Últimos temas
» NEOARGHIA +18 (ÉLITE)
Ayer a las 11:12 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Ayer a las 6:45 pm por Arlock

» Ritsuka:.
Mar Dic 11, 2018 1:54 pm por Arlock

» La casa de té a sus órdenes
Jue Dic 06, 2018 11:12 pm por Jin Pakpao

» Fuego verde de verano (Pyralis)
Jue Dic 06, 2018 10:33 pm por Jin Pakpao

» Astherya Foro Rol [Yaoi +18] [Afiliación Normal]
Mar Dic 04, 2018 6:04 am por Invitado

» Firmas
Sáb Dic 01, 2018 3:37 pm por Lucis

» Roma Imperium (Afiliacion Normal)
Dom Nov 18, 2018 8:46 am por Invitado

» Haciendo negocios, buscando problemas
Vie Nov 16, 2018 1:29 am por Philip K. Dick


Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Miér Abr 13, 2016 10:10 pm

Tokiya: Como todas las mañanas, desde que vivía con los Wilmer y específicamente dormía en un curioso nido hecho por almohadas con el rubio, él japonés despertó bastante temprano aunque ese día, apenas al abrir sus ojos, se sintió extraño pero no le tomó importancia; pensó que eran simplemente alucinaciones hasta que se descubrió a si mismo saliendo corriendo graciosamente, y conteniendo un pequeño gritito, de la ducha donde el agua helada le hizo temblar. Cosa bastante extraña en alguien como él que siempre se bañaba a temperaturas insoportables.—¿Q-qué pasa? ¿Porqué hace tanto frío?

Adel Wilmer: No tardo en levantarse de la cama, buscando con la mirada al pingüino al notar que había un vacío en su "nido". — Toki... hace un buen clima — murmuro hasta que se levanto al escuchar el ruido del baño. — Toki, ¿que sucede, todo esta bien? — toco a la puerta un par de veces.

Tokiya: A penas había alcanzado a colocarse la bata para cubrir su cuerpo aunque se notablemente mojado, pues se había dejado caer el agua directamente en todo su cuerpo.— Adel... ¿Alguien estuvo jugando con el calentador? El agua está helada.... —Le respondió tras abrir la puerta del baño para dejarse ver.

Adel Wilmer: — Seguramente Abdiel estuvo haciendo travesuras, se las regresaremos mas tarde. —Paso, aunque su mirada se deslizo sobre la semi desnudes de su amante. Sonrió. — Veamos —Puso la mano bajo la corriente del agua. — ¡Ah! ¡fresca! es una buena temperatura pingu —Deslizo un poco su cabeza. — Es agradable, mucho... si no quieres entrar, yo puedo usarla. —

Tokiya: — ¿Sí crees que haya sido él y no una descompostura? Adel. —Aunque la verdad no se le hacía tan raro el pensar en el Wilmer mayor buscando el molestarles, especialmente molestarle a él.— ¿D-de verdad lo soportas? Pero yo lo intente y en verdad mi cuerpo se heló... —De hecho no sólo era el agua, toda la temperatura estaba fría.— Ah... E-estaré enfermo... —Susurro sin desear el ser escuchado pues no quería preocuparle. Se encaminó al armario de toallas y tomó una.— Será mejor bañarme más tarde...

Adel Wilmer: Se alarmó de inmediato, no tardó nada en separarse de la corriente de agua y mirarle. — Llamaré a tu doctor, así que sera mejor que no te Duches. —Cerro la llave del agua y se giro para verle cuando se cruzaba de brazos. — Tal vez Abdiel lo haya hecho, pero sobre todo habrá que revisar tu salud... Pediré que le llamen mientras me ducho, sera mejor que regreses a la cama por el momento —Se acerco, tomando la toalla seca para cubrir la cabeza del pingüino y secar su cabello. — Vistete, si no estas enfermo tampoco quiero que esto sea la causa. —

