y sacado de un molde. No fue hecho para lucirse, eso es seguro.

Decidido tomar una papa, la miró y le sopló un poco. Seguía caliente y no quiere sentir la lengua quemarse. Le dio e primer mordisco, tenia un poco de sal, estaba crujiente por fuera y suave por dentro.

Era obvio que le había gustado, pero viendo que le pusieron dos vasitos con aderezo cactus y otro con mostaza decidió probar un mordisco con cada uno. La mostaza fue su favorita.

- ¡Me encanta!

Le miró sonriente, un poco de mostaza en la comisura de su labio se lo quitó con relamerse. Ahora probó la soda italiana, no sabia que había que remover el jarabe del fondo por lo que cuento bebió del vaso puso una mueca pues era demasiado dulce.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Dom Mayo 29, 2016 10:13 am

Entiendo. Sólo no me parece muy acertada para la situación.

Si quería seguir usando esa palabra no iba a impedírselo, lo que le interesaba era que entendiera que no esperaba de él nada que el término "adquirir" conllevara. Le parecía una palabra muy adecuada para hablar de cosas, de objetos inanimados, no para alguien como Saitama, aún si al mismo Saitama no le molestaba, él lo sentía como una falta de respeto.

Esperó en silencio la respuesta a su invitación. - Está bien. Tenía pensado ir el sábado ¿ Te parece bien? Y muy probablemente lo habría cancelado si Saitama no quisiera ir, para no dejarlo solo mientras se adaptaba del todo. Pero si lo acompañaba no habría problema, así podría cuidarlo y Saitama tendría oportunidad de conocer más.

Es útil saber estar atento a lo que pasa al rededor.

Habría querido decirle que no tenía de qué preocuparse, pero habría sido una falsedad. Los Pets tampoco se salvaban de ser blanco de criminales. Le tranquilizaba un poco saber que si Saitama salía solo en el futuro estaría alerta, aunque solo presentir el peligro no era suficiente.

Si sintieras peligro ¿Qué harías?

El que Saitama apartara la vista mientras lo observaba tratando de decidir si era lindo sólo agregó otra cosa más a la lista de lo que era lindo en Saitama. Aun así Genos no notó que podía estarse sintiendo incómodo de que lo mirara con tanta fijeza.

Perdona, lo estaba pensando. No era que no quisiera responder. Es algo en lo que no suelo fijarme.

Por qué no solía tener ninguna importancia.

Probablemente lo deciden con una votación entre los empleados, o se basan en quién llama más la atención. Es un tema muy subjetivo… ¿Tú quieres participar en eso?

Por lo tranquilo que era no habría creído que le gustaban ese tipo de cosas, pero quizá era parte de que descubriera el mundo y de querer experimentar cosas nuevas y distintas.

Si decidiera participar tendría posibilidades de ganar, en su opinión.

Bastaba con mirarlo.

Genos tenía el rostro apoyado contra la mano mientras observaba como probaba su primer papa. El detalle de que le soplara antes de probarla le sacó una sonrisa. Era bueno que tomara esa precaución pues las papas se veían incluso humeantes todavía.

Tal como esperaba, las papas le gustaron. Y de pronto ahí estaba la sonrisa que lo confirmaba, que aparecía tan repentinamente y que le animaba todo el rostro, la emoción se le veía hasta en los ojos.

Le había parecido lindo aunque no estuviera sonriendo, pero verlo así era fascinante.

Estaba tan absorto que cuando pensó en decirle que se había manchado de mostaza, Saitama ya se la estaba limpiando mientras se relamía.

La mueca que puso luego al probar la soda lo hizo reaccionar, soltó una risita espontanea, no quería reírse de él, pero la cara que había puesto le había causado gracia.

Tienes que agitarla antes. —le explico, estirando la mano para mover el popote dentro del líquido para que el jarabe se esparciera. —Prueba ahora. Aunque creo que deberías comerte el helado primero o va a empezar a derretirse.
Además quería saber si le gustaba o no. Era muy entretenido solo observar sus reacciones a probar cosas nuevas.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Dom Mayo 29, 2016 3:48 pm

Entiende el porqué pero no puede halla otra manera de describirlo que se adapte mejor a su situación así que simplemente lo dejó ahí.

- Cualquier día estará bien.

No es que tuviera planes de ningún tipo realmente, todo depende del tiempo libre que Genos disponga.

- Buscaría la fuente de este, puede que haya alguien más en peligro.

Y aunque sabe que realmente no podría hacer mucho al no poder dañar a alguien, al menos intentaría retener las cosas o asistir en lo que pueda.

En general no teme por su bienestar, sabe que es fácil de reparar y que tendría que ser alguien especializado si de verdad quiere hacerle daño.

- Uhm… ya. -Él tampoco pero la curiosidad le pudo más.- Tch pero claro que no, tengo sentido de la dignidad y no quiero mi cara en un muro tonto.

Negó con la cabeza, y aun si quisiera someterse a un concurso así sabe que no tendría oportunidad. Su diseño no es algo que se considere adorable en lo más mínimo.

No valia ponerse en ridículo solo por una comida, al final realmente no está pagando por ninguna.

- Ngh… no sabía.

Espero a que terminara de remover todo, ahora el vaso se tornaba más verde con todo el jarabe revuelto con la soda volvió a probarla. ahora sabía mucho mejor que la primera vez, no tan dulce y con el sabor característico del agua mineral.

- Hmhm… sabe mucho mejor. -Deja el vaso a un lado y toma la cuchara.

El helado era napolitano y tenia chantillí encima al igual que chispas de colores, en cada lado la mitad de una banana que obviamente no podía faltar en un postre así. En la cucharada tomó un poco de todo y se lo metió a la boca.

