Últimos temas
» Té de color del oro (Anubis)
Mar Mayo 15, 2018 10:52 pm por Anubis

» Links de temas libres
Vie Mayo 11, 2018 7:51 pm por Arlock

» Shonen Rol (Afiliación Normal)
Jue Mayo 10, 2018 4:48 am por Invitado

» Buscando una oportunidad.
Miér Mayo 09, 2018 5:57 pm por Jin Pakpao

» UNIVERZITA ASGARD +18 [Élite]
Miér Mayo 09, 2018 4:15 pm por Invitado

» Shinobi Wish {Élite - Cambio de Botón}
Miér Mayo 09, 2018 3:01 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Mar Mayo 08, 2018 11:16 pm por Nikita Maklakov

» Nikita ID
Mar Mayo 08, 2018 10:32 pm por Abdiel Wilmer

» Firmas
Lun Mayo 07, 2018 8:16 pm por Nikita Maklakov


i wanna laugh so hard ─ éos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Invitado el Mar Sep 22, 2015 7:17 pm

Apodo:
¿Eosito? Ya de por sí es corto.
Nombre/Apellidos:
Éos Demetriou
Edad:
21
Raza:
Dragón
Nacionalidad:
Griego
Fertilidad:
Nope
Pet:
Profesión:
Universitario
C.Sexual:
Suke

{D E S C R I P C I O N E S}

D. Física:
Está claro que si por algo podría destacar, es por esa cicatriz que decora su ojo derecho, arrastrándose desde su frente hasta el inicio de su mejilla, producto de un accidente, pero no por ello una vergüenza. Éos no lo considera siquiera parte de su atractivo, si es que llegara a considerarse atractivo como tal, no obstante le tiene incluso un cierto aprecio, pues es una marca, la prueba de que es un superviviente de un suceso que espera que jamás se vuelva a repetir. Muchas veces su mirada es desafiante, pícara, pero sobretodo tranquila en la mayoría de las ocasiones, al menos, eso demuestran esas orbes oscuras como el mismísimo cielo nocturno.

Al menos, ese metro setenta y seis que deambula por las calles de esta ciudad, tiene pequeños y únicos rasgos. Siempre sería leal a su línea de sangre, pensaba. Le gusta también su sonrisa, mejor aún, sonreír. Está acompañada por su cabello dorado, brillante al Sol y sucio en las sombras, unas cejas cuidadas que se fruncen sobre sus ojos y una nariz puntiaguda.

Es fan sin duda de las botas militares. No es raro verle con un par y en notables ocasiones porta camisas de cuadros, abiertas de par en par con una camisilla debajo, quizás este mismo tipo de camisa abierto a ambos lados y unos jeans tanto ajustados como, otras veces, holgados y similares a los de un militar. Sin embargo, su ropa tiene un gran contraste, pues entre pantalones rasgados y camisas de cuadros, también se encuentran chaquetas más formales, camisas de botones y ropa que pasaría por un estilo más pijo que rebelde, en su mayoría sin duda. Por otro lado, así se puede contemplar el delineado de su cuerpo, delgado y atlético, pero más que puro musculo, es una mezcla entre esto y la propia tonificación, repleto de pinceladas pálidas en su tez, que acentúan dicha cicatriz nombrada al comienzo.

D. Psicológica:
Sh*t... Explosivo, si por algo debería de tener fama, debería sin duda de ser por esto y por su personalidad temeraria. Es un joven vivaracho, con ganas de vivir la vida hasta que exhale su último aliento y así lo ha decidido desde que era un simple crío. Con una voluntad de acero, acarrea tantos problemas con sus irresponsables acciones que acaba en vuelto en largos líos y situaciones desastrosas con una expresión atónita, inconsciente de lo que acaba de cometer. Todo ello consecuente de su gran curiosidad.