Tokiya: Sintió sus mejillas enrojecer, el calor que no creía sentir tan fuerte a pesar de que no era raro ruborizarse le atacó sorpresivamente cuando el rubio paso a cubrir y secar su cabello.— Adel, puede que no sea de esa manera... ¿Sabes? Es que me siento diferente... desde que desperté esta mañana. —Pero sabía que incluso lo que él mismo decía podía no entenderse, en sí a sí mismo le estaba costando el explicar como se sentía.— En todo caso, tampoco tú te duches, Adel. Puedes enfermarte también con esa agua tan helada... —Descubrió su mirada de la toalla, su cabello ya no escurría pero seguía húmedo y prueba de ello era que se apegaban entre sí y caían pesados por su cabeza.
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Adel Wilmer el Vie Abr 15, 2016 12:25 am


Sonrió ampliamente cuando el sonrojo llegó a su visión, no quiso decir nada por temor a que no le escuchara mientras terminaba de revolver el cabello del cantante. - Si te sientes 'Extraño' sera aun mas necesario que venga el doctor a atenderte. - Le dijo con cierta firmeza, casi como un regaño. - Tokiya, entonces no me duchare, pero harás caso de todo lo que diga- Existía la exagerada preocupación de siempre, pero ahora su pecho se presionaba suavemente por la idea de que algo le pasará... En realidad podía ser lo de siempre; Era demasiado exagerado.
-Dime cualquier cosa que suceda, aun la mas mínima, por favor... -La punta de sus dedos se deslizaron por su rostro y toco suavemente, deslizándose hasta sus oídos... de donde tiro un poco fuerte a manera de repremienda. -No me ocultes nada- Su frente se había fruncido ligeramente y había inflado ligeramente las mejillas en una expresión de falso enojo, algo infantil. Cuando se aferro entonces a su cuello y le atrajo a su pecho para abrazarle con una fuerza exagerada, su tono cambio. -Si no me lo dices, no puedo darme cuenta, soy muy idiota... Tokiya.- El miedo se hizo presente en sus palabras.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Vie Abr 15, 2016 1:21 am

— Sí, tienes razón —Lo que menos deseaba en ese momento era darle un real motivo por el cual pudiera enfadarse, tenía muy presente que todo lo que estaba expresando no era más que una muestra de lo preocupado que estaba por su salud.— I-itai... —Apenas si se había quejado, en realidad aquella aparente reprimenda no le había dolido para nada. Le enseñó una sonrisa discreta pero también un poco avergonzada, el rubio era más tierno cada día.— Quiero explicarme pero es que también tengo temor a que pienses que he perdido la razón —A él mismo le podría dar risa su pensamiento en ese momento. Respiro hondo, ahogando un suspiro que el sentimiento de ternura por Wilmer menor se ahogaba en su pecho.
Sus brazos se levantaron para rodear la espalda del contrario, algo ruborizado al saberse desnudo debajo de aquella bata de baño y tan apegado al cuerpo del otro, se aferró a él de manera necesitada; entendía que los mismos temores que tenía Wilmer, los tenía él.— No me duele nada, de hecho ni con fiebre me siento, Adel —Y era ahí donde entraba la extrañeza del asunto, porque sino había nada que le hacía sentirse enfermo... ¿porqué es que se sentía extraño?— Por un momento sentí como si mi cuerpo fuera más humano de lo que es —Se expresó en un murmullo temeroso de sus propias palabras.— Ah, será mejor esperar al médico. Podría ser simple estrés.
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Adel Wilmer el Vie Abr 15, 2016 1:48 am