Se dejó la cuchara dentro unos segundos, la sensación helada en su lengua, los dulces combinados. Masticó un poco, estaba muy rico y eso se reflejó en sus ojos que dieron un pequeño destello. La sonrisa nunca abandonó su rostro.

- ¿Cómo puede estar tan rico y ser de un sabor completamente diferente? -Masticó un poco y se lo pasó, tomando otra cucharada.

Miró hacia las papas y le surgió la duda de a qué sabría si las combinada.

Bueno, solo hay una manera de averiguarlo. Tomó una papa, le sopló un poco y la manchó con el helado. Se la llevó a la boca sin pensarlo y se quedo extrañado por la combinación. No sabia nada mal, solo era raro por el contraste de partes saladas y otras dulces.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Jun 02, 2016 2:28 pm

-El sábado, entonces.

No pensaba que estaría haciendo planes con él así tan de repente. Resultaba algo extraño, solía hacer todo por su cuenta, y aquellos paseos de fin de semana no eran la excepción, pero no le molestaba en absoluto pensar en compartirlo por una vez.
De hecho ya estaba pensando en qué ruta sería mejor tomar para encontrar algún paisaje bonito que pudiera gustarle a Saitama.

No se esperaba la respuesta que le dio sobre como reaccionaría al peligro. Arqueo las cejas.

-Entonces tú buscarías ayudar a otros. ¿Estas preparado para actuar en una emergencia? ¿Es parte de ser un Pet de trabajo?-lo miro con mucha curiosidad, como si por primera vez se diera cuenta de lo extraño que era el Pet que tenia en frente. Esperaba que le respondiera que se pondria a salvo si sentia peligro, pero su respuesta desperto aun mas su interés por la manera en que el Pet percibía las cosas.

Sus reacciones le seguían sorprendiendo. Aquello de que no quisiera su rostro en un muro iba más de acuerdo con lo que conocia de él hasta el momento, pero la manera en que lo dijo le pareció gracioso, parecia que le ofendía la idea de que pusieran su foto en la pared.

- No te preocupes, es común que la gente no sepa eso la primera vez que ordena una. Tendría que haberte advertido, disculpa.- estaba muy entretenido y se le había pasado ese detalle. -¿Porque elegiste de manzana?

Era curioso, ya que no conocía tantos sabores queria saber en que se había basado para escoger ese.

Continuaba observando como si se tratara de todo un espectáculo cuando Saitama probó por fin el helado. En verdad era un espectáculo para él, le asombró el repentino destello en los ojos de Saitama.

-¿Estas bien?- aunque por la manera en que sonreía debía estarlo. Suponía que probar cosas nuevas iba a gustarle pero aquello excedía sus expectativas, el tema de la comida se veía que lo apasionaba.

-Se supone que cada sabor estimula una parte distinta de la lengua, por eso puedes encontrarlos aunque sepan tan diferentes. Al menos eso creo. Ya veo que tu lengua también funciona muy bien. Es fascinante que incluso pusieran cuidado en esos detalles.


Miró su propia taza de csfey mientras la giraba lentamente sobre la mesa, y cuando levantó el rostro de nuevo se encontró a Saitama metiendo una papa en el helado.


-¿Porque haces eso?- pregunto confundido por lo que veía. Aun más cuando lo vio llevarse la mezcla a la boca. - ¿Sabe bien?- lo dudaba un poco, a el jamas se le habría ocurrido intentarlo.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Jun 02, 2016 8:41 pm

- Sábado.

Asiente como si de verdad supiera al menos en qué día están actualmente.

- Yo… -Parpadeó y lo pensó bien, realmente no sabría qué hacer en ciertas situaciones pero nada le va a impedir hacer algo cuando menos para ser de ayuda.- No lo sé, haré lo que sea que esté en mis manos. Por mi tipo estoy preparado para ayudar con ciertas emergencias pero solo en lo más básico.


Y con las limitaciones que tiene por ser un Pet debería analizarlo mejor antes de cometer algo que pueda empeorarlo todo.

- Bueno… puedo decir que he probado el jarabe puro cuando menos. -Aunque no hubiera sido del todo agradable.- Porque vi manzanas en la tele y quería probar una. -Se encoge de hombros, está teniendo muchas referencias con todo lo que vio por la televisión.- Creo que debe saber igual o cuando menos parecido.

En esos momentos no le incomodaba tanto la mirada de Genos como lo hizo hace un rato. Estaba muy enfocado en percibir todos los sabores y texturas en la boca como para importarle ser su centro de atención.

- Sí. -Respondió un poco cantarín.

¿Cómo no iba a estarlo? Todo lo que ha probado hasta ahora estaba rico.

- Ah, papilas. -Se pasa la servilleta por la boca y así asegurarse de que no se dejo ninguna mancha o saliva.- Creo que si no las tuviera tan desarrolladas sería un poco aburrido.

No tendría mucho sentido que comiese en todo caso pero agradece poder percibir sabores tan diferentes.

- ¿Por qué no? -Ladea la cabeza y mastica la papa despacio. No puede decir que está tan rico a como sabe por separado pero tiene cierto encanto.- Uhm… sabe raro. -Tomó otra e hizo lo mismo para volver a pensarlo. Primero siente lo frío y dulce, luego se combina con lo caliente y salado de la papa… el dulce predomina, eso es un hecho.- ¿Por qué no lo pruebas?

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Jun 03, 2016 8:40 pm


Lo observó unos instantes, reflexionando acerca de lo que Saitama acababa de decirle. Había creído que ya que estaba tan dispuesto a ayudar debía estar bien instruido para ello, pero ahora sonaba a que tenía más voluntad de ayudar que preparación.