Éos, Éos... Decir que es tímido sería contar una gran y cruel mentira, si bien siente algo de temor por las personas, es carismático ─ más bien lo intenta ─ y es frecuente verle sonreír con diversión o con arrogancia, sin reparos, cuando se le presentan situaciones curiosas. Fácil de retar, desafiante actitud y un impulsivo problema de control. Mas, no sería el primero en levantarle la mano a alguien si puede evitarlo. Y sin embargo, es una persona a la que no le gusta abrirse a los demás, pero que no tiene problemas en mantener una artificial conversación.

En sus días más grises es cruel para sus adentros tras esa fachada de sonrisas y bromas, pues juzga el mundo con frialdad, en un sumidero de negatividad y sarcasmo, temeroso de que las futuras personas en su vida puedan cometer los mismos actos que dejaron marcado su rostro y su alma. Que se repita el rechazo de su familia. Pero mientras tanto, sigue siendo ese chaval de risa fácil y bromas pesadas, inquieto y pesado. Que para todo parece tener una respuesta y no precisamente la más inteligente o correcta. Torpe, pero con unos objetivos aparentemente inquebrantables.

Hablaríamos de... ¿alguien romántico? ¿Es caso una broma? Si querías algo de timidez, llegamos al plano perfecto. Nunca fue de los que primero besaban, pero si el de las miradas pícaras, el del lenguaje visual y el de los gestos de quítate la ropa ya. Líos-de-una-noche, ese tipo de cosas le va, porque al fin y al cabo teme las relaciones hechas y derechas por miedo a que se aburran de él. Esto le hace también un amante celoso, quizás posesivo, pero que inconscientemente muestra esos celos. Pero no falto de confianza, pues cree que es la base fundamental para tener una relación con alguien, amistosa y sobretodo romántica.

Y espera, aún no he terminado. A veces le gusta comportarse como un caballero, si no está de mal humor o su personalidad finalmente está tranquila y calmada; podemos decir que también es arrogante, pero en realidad, una persona que se preocupa, al menos, por su alrededor y por él mismo. Quizás egocéntrico de buenas a primeras, es cuidadoso con su apariencia y no obstante es una persona que se toma la vida con simpleza. Si algo se hace de ese modo, pues a ponerse en marcha, que se hará. Busca casi siempre alternativas fáciles, caminos no muy complicados, y soluciones que sin duda a más de uno le harían pensar que se le ha caído un tornillo.

Historia:
Desarrolló una costumbre nómada gracias a quién parecía compartir parentesco. Para Éos, las relaciones de sangre nunca fueron atractivas y de su familia no conocía más que anécdotas varias y vacías. Creció con la creencia de que él no era más que un despojo de aquel árbol familiar, desterrado junto a su padre por un pecado que él no cometió siquiera, pero que debía de cargar hasta el último de sus días. Y es que asesinar a uno de tu propia especie, más siendo de una familia tan singular, no era algo fácil de perdonar, no en aquella época. Para ese entonces no era más que un niño que intentaba conocer el mundo y procurar que este no terminara por devorarle. En ese instante, fue cuando quedó marcado de por vida, con una cicatriz causada por el fuego y la rabia, hundiéndose por la depresión de su frente, su ojo, y sobresaliendo por sus mejillas.

Fue su progenitor el que le enseñó a defenderse, a luchar y a amar tanto al fuego como debía de hacer con su propia especie y consigo mismo. Mas, los sueños le atormentaba cada noche y las dudas surgían, se amontonaban y crecían como parásitos alimentándose de su infantil inquietud. Se sentía desplazado, odiado y por ello guardó rencor durante demasiado tiempo. Incluso ahora, se cuestiona algunas cosas, ¿qué habría pasado si hubiera tomado otras decisiones? Pero es tan consciente de que esa pregunta se la hacen otros, tanto como él se la repite. Su verdadero pasado comenzaría finalmente en Japón, cuando por fin llegaba una época más tranquila y posiblemente sedentaria, Éos no olvidaría los paisajes vistos, las personas conocidas y el sabor de las diferentes recetas de exóticas cocinas que un día le harían desear volver a viajar y conocer el mundo.