Soltó una muy suave risa, tal vez una muy discreta por el temor de hacerle creer que podía burlarse de él, cosa que nunca haría, a pesar de ser hermano del albino eran completamente contrarios, no tenía ese humor raro. -Nunca.-Le aseguro al verle a los ojos. -Nunca podría creer algo parecido, siempre existirá alguna razón del como te sientas, aun si es algo muy pequeño y casi invisible, pero existe la razón... - Creía en sus propias palabras sin sentido, aunque no pareció querer repararlas.
Le escucho atento, aunque tuvo que romper un poco el abrazo que se sintió diferente de cierta forma. -¿Puede que entonces estés esperando a nuestro primer pingüino?- Dijo a modo de broma, queriendo disipar cualquier tipo de paranoia que pudiera comenzar a levantarse en su cabeza. -No quería decirlo pero... Yo siento tu cuerpo un poco mas caliente, tu temperatura es muy cálida... no creo que sea fiebre, pero se siente diferente- Sin una pizca de pudor, abrió un poco aquella bata desde el pecho del pingüino y acerco su mejilla para restregarse como el gato mimado que solía ser. -Tibia...- Pero la razón era que... su propia temperatura era la que había bajado. -Además... creo que crecí- No era demasiado notorio, pero si paseaba cerca del demente albino se notaría el como había igualado la estatura del mayor de un día a otro.
-Eres muy humano, así que vamos a llamarle a ese medico- Le tono de la mano, apenas entrelazando sus dedos cuando abría la puerta del baño y le hacia salir del cuarto. -Viste la pijama, llamare y cuando diga que no sucede nada... entonces tu y yo tendremos un día de películas y helado, aprovechando que seguimos así- Sonrió ampliamente cuando tomaba el borde de la playera blanca que uso de pijama y tiraba un poco de ella. En nada salio de la habitación llevándose su móvil con el.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Vie Abr 15, 2016 2:14 am

Sólo frente a Wilmer menor su sonrisa podría ensancharse un poco más, mostrarse dulce era un gesto reservado para el rubio. Podría ser que otros pensarán que lo dicho era idiota, pero para el ex-ave nada que saliera de los labios del otro podría ser de tal naturaleza simplona.— Muchas gracias, Adel —Quiso expresar un "cueck" como muchas otras veces pero el sonido se atoró en su garganta.
— ¿Un... pingüinito? —Su rostro encendido en carmín pasó a esconderse con mas fuerza en el pecho ajeno.— Quiero, quiero un pingüinito rubio pero Abdiel se enfadará conmigo por abusar de tu inocencia. Aunque no te portaste muy inocente —Le quiso molestar un poco. Lo cierto es que debido al celo cada acción de parte de Wilmer representaba una provocación para él.
— ¡A-Adel...! —Apenas si grito un poquito por la acción tan desvergonzada en su pecho, sabía que no lo había hecho a propósito pero él no pudo evitar sentirse apenado.— Te esperaré en la cama, p-pero no olvides secar tu cabello también y... —Quiso decirle que no se portara tan atrevido o le saltaría encima pero no pudo, primero era el médico.— Tápate bien, no quiero que el doctor se enamoré de ti —Aunque sonó a broma sus celos salieron a relucir en sus palabras. En cuando Adel salió, sonriéndole al estar de acuerdo por la idea con una tarde tranquila con películas, se termino de secar y vestir con la pijama de tono morado oscuro; arreglar su cabello fue mas difícil al estar aún húmedo, lo peinó hacia atrás.
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Adel Wilmer el Vie Abr 15, 2016 3:15 am


-Aun es poco temprano para tener pingüinitos... Pero...pero, te prometo que tendremos muchos, seremos una gran familia...- Sus palabras tropezaban cuando intentaba frenar su emoción al escuchar las palabras de, su ahora amo.- Primero terminaré la universidad -Mas por el mandato que le había dado el mayor en alguna platica que surgió repentinamente en sus intentos fracasados por acercarse a él. - Entonces encontraremos la forma en la que cantes de nuevo y nos casaremos... Algunos años después tu y yo tendremos a nuestro primer pingüino y así, hasta que seamos muchos- Divagó, demasiado y dejó que cada palabra estuviera llena de la misma emoción que cargaba en su pecho. - Siento si hice algo que no te gustara. -Aunque bien aquella broma se había grabado un poco, provocando una reacción en su rostro, un leve sonrojo por la vergüenza.