Es una buena actitud. —una que no quería contradecir, pero como no le dejaba del todo tranquilo, añadió: — Si algo llegara a pasar y  fuera un peligro que no puedes enfrentar está bien si lo dejas en manos de quienes deban encargarse.

Se quedó observando el líquido color verde brillante que subía por el popote mientras Saitama bebía de él.

En realidad no sabe igual. Las manzanas frescas tienen otro sabor, menos concentrado.

Más fresco.

Si tenía que escoger le gustaban más las manzanas que el sabor artificial, aunque el color de la bebida de Saitama era atractivo.

Más tarde podemos pasar a comprar unas manzanas para que las pruebes.

De todas formas ya no tenía fruta en casa.

Pudo volver a relajarse al comprobar que Saitama estaba bien, aquel destello en sus ojos quizá era parte normal de sus funciones.

Te ves contento. —y se escuchaba también, no le había escuchado antes ese tono de voz.

Le contagiaba ese estado de ánimo con solo mirarlo. Saitama parecía disfrutar tanto con el simple hecho de comer.

Umh…

Sin embargo no estaba muy seguro de si podía seguirle el paso sobre todo si debía probar esa extraña combinación que acababa de armar con las papas y el helado.

Saitama se las seguía comiendo así como si fuera lo más natural del mundo, y Genos seguía mirándolo perplejo.
Bueno, las papas y el helado sabían muy bien por separado ¿Qué tan diferente podía ser su sabor  combinado?

De acuerdo. —dijo por fin, y alargó un brazo sobre la mesa. —Voy a tomar una. —le avisó antes de tomar el extremo de una papa que resultó ser más larga de lo que esperaba cuando la sacó del montón.

Luego casi tímidamente hundió la punta en el helado, del lado del chocolate y todavía dudó un momento antes de al fin llevársela a la boca.

Pues sabía más que nada a helado. Aunque luego se notaba lo salado. No estaba tan mal. No le encantaba tampoco.

Raro, sí. —se terminó el resto de la papa y se limpió los dedos con una servilleta. —Hasta este momento que es lo que prefieres ¿Lo salado o lo dulce? Por ejemplo si tuvieras que elegir sólo uno de los dos ¿Papas o helado?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Sáb Jun 04, 2016 1:53 pm

- Sé que debo dejar que los expertos trabajen pero... Me sentiría mal si solo observo y no puedo hacer algo.

Impotencia, eso era. Aún no la conoce del todo pero sabe que debe ser muy frustrante.

Miro un momento a la pareja que se iba por fin, de la mano. ¿Cómo puede? Tal vez está empezando a conocer la impotencia y no se ha dado cuenta.

- Huh... ¿De verdad? -Claro, el color verde delataba que ya estaba alterado. Si bien la carne de la manzana es más color crema y la cascara no es suficiente para pigmentar la así.- Me gustaría probar cómo saben realmente.

Todas las fritas que tenga al alcance si se puede.

- Lo estoy. -Con el azúcar subiendo en su sistema y el agradable estímulo le parece de lo más normal.

Genos era un poco difícil de leer, se veía calmado pero nada más. Igual él no es muy bueno captando a los demás.

Ahora al menos era obvio que estaba sorprendido por el simple hecho de combinar una papa con helado. ¿En serio nunca se le había ocurrido? Hubiera pensando que esa era una ocurrencia de lo más común.

- Adelante. -Empujó un poco los platos para que los tuviera más alcance pero no se espero que eligiera precisamente esa. Sea por azar o no.

Miro a la papa que Genos tomó. Le estaba mirando con insistencia, no para que se dignara a probar la extraña mezcla, sino que esa papá era la que estaba guardando para el final.

Y ahí iba, no es como si se la hubiera podido quitar de los dedos.

Espero a que termine de probarla y asintió despacio.

- Yo prefiero... -Miro a ambos platos y tomo otra papa.- Me quedo con las papas.

Y está la hundió en mostaza, le gustó más que con la catsup.

- ¿Tú prefieres helado o papas?

Y la soda, esa estaba entre esos dos platillos pero aún debía probar más.

- Y me ha gustado mas el té de las bebidas.

Por el calor más que nada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Mar Jun 07, 2016 8:17 pm

Si, entiendo.

Y en verdad lo hacía, pues en su trabajo, aunque en teoría tenía muchas oportunidades de ayudar, también había veces en que sentía que no hacía lo suficiente. Frustración.

No tenía idea de que los Pets vinieran con ese tipo de preocupaciones integradas. Miró a la superficie de la mesa y luego lentamente levantó el rostro hacia Saitama.

Se me ocurre que si te dieron la capacidad de preocuparte por algo como eso, debes también ser capaz de enfrentar ese tipo de situaciones, quizá mejor de lo que tú crees. Así que si algo pasa sólo has lo que puedas. Aunque de verdad espero que no tengas que enfrentarte a una situación así.

Ni siquiera notó cuando los de la otra mesa se fueron. En ese momento estaba haciendo planes a cerca de todas las cosas que debía comprar.

Sí. Luego de comprar la ropa podemos pasar a un supermercado de vuelta al departamento y comprar algunas frutas y otros comestibles para el resto de la semana. Creo que vas a necesitar también algunos artículos de aseo personal ¿No es así? Un cepillo de dientes y un peine…—no pudo evitar mirar la mata de desordenado cabello oscuro. —Tengo uno en casa y puede usarlo todo lo que quieras, pero si prefieres tener el tuyo propio está bien. ¡Ah! Ayer dijiste que necesitas aceite. Creo que sería mejor comprarte el más adecuado. El de las puertas está bien en una emergencia pero podemos conseguirte uno mejor, aunque no sé bien en dónde comprarlo. ¿Hay algún otro producto que vayas a necesitar?

A fin de cuentas suponía que el mantenimiento de un Pet suponía ciertos gastos, pero no le preocupaba. Tenía más que suficiente ahorrado, y como solo pagaba lo de él no tenía inconveniente en invertir en Saitama.

El dinero no le parecía importante, no tanto como  que el Pet tuviera todo lo necesario y se sintiera cómodo.
Notó que Saitama le miraba mientras hundía la papa en el helado y se la llevaba a la boca, supuso que lo hacía porque quería saber lo que opinaba del sabor.  

Que aquella papa larga podía ser especial para Saitama no se le pasó por la cabeza, a fin de cuentas ¿No sabían todas las papas a lo mismo? Y todavía tenía muchas en el plato.
Sin embargo, de habérsela pedido la habría devuelto. Aunque también le habría parecido aún más extraño.

Puede ser que tengas predilección por la salado entonces. Ya veremos cuando pruebes más cosas.

Se humedeció los labios con la punta de la lengua, pues le había quedado algo de sal de las papas.

Creo que prefiero las papas también. —respondió luego de pensarlo un momento. —Aunque supongo que depende, si es un día caluroso prefiero el helado. Aunque creo que me gustan más los raspados, son más fríos y menos cremosos.

Le dio un sorbito a la taza de café. Seguía sin gustarle, pero no lo expresó en su rostro. Estaba acostumbrado al café de mal sabor. En la estación sabía mal casi siempre cuando no era él mismo quien lo preparaba.

Bueno, si te gusta el té podemos comprar de otras variedades. Hay muchas. Aunque yo compro casi siempre el mismo.

Por pura costumbre.

Agregó el té a la lista mental de lo que iban a necesitar.

Mientras miraba a Saitama comer le surgió otra duda.

¿Los Pets pueden enfermarse?

No era un tema de conversación ameno, pero ¿Qué tal si a Saitama le hacía mal que le diera tanta comida chatarra de una sola vez?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Miér Jun 08, 2016 8:13 pm

- Bueno, si se da la casualidad -ojalá y no.- Tal vez pueda hacer algo. -Pero realmente no da mucha fe a ello.

Ropa, supermercado por frutas y comida en general, productos de aseo… vaya, Genos se está tomando demasiadas molestias por él.

Eso le hizo pensar de nuevo en que debería de devolverle las atenciones de otra manera pero mientras más lo piensa más se frustra de saber que no es innata la reacción. Pensarlo demasiado le implica una mala señal.

- Uhm… -Remueve su soda con el popote, intentando pensar qué otra cosa podría necesitar que no estuviera en casa de Genos o que no estuviera listado ya.- Creo que solo el aceite para protegerme y… un cepillo de dientes sería muy útil.

Además de la ropa. Al no haber sentido otra anomalía que pueda solucionarse con un producto material no puede pensar en otra cosa.

- Salado. -Bebe un poco y piensa en qué otra cosa podría ser salada.- Y a ti te gusta lo amargo… -Pero el dulce no estaba mal- Dulce… -Parpadea y mira a la soda y al helado, esa es otra palabra para describir a Genos si lo piensa bien.- Eh.

No pareciera que en realidad es así a simple vista, o quizás solo con el ha sido así. Quien sabe, apenas es el segundo día de conocerlo.

- ¿Raspado? -En serio que era muy fácil llamar su atención con comida.- ¿Más frío que el helado?

Y menos cremoso, le costaba hacerse una idea de como seria.

- ¿Qué tanto pueden variar en sabor? -Ladea la cabeza, pensaba que todas eran hierbas pulverizadas en saquitos.

Su pregunta le hizo detenerse un momento, no lo había pensado hasta ese momento pero algo grabado en su memoria le dio la respuesta. No muy alentadora pero…

- Ah, sí. -Se llevó una cucharada más de helado a la boca.- Pero solo los de cierto tipo, de esos que se asemejan más a un ser vivo y que incluso pueden crecer. Yo en cambio… -Solo es una lata con brazos.- Solo debo preocuparme de la humedad y el calor.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Miér Jun 08, 2016 10:15 pm

Saitama no sonaba muy convencido. Pero lo comprendía, estaban hablando de una situación hipotética que desconocía del todo, que tuviera dudas de que tan bien lo haría era normal.

Sin embargo si algo pasaba pensaba que ojalá fuera mientras él estuviera con Saitama, hacía podía hacerse cargo, cuidarlo… bueno, cuidar que todo fuera bien.

Bien, entonces solo el aceite por ahora. Veremos si tienen en el supermercado, si no quizá haya que ir hasta una tienda especializada.

Y el cepillo de dientes, claro, algo esencial, al parecer también para un Pet. Sonrió algo apenado.

Perdona, anoche tampoco pensé en eso. Y no suelo guardar cosas extras, más que lo que yo mismo uso, por eso no te ofrecí uno.

Aunque quizá tener de repuesto no era tan mala idea.

Además de la ropa. Al no haber sentido otra anomalía que pueda solucionarse con un producto material no puede pensar en otra cosa.

Sí, me gusta lo amargo. —de pronto se sintió un poco tímido al pensar que Saitama ponía atención y recordaba ese tipo de detalles. Era muy curioso estar sentado ahí teniendo una conversación como esa, acerca de lo que podía o no gustarle. Miró de nuevo a la mesa y aunque sin ser consiente, apretó un poco los puños sobre sus rodillas.

Y en ese momento en que estaba empalagado sentía que lo amargo le gustaba aún más.


Sí, son mucho más frescos. —parecía que acababa de captar su atención solo con mencionar los raspados. —Hay de muchos sabores. Creo que de casi cualquier cosa que te imagines, y que sea comestible. Hay una tienda que vende casi cien sabores diferentes, y hasta ahora los que he probado ahí saben bien… Podríamos ir después si quieres.