-Aun si lo hace a mi no me interesa nadie que no sea tu- Fue lo único que respondió antes de escapar.
Hizo la llamada, saliendo a los corredores de la casa tradicional en busca de su hermano o el pianista... Ese tipo de casas eran demasiado complicadas, entre puertas que se deslizaban y paredes de papel;Le hacían sentirse como si todo fuese un laberinto.
Aprovechó entonces para hablar con el científico que regularmente daba un chequeo cotidiano al pingüino, no le gustaba mentirle... Algo dentro de el le carcomía.
-Una hora esta bien, y puede desayunar en casa... ¿Ah? De verdad, no es ninguna molestia. - Intento convencerle aunque de ello que tardara un poco mas en colgarle.
Cuando iba de regreso se encontro con el ama de llaves, por lo que le pidió que hiciera el desayuno y se lo llevara a la habitación, además anuncio la visita del doctor... También aprovecho para preguntar sobre los otros dos amos, aunque tal vez Abdiel había obligado a dormir de mas a Hijirikawa.

-Aun falta una semana para primavera... Y en verdad esta haciendo demasiado calor- Mencionó cuando regresaba a la habitación y deslizaba la puerta para ir directo a la cama.- Vendrá en una hora y también pedí el desayuno, así que... Tenemos un poco de tiempo- Solo el tono era sugerente. Rompió la distancia y lamió la comisura de sus labios antes de exigir un beso de "buenos días"

Spoiler:
Quiero que sufra celo(?) así que uso mi carta de trama "Mago del tiempo" y atraso el evento una semana antes de que llegue primavera (?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Vie Abr 15, 2016 4:56 am

Llevó una mano a sus labios, cubriendo de esta manera para que su repentina risa no fuera tan fuerte. Esa emoción que le demostraba, su reacción por su broma, el ex-pet realmente no podría encontrar un detalle que le disgustara. Lo entendía a la perfección, idealizaba demasiado al rubio porque estaba enamorado de él pero no importaba si veía de más, lo que importaba era que le gustaba.— Adel... —Sus manos alcanzaron y acunaron el rostro de Wilmer.— Yo sé, sé que tenemos que hacer otras cosas antes de tener una familia. Y sabes, oír tus planes me hacen feliz. Me demuestras que planeas estar para siempre conmigo —Ahora tuvo que alzar su cabeza al ser ligeramente mas pequeño que el otro para darle un casto y muy dulce beso en los labios.
— Te espero —Anunció antes de sentir, una vez mas, completamente rojo su rostro y sus oídos calientes a causa de su promesa de estar siempre juntos.

Apenas Adel se marchó, él hizo lo que le habían pedido; una vez en la cama no pudo evitar examinar sus brazos, sus manos... incluso abrió la camisa del pijama para ver su pecho; lo sabía y lo sentía, había algo diferente pero exactamente que era no lo lograba identificar.
— Te agradezco haber pedido el desayuno, hoy me siento con más apetito que de costumbre —Al terminar de hablar sus ojos se abrieron un poco mas de lo usual, sorprendido sí, pero sorprendido de manera grata por aquel coqueteo.— Eres un gato muy mimoso, Adel —Le sonrió de medio lado para corresponder su atrevimiento, aun si había un pequeño rubor en sus pómulos. Le abrazó por la cintura para hacerle apegarse a él, no estaba exactamente acostado sino que su torso estaba un poquito levantado al estar recargado en un montón de almohadas.— ¿Eso quieres, mimos mañaneros? —Cuestionó divertido, sin burla, antes de abrir sus labios, rozando los ajenos. Embriagándose de su aliento, le sostuvo por la nuca al enredar sus dedos en los cabellos ajenos, ladeo el rostro; succionando el labio inferior contrario antes de adentrar su lengua buscando la ajena de manera precipitada para jugar con ella.— Adel... estás frío. Pero... —Eso le hizo estremecerse de gusto.— se siente delicioso en ti —Susurro entre el beso, sus labios eran cálidos mientras que los del ahora pet eran fríos.


Spoiler:
Perdona a mi Pingu caliente, le gusta mucho besar a Adel. :catb:
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Adel Wilmer el Dom Abr 17, 2016 6:04 pm


-Quiero ir al mar, vayamos este fin de semana... Quiero comer un montón de cosas- No era tan afine a los mariscos, aunque amaba al mar de una sobremanera exagerada, por lo que no pareció extrañarle ese repentino deseo de meterse en el agua durante todo el día sin importar el cansancio que este dejara como rastro... en realidad; lo anhelo.