Descubrió de pronto cierta satisfacción en la idea de poder mostrarle cosas que sabía que le gustarían.


Ah, sí. Ese tipo de Pets. —sabía a cuales se refería, aunque no recordaba el nombre ni los detalles, sólo que crecían y podían envejecer. Si podían hacer eso ¿Qué tanto faltaba para que pudieran considerarse humanos?


Observó los brazos de Saitama, sus manos y los finos movimientos de los que era capaz mientras movía la cuchara para comer helado. Suspiró.

Eres muy practico. Que bien que no puedas enfermarte. —así podría dejarlo comer todo lo que quisiera. Con lo contento que se veía no sabía si sería capaz de decirle que ya había tenido lo suficiente. —La humedad y la temperatura son algo que podemos mantener bajo control. —al menos en el departamento. —Estarás bien.

Otro sorbo de café.

Era muy conveniente que Saitama fuera de la manera que era, de ese tipo, resistente, así no se enfermaría, tendría menos posibilades de lesionarse. Además, si alguien le hubiera preguntado en ese momento, habría dicho que el diseño de Saitama le gustaba.

¿Estaria él contento de ser el tipo de Pet que era?

-Supongo que tampoco pueden picarsete los dientes si comes demasiadas cosas dulce ¿Verdad? Pero ¿Hay alguna dieta recomendaba para un Pet? ¿Algun tipo de alimento que sea mas recomendables darles para que tengan un mejor rendimiento? ¿Deben balancear su dieta o da lo mismo lo que coman?

Si ese era el caso procuraria darle cosas mas sanas.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Jue Jun 09, 2016 4:09 pm

- Debería haber, es un producto muy común... y en una tienda especial ha de costar el doble de lo que debería.

Y por prácticamente lo mismo, lo único que cambiaría es la etiqueta y el nombre.

- No te preocupes, sé que fui algo de imprevisto.

Por no decir accidente. En casa no tenía nada preparado para otra persona, se notaba que vivía solo.

Para gustarle tanto lo amargo, con él se mostraba completamente diferente.

Pero claro que quería ir, eso era obvio.

- Cien sabores... Eso es mucho. -Bueno, tiene mucho tiempo para hacerlo, siempre y cuando Genos pueda.- Quiero probarlos todos.

Iba a tomar un poco más de helado pero solo queda el plato vacío.

Sí que le duró poco.

- Si una placa se daña se pueden cambiar. -Se encoge de hombros, en verdad que era de poco mantenimiento.- Igual será difícil hacerle un rasguño.

Ventajas de ser hecho de una aleación especial.

Apoyo los codos sobre la mesa y el mentón sobre las manos, bebiendo de la soda mientras aún este fría.

- Hmhm. -Negó con la cabeza, sus dientes no se pican pero sí puede sentir el mal sabor si no se lava debidamente los dientes. Nadie quiere pedazos de comida fermentando entre los dientes.- Eh... -Ladea la cabeza. Demasiadas preguntas de nuevo acerca de un tema del cual no tiene mucho conocimiento.- Normalmente te lo dicen en la tienda pero para mí no hay una dieta en específico.

Como para que le diese algo que no sea realmente comida. Igual podrá procesarlo de algún modo.

- ¿Tú sigues alguna dieta?

Espera que no porque le gusta la idea de comer de todo un poco a tener un régimen semanal o mensual.

- Nmh.


Escucho el popote hacer ruido al sorber nada más que aire y el líquido rezagado en el fondo del vaso. Dejó lo mejor para el final, las papas ya deberían estar un poco más frías como para comerlas con libertad.

Tomó la mostaza y la vertió sobre las papas. Luego tomó un puñado de ellas y se lo llevo todo a la boca.

Qué juego que sus mejillas le permitieron alojar todo eso pero ahora que lo empieza a masticar no le pareció una muy buena idea.

Igual todo estaba delicioso.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Jue Jun 09, 2016 9:19 pm

-De uso común, bien. Será bueno si es un producto fácil de conseguir.- no se acordaba de haber visto aceite para el uso de Pets en los supermercados ni en algún pasillo de algún centro comercial, pero a fin de cuentas nunca antes había sido un producto que le interesara, era normal que lo hubiera pasado completamente por alto. Fijó su atención en la articulación de uno de sus codos, la facilidad con que la movía y que el ruido no había vuelto.

-Supongo que únicamente los Pets  con exterior de metal lo requieren ¿No es asi?  Pero ¿Que hay de tu piel y tu cabello? ¿Necesitas algo especial para darles mantenimiento?

Le gustó que Saitama se mostrara comprensivo con la situación de no haber preparado nada para él, parecía alguien bastante razonable que escuchaba con atención.
Sonrió.

-Si, muchos sabores. De acuerdo, iremos para que los pruebes. La primera vez que fui a esa tienda tambien quise probarlos todos,aunque hasta ahora solo pude ir unas cuantas veces y cada vez que vuelvo encuentro que agregaron nuevos sabores.-así que casi se había olvidado de que  algun día los probaría todos.

En verdad parecía que Saitama no hacia rasguños con facilidad, hasta donde lo había visto al limpiarlo, no había rasguños a pesar de toda la sucidad, le daba a pensar en si en verdad le habrían dado algún uso antes de dejarlo en el callejón.
Se empinó la taza para beber lo que quedaba de su café y al ponerla vacía de vuelta en la mesa lo que vio fue a Saitama con el rostro entre las manos tomandose la soda. Lo miró perplejo porque así lucia aun mas joven. Y lindo. Lucía muy lindo haciendo eso. ¿Como no se había dado cuenta desde el principio? Era algo muy obvio.

-Umh... No, no sigo ninguna dieta, pero intento comer balanceado lo mas que pueda. Comeremos lo mismo estés en casa, aunque si algo de lo que preparo no es de tu gusto no tienes que comertelo.

Lo decía en serio, no es que fuera a ofendesere por ello.
De pronto soltó una pequeña carcajada mientras veía que Saitama luchaba por masticar un puñado de papas todas a la vez, las mejillas se le inflaron por tal cantidad de comida.

-¿Estas bien? No tienes que comertelas todas al mismo tiempo, hazlo despacio o podrías ahogarte.-y probablemente no moriría pero seria una experiencia muy desagradable.

-¿Terminaste?¿Quieres algo más?-levanto la mano para anunciar que queria la cuenta a la chica que había subido a recoger los platos de la otra mesa.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Vie Jun 10, 2016 6:15 pm

- Exteriores o detalles con metal en general. Los que tienen otro tipo de piel me imagino que necesitan otra cosa… no sé mucho acerca de los otros.

Los hay con pluma, escama, piel que emula perfectamente la humana, incluso pelaje. Ese sí debe ser un fastidio para mantener.

- Mi piel y cabello estarán bien con jabón, no necesito de mucho cuidado a menos que… quieras que mi cabello se mantenga suave o algo así. -Levanta una ceja, le parece que a Genos le da igual como se siente o no pero no está demás preguntarlo.- Necesitaría de un shampoo como el que usas.

De hecho la primera noche lo utilizó para quitarse toda la basura del cabello. Ahora se lo va a pensar mejor antes de utilizarlo.

- Entonces si vamos puedes empezar desde cero conmigo.

Así podría volverse interesante, aunque duda que algún sabor de allá pueda ser tan amargo como el café. De alguna manera empezar de cero algo juntos puede volverlo entretenido, así ninguno sabe que esperar de cada nuevo sabor.

A veces las reacciones de Genos le despiertan mil dudas, de la nada el brillo de sus ojos le indica otra cosa y no sabe muy bien como catalogarlo. Ante todo prefiere guardar silencio, cuando menos hasta que le conozca bien.

- Eh, dudo que haya algo que no me guste.

Pero quizás pueda aburrirse de un sabor si lo repiten tanto. Aquello igual lo pone en duda, si pudiera ingerir papas diario no le parece que pueda aburrirse de un sabor así.

- Hmhm.

Negó con la cabeza, no podría ahogarse. Poco a poco se fue pasando las papas hasta darse unos golpes en el pecho para que pasaran bien.

- Estoy lleno, gracias.

Tomó la tacita de donde estaba el poco ketchup que sobró. Con su índice recogió un poco de los alrededores y lo probó. Sabe muy diferente por sí solo, ahora la mostaza... No tan rica como lo sabe con las papas.

Dejó los platos vacíos y se limpió la cara y manos con la servilleta de la mesa. Solo que la grasa de las papas es algo difícil de quitar de dedos metálicos.

- Uhm... ¿A dónde íbamos ahora?

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Vie Jun 10, 2016 7:33 pm

Era suficiente conque supiera de las necesidades de su propio cuerpo,  no era necesario que supiera los detalles sobre otros tipos de Pets. Habría escuchado con interés si Saitama se hubiera puesto a contarle al respecto, pero tampoco le importaba tanto. Lo relevante por el momento era conocer mas del tipo de Pet que era Saitama.

-Umh...- observó los mechones de cabello rebeldes que se levantaban de la cabeza el Pet. -Es tu cabllo, eres tú quien debe decidir que hacer con él.

Le incomodaba pensar en tener que decidir lo que Saitama debia o no hacer con su apariciencia.

-Si tu quieres shampoo lo compraremos. O puedes usar el que está en casa.

¿Acaso no lo había usado la noche anterior? No estaba seguro, pero no preguntó. Al tocarle el cabello la noche anterior se había sentido áspero, pero era seguramente por lo sucio que había estado. En cambio en ese momento, aunque alborotado, le daba la impresión de que se sentiría suave al tacto.

-... Eso me gustaría.- aquello de empezar desde cero con los raspados. Seria mas interesante compartir con alguien el objetivo de probar todos los sabores,  a fin de cuentas era algo como un juego que había empezado muchos años atrás, pero los juegos solían se mas divertidos si alguien mas participaba ¿No?

-Si,  podría creer eso.-luego de verlo comer y aventurarse a ir descubriendo cada nuevo sabor, creería posible que no encuentre desagradable ningún tipo de comida. Pero aun le faltaba demasiado por conocer. -Aunque hay sabores muy extraños.
Era una lastima que se hubiera acabado la soda, ahora le estaba haciendo falta para pasarse el bocado de papas.

-¿Quieres agua?

Saitama incluso se tomó el tiempo de vaciar los vasitos de condimentos, lo cual le dio una sensación de ternura al observar. Le parecía una muestra que de verdad le había gustado aquella comida.


La meseta apareció con la cuenta. Renos la revisó y dejo el dinero en la charolita.
-A comprar tu ropa ¿ Estás listo?

Al dirigirse a la salida, en una de las paredes de la parte de abajo había fotografías pegadas. Aquel era el muro en el que Saitama no quería aparecer.

-¡Gracias por venir! ¡Vuelvan pronto! ¡No olven visitarnos los domingos para que participen en el dia de Pets!

-Gracias- respondio Genos , aunque aquello del domingo estaba descartado.

-En la siguiente cuadra hay varias tiendas de ropa. Podemos mirar y si ves algo que te guste puedes probartelo.

Al llegar al aparador de la primera tienda se detuvo para que Saitama observara.

-¿Que opinas?¿Hay alfo que pienses que te gustaría usar?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Dom Jun 12, 2016 1:36 am

- Entonces usaré el que está en casa.