Se arrastro sobre el colchón, quedado de rodillas a un lado del cuerpo de su amante. -No es mi culpa, no eres capaz de negarme alguna caricia o ¿si?... incluso la primera vez que te lleve al mar, esa vez terminábamos apenas de conocernos y fuiste capaz de besarme, casi acostarnos- murmuro, haciendo memoria cuando sus ojos apenas entreabiertos estaban perdidos en el sonrojo que se antojaba seductor.
-Tal vez un poco mas que simples "mimos"- sugirió una segunda vez. Había hecho uno, dos, tal vez tres contactos superficiales con la boca del, ahora humano, pero en cuanto el menor quiso profundizar, Adel no se negó. Ladeó el rostro para tener un poco mas de espacio cuando sus labios se abrían y calcaban perfectamente con los del cantante, su lengua se deslizo dentro de su boca al tomar el mando.

Su diestra había tirado de las mantas, y sus dedos, fríos, se escabulleron bajo la prenda superior de la pijama. Fue un poco mas directo, desvergonzado... deseo tocar su costado, subio por su abdomen y toda su palma se deleito con su pecho. -Un poco mas- Murmuró como si en verdad estuviera perdido por el repetido deseo que llenaba su cuerpo, claro... con su nueva condición el celo estaba afectándole como una droga afrodisíaca.
-Perdona, Tokiya- Había roto el beso cuando le hacia caer por completo en la cama y le acorralaba contra ella. Acarició su pierna y sutilmente la levanto para crear un espacio en el que pudiera acomodarse entre ellas.

Spoiler:
Así nos gusta el pingüino :catwow:

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Dom Abr 17, 2016 8:15 pm

— De acuerdo, Adel —No había manera en que el ex-pet se negara a los deseos que tuviera el rubio, tal vez era incorrecto pero a su vez era completamente débil al contrario. De seguir de esa manera terminaba mimarlo aún más, sobre todo cuando sabía que algo le gustaba demasiado—. Sabes que el día o días que desees iremos al mar —Termino por asegurarle.

Desvió la mirada sin haber bajado ni un poco en aquel rubor que se había apoderado de sus mejillas, movió su cabeza en una torpe y marcada negación a su pregunta—. Por favor, Adel, no recuerdes eso... es v-vergonzoso —Podría sentirse como un fácil cuando se trataba del, ahora, pingüino.
Sino fuera suficiente con recordarlo, el mayor se atrevió a hacer una muy tentadora sugerencia. Varios besos fueron recibidos con emoción, a pesar de que no habían sido profundizados sino hasta el último de ellos; esta vez, él fue con calma inicialmente—. No tienes que pedirlo, Adel... sólo debes hacerlo —Susurro entre el contacto dónde sintió su lengua enredarse en la ajena, y en cada palabra sus labios se llevaba un roce frío con los ajenos.

— A-adel... Mnnn... —Mordió su labio inferior cuando estaba en una nueva posición, no se había ni dado cuenta hasta que el frío tacto le hizo caer con algo de facilidad en la excitación—. U-un poco más... —Repitió sus palabras cuando también él mismo le daba autorización y, a la vez, imploraba sutilmente por más de aquellas sensaciones. Sus piernas se abrieron cuando se removía ligeramente para demostrarle el gusto que le daba que siguiera con ese momento, se mantuvo recargado en el colchón y se dio cuenta de que su respiración se torno difícil. No dio cuenta del instante en que se aferraba a las sabanas bajo su cuerpo—. A...Adel... ¡...! —

Se sintió nervioso, y aun estando acelerado, mostró sorpresa en el instante en que un par de toque dio en la puerta. « Wilmer-san, he traído el desayuno. » Habló audible la mujer llamando la atención de ambos.
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Adel Wilmer el Jue Abr 28, 2016 1:02 pm