Será menos problema si utiliza el mismo. Igual no usa tanto al no ensuciarse tanto como lo hace uno humano con el sudor, así que tampoco habría que lavarlo todos los días si no era necesario.

No tenía problema en si Genos quería que su cabello fuese de otra forma o que lo lavara de otra. En general su apariencia le es lo de menos, así que si Genos tiene alguna petición en verdad no se la negaría… mientras no fuera algo muy aparatoso para hacer.

- Entonces ya está, cuando vayamos probaremos el primero.

No es como si fuera una competencia pero le alegró saber ue Genos le acompañaría en ello.

- ¿Como cuales? -Aparte de papa con helado, ¿qué otro sabor raro puede haber?

Se pudo pasar las papas sin mayor dificultad. La sal no le provocó sed, su saliva se encargó de cubrir ese detalle.

- No, estoy bien con eso.

Dejó los platos al alcance de la mesera para que se los llevara, antes de levantarse se limpió los dedos con una servilleta e igual se lo pasó por la boca por si había quedado algún residuo.

- Supongo que sí.

Ir a por ropa no puede ser tan difícil, no a su parecer. Se podría poner lo que sea mientras lo sienta cómodo y no sea algo muy extravagante.

Al bajar miró aquel muro sin interés, eso solo reforzó su opinión de que sería una ridiculez estar ahí. Además, los que alcanzó a ver en la fotografía seguían un patrón de ojos grandes, piel clara y con apéndices animales. Nada cercano a lo que es él, como habría de esperarse.

- Sí, como no.

Murmuró al pasar por la puerta y miró a Genos, esperando a que dictara el camino a seguir. Podía apreciar los aparadores, los maniquíes con jeans, camisas… algo demasiado neutral, eso le gustaba.

- Eh, unos pantalones cualquiera y camisas estarían bien.

Decidió entrar por su cuenta, prefería que fuera rápido para no hacer perder el tiempo a Genos. Había un cartel amarillo que llamó su atención, decía 50-75% Off y aquello de alguna manera le resultó muy atractivo así que fue de inmediato a esa pequeña isla con ropa colgada.

- Mira, creo que puedo usar de estas.

Había camisa sin mangas, planas y de un solo color, Amarilla, blanca, azul, verde, roja, rosa y naranja.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Dom Jun 12, 2016 10:03 pm

-Bien, podemos compartirlo entonces. Usa todo el shampoo que necesites.

El entusiamo de Saitama por intentar lo de los raspados le contagiaba a él. De alguna manera resultaba emocionante pensar en iniciar de cero, y además podría ser testigo de Saitama probando cada uno de esos nuevos sabores.

-Como queda algo lejos tendremos que ir en tren. Aunque aun no se cuando.-De pronto se sintió impaciente, como deseando ir pronto. Incluso  podría ser ese mismo fin de semana, aunque ya había planes, ¿No sería demasiado para Saitama? Lo miró como si Saitama fuera mas frágil de lo que le había dicho que era. No por subestimarlo, si no porque no podía dejar de preocuparse.

-Quizá el domingo, si hay tiempo.-dijo con algo de duda.
-Umh...- lo pensó un momento, había visto en especial golosinas de sabores que le habían parecido raras hasta un punto desagradable. - Recuerdo haber visto papas de camarón con fresa y chocolate. - lo miró, quien sabe, podía ser que a Saitama terminara gustantandole algo como eso. -Soda de tocino, y combinaciones poco comunes.También hay raspados de sabores extraños, aunque los que menos se me antojaban pensaba dejarlos hasta el final, cuando ya hubiera probado todos los demás.

Observaba mientras Saitama se limpiaba tan prolijamente hasta no dejar rastro en su rostro de nada de lo que había comido.


En realidad no tenía prisa, y al salir del trabajo había pensado que dedicaría el resto de la tarde a las compras. Aun así se alegró de que Saitama entrara tan decidido a la tienda frente a la que se habian detenido, esperavaque pudiera escoger las prendas con la misma desicion. Al parecer iba ser así, pues fue directo hacia un lado de la tienda. Genos lo siguió y miró las camisas de diseño sencillo y varios colores.

-¿Estas te gustan?-Genos tomo el borde de una entre los dedos -La tela parece resistente. -De acuerdo. ¿Que color te gusta?-revisó las tallas y tomó una que creyó podia quedarle bien. Se la puso a Saitamama frente al pecho, a un par de centímetros, tratando de averiguar si serias la talla correcta. No estaba acostumbrado a comprar ropa para nadie más, así que era difícil de decir.

-¿Quieres probartela? Seria bueno que lo hicieras, para comprobar que te queda.-miro al rededor-Pruebate unos pantalones también.

Eso le parecia mas difícil, así que solicitó refuerzos.

-Disculpe, necesito algunos pantalones de su talla.-se acercó a una vendedora y señaló a Saitama.La chica se acercó a Saitama y camino al rededor de él para verlo de todos los ángulos.

-En seguida se los traigo.
-Gracias.-respondió Genos. -¿Puede decirme en dónde están probadores?
La chica señaló a la parte trasera de la tienda y se fue.

-Vamos para que te pruebes las camisas, nos traerá los pantalones pronto.
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Lun Jun 13, 2016 8:48 pm

- Gracias, Genos.

Un detalle menos que hay que tomar en cuenta.

- ¿En serio?

No pensó que estuviera tan delos, de ser así les tomaría mucho poder elegir uno de cada sabor con el tiempo si eso se limitaba a ir cada semana.

- Papas de camarón suena rico. -Pero con fresa y chocolate se torna extraño. Eso lo quiere probar.- ¿Soda de tocino? Creo que para empezar debo probar el tocino.

Y de alguna manera todo sonaba bien para él, no va a cambiar de opinión hasta que lo pruebe y pueda decir de verdad que no le ha gustado.

Por mientras en la tienda prefería ir directo al grano. La ropa en general le daba igual, solo necesitaba algo para cubrirse. Aparentemente a Genos no le importa cómo luzca así que no tiene que impresionar a nadie.

- Pues... -Miro a todas las opciones de color. Todas le parecían bonitas.- ¿cuántas puedo comprar?

Cuando menos tres si la semana tiene siete días, suponiendo que se va a lavar una vez a la semana. Debería tener suficientes camisas.

Miro que la camisa era lo suficientemente extensa cuando Genos la sostuvo, pero algo le decía que era mejor que estuviera más grande.

- Podría probarlas todas.

Tomó una de cada color, buscando un número más de la que había tomado originalmente.

Se detuvo al ver que una chica le estaba dando vueltas y solo se quedo quieto. Puede confirmar que no le gusta la sensación de sentirse tan observando.

- Uhm... -Sujetó las camisas y se dirigió hacia el probador. Con una que se probará sabría que sería suficiente para saber que todas serán igual.- Está bien.

Entró y colgó las cálidas del gancho de la pared. Se quedó mirando al espejo un momento, inseguro en sí debería cerrar la puerta o esperar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Genos el Lun Jun 13, 2016 10:19 pm

-Si. En serio.

Aunque le agradaba que Saitama se mostrara curioso incluso ante aquellos sabores y pareciera dispuesto a probarlos.
-Bueno, las papas de camarón están bien, es la combinacion con los sabores dulces la que es extraña. Y el tocino tiene muy buen sabor, pero en una bebida no suena muy apetecible. Empecemos solo con el tocino para  el desayuno de mañana ¿Te parece bien?

Por una tarde ya le había dado suficiente comida chatarra, así que le conseguiría algunas golosinas luego. Incluso podía llevarlo a una dulcería si se trataba de que conociera lo mas que se pudiera de la ciudad, o podía dejarlo escoger alguna bebida de una maquina mas tarde si le daba sed.

-Puedes escoger todas las que tu quieras, Saitama, pero...-miró a las camisas y luego a él. -¿Solo de éstas? Hay muchos otros modelos. ¿No quieres ver las demás antes de decidir?

Aunque había ido directo hacia esas, así que debían gustarle verdad.
No queria presionarlo a que escogiera algo que no le gustaba tanto, pero quería que supiera qje podía elegir más de un solo tipo.

Al final decidió dejar que escogiera lo que quisiera al verlo tomar una camiseta de cada color.
Lo siguió hasta los probadores, e incluso se quedó en la puerta del pequeño cubículo mientras colgaba la ropa.  No se dio cuenta de que todavía estaba mirando hasta que su mirada se encontró con la de Saitama. De seguro no iba a necesitar que lo ayudara a probarse la ropa y no quería invadir su privacidad.

-Oh.Estaré aqui afuera por si necesitas algo.-puso la mano sobre la manija de la puerta y la cerró,quedandose de pie justo junto a esta.
Mientras estaba ahí se quedó mirando hacia la ropa, alcanzaba a ver algunas prendas que en su opinión podrían quedarle a Saitama,camisetas con dibujos así que  lucían menos sencillas.

-Aquí están los pantalones, si necesitan otra talla haganmelo saber.- la chica se acercó a el para ponerle una pila de pantalones en los brazos. -¿Quiere que le traiga algo más?
-Umh. No lo sé. Creo que esto es suficiente por el momento. Saitama, aquí están los pantalones.

Liberó su mano debajo de la ropa para tocar la puerta.

-¿Que tal te quedaron las camisas?
Otros
Ver perfil de usuario
avatar
Otros

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Saitama One el Mar Jun 14, 2016 4:30 pm

Si una papa normal sabe extraño con el helado puede hacerse la idea de que una con una combinación similar sepan parecido.

- Si te apetece desayunar algo con tocino me parece bien.

Tiene la idea de que algo así se come con huevo, revuelto o en tortilla e incluso estrellado. Habrá que ver qué idea tiene Genos.

Allá en la tienda noto las demás camisas pero no se le ocurrió revisarlas pues esas de colores fueron las que captaron su atención.

- No se... quiero intentar estas primero.

Tampoco tenía mucha prisa para escoger todo de una vez, además de que si estás estaban bien con eso pensó que era suficiente.

Una vez solo en el probador se quitó la camisa y se miro al espejo un momento. Intentó peinarse con los dedos pero su cabello se rehusa a obedecer, parándose para todos lados.

Suspiro y lo dejo así. Tomó la camisa blanca y se la puso, alisando los pliegues mientras volvió a mirarse al espejo. Era un poco más grande que él y se expandía un poco la tela, de esa manera le resultaba mejor a estar con la ropa demasiado ajustada.

No se probó las demás pues eran la misma talla, deberían de verse iguales y los colores le parecían bien.

Abrió la puerta, dejándose la camisa y que Genos juzgue por sí mismo.

- Es cómoda.

Se encogió de hombros y miro a los pantalones. Parecían muchos... y todos se veían igual salvo uno o dos tonos de azul diferentes.

- ¿Me pruebo todo esto?

Lo tomo de sus brazos, incluso pesaba. Sería el colmo que ninguno fuera de una talla que le gustara.

- Ya vengo.

Se regresó al probador a ponerse el primero, ajustado de todos lados, hasta de las piernas. Horrendo.

El segundo igual, el tercero, el cuarto... ¿Todos tenían que ser embarrados?

- Eh, Genos. -Él no los tiene así, prefiere uno como los de él.- ¿Crees que haya de otro corte? -Abrió la puerta, la incomodidad era muy notoria en su rostro.- Sí tuviera un sistema circulatorio en este momento estaría morado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenido a casa (privado Saitama)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 11. Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.