—"Un poco mas"—Se repetía una y otra vez en su mente mientras su boca encontraba el compás de su amante, cuando sus manos degustaban esa calidez que desprendía su cuerpo y cuando su propio instinto caía en lo primitivo y solo deseaba una sola cosa.
—Tokiya— Le gustaba llamarlo, y aunque deseaba comportarse como el mimado gato que era, restregándo su cabeza en modo de cariño, le fue imposible ante la lasciva idea que crecía impaciente y le tenia a tal borde del acaloramiento.
El celo era molesto, exigente. Había logrado acomodarse entre sus piernas y ambas manos se escabullían bajo los muslos del cantante para obligar a recibirle cuando las levantaba a una altura desvergonzada, sus dedos iban directo al resorte de la prenda para bajarla.
—V-voy— se le corto la voz ante el balde de agua fría que le resulto la sirvienta. Tuvo que dejar en paz al menor, cubrir su cuerpo cuando se escondía bajo la manta y hacerse un bulto de vergüenza y sonrojo a lado del contrario. —No puedo levantarme— Confesó con el atragantamiento que provocaba su sola saliva y volvió a ocultarse.
—¿Puedes levantarte? — Pero su pena se esfumo al recordar el padecimiento del humano, estaba siendo egoísta y se sintió enfadado consigo mismo. —No te levantes— Mandó seriamente cuando le sostenía.
—Dejalo en la mesa puerta, muchas gracias... Dame aviso de cuando llegue el doctor. — Se había alzado en su lugar, solo para ser escuchado aunque seguia peleando por la incomodidad que resultaba en aquella zona inferior.
Se escuchó el ruido de la bandeja siendo dejada en el suelo y algunos pasos pequeños. luego el como se alejaba, tendría que disculparse con ella por su descortesía ahora que pudiera verle de frente.
Esperó un poco y se levantó para ir por los animentos. —Bien, hay de todo, pero no veo chocolate... ¿sabes que seria interesante? Camarones cubiertos de chocolate—

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Tokiya el Vie Abr 29, 2016 5:28 am


— A-ah...Adel... —Él no estaba en celo y sin embargo se sorprendía del modo en que prontamente el rubio logró encender todos sus sentidos, se sensibilizó demasiado y un mareo a causa de la excitación le atacó; Wilmer menor era el único que había visto y que vería, estaba seguro, su etapa de urgencia. Lo necesitaba, necesitaba pertenecer y que Adel le perteneciera de cualquier manera; nunca se había sentido así, ni con el hombre que proclamó ser su amo; no le asustaba pero le sorprendía aún, aunque de manera grata, que alguien despertará esos sentimientos y deseos carnales. ¿Eso significaba que Adel era su "alma gemela", no?

Contuvo el aliento, cubrió un poco su mirada cuando su brazo derecho se posó sobre su rostro, escuchar su propio latido ir desenfrenado dentro de su pecho hacía que el calor y color no se bajara ni un poco de sus orejas—. V-voy... —Con la voz siendo un hilo le contestó, pero no logró pararse de su sitio. Volvió a mirarle una vez que el pingüino le detuvo—. Vamos, Adel —Sonrió dulcemente por la severidad del rubio—. Aún puedo caminar, no estoy grave —Quiso calmar sus posibles ansias.

Al final dejo que el mayor fuera por la charola, un poco más tranquilo se reacomodó entonces quedando sentado y recargado sobre las esponjosas almohadas—. ¿Camarones con chocolate..? —Incrédulo intentó imaginar el sabor de aquello. No se le antojaba pero por curiosidad hubiera probado—. Si realmente lo deseas podemos pedirle a la señora de la cocina —Algo fácil de solucionar y en su deseo de complacerle se levantó de la cama tras haber acomodado su ropa, y su cabello. Se detuvo al abrir un poco la puerta del cuarto—. Iré por el chocolate. ¿Querrás algo más? Adel —Le miró desde su posición, con cariño; no había cerrado adecuadamente su camisa del pijama y esta resbaló un poco descubriendo uno de sus hombros.
Aves
Ver perfil de usuario
avatar
Aves

Volver arriba Ir abajo

Re: Día opuesto {Priv. Adel Wilmer}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.