Apenas mantenía una buena relación con su padre, algo irónico pues al fin y al cabo solo se tenían el uno al otro. Pero este insistió en brindarle la mejor educación que pudo, allí donde pudiera estar con humanos, tratando de encajar en una sociedad en la que él mismo no podía meterse por su aparente orgullo y la sensación de superioridad muchas veces ocultas con excusas vanas para su único hijo, en apariencias, pues ninguno de los dos podría ser consciente de que Éos tenía otro hermano, menor. La estancia en aquellos institutos fueron duros para él, su carácter rebelde y las respuestas ofensivas hacia sus profesores hicieron de él un chico complicado y problemático, que realmente no pretendía causar tantos problemas, sino simplemente vivir como quisiera. Por otro lado, su padre le contaba historias sobre su abuelo, cosas fascinantes, sin dudas. Para él fue un personaje importante pese a que nunca podría llegar a conocerle.

Kyushuu, un lugar curioso. Padre e hijo viajaron a tal lugar una vez que el instituto había finalizado por fin. Éos estaba complacido, pues después de tanto insistir que era allí donde pretendía seguir estudiando, volvía a viajar de nuevo, aunque estuviera dentro del propio Japón. Sin embargo, desde el día que pisaron esa tierra, ambos se distanciaron. El nuevo curso llegó con fuerza para él, se buscó un lugar donde vivir, lejos de ese hombre, finalmente libre y asustado.  Contemplando a la lejanía el mar y preguntándose que tenía que tanto le calmaba, incapaz de recordar a su familia.

{E X T R A S}


Gustos:
Nos encontramos con el mundillo de la informática y el diseño gráfico. Aunque su pasión desciende más por el lado de la programación y por los videojuegos.

La comida picante, un pecado para su paladar. La adora a más no poder, aunque no llega a soportarla del todo bien, a la par que gusta del alcohol y tampoco puede controlarlo con tranquilidad, no conoce bien sus límites.

La fragancia y el sabor que le propicia el caramelo y la miel, le pierde por completo. Algunos sabores dulces también, pero destacan estos dos en orden de preferencia.

Colonias, perfumes, le encantan. Mas, no los usa, le gusta cuando está puesto sobre los demás, pues da un aire más profesional y.. qué demonios, ¿atractivo?

Todo lo relacionado con una simple llamita, el fuego, el calor, su forma de danzar frente al viento. Aunque casi está más ensimismado por ese mismo viento que por el fuego, quién sabe realmente.

La brisa marina y el mar, le brinda una sensación de libertad incluso al simplemente contemplarlo, considera que vivir cerca de tal localización le haría feliz.

Viajar, casi un sueño.

Le gusta cantar, más bien diría chillar; dedicarle un ratito a su guitarra clásica y fingir que es alguien importante de la industria musical rockera cuando, realmente, solo es un aficionado haciéndose pasar por el Rey del Rock. Pero es divertido contemplar como exagera, con esos movimientos bruscos y torpes que siquiera pegan con el estilo de su guitarra, como eleva su voz y parece disfrutar del momento. Las canciocitas de Disney. También adora su teclado, el cual aprendió a tocar hace poco.

Ama los cactus, es amor incondicional y platónico, no hay nada más que hablar.

Un buen acertijo nunca viene mal, chistes, adivinanzas, cualquier cosa que requiera de un poco de coco para pasar el rato.

Disgustos:
Que le ignoren, humillen, subestimen, ese tipo de cosas.

Que toqueen demasiado sus cosas. Tan solo si no conoce a esa persona, pues resulta ser un extraño invadiendo su vida personal y como se cargue algo con un alto valor sentimental... Éos se arrancaría los pelos, quizás se los arrancaría al individuo.

Los coches en sí, se marea, no lo puede evitar.

No poder moverse, tener que mantener la tranquilidad cuando está inspirado/motivado.

El frío.

Ser juzgado por su cicatriz, no es como si él la pidiera.

Que no comprendan sus ambiciones, peor, que las critiquen.

Le tiene un poco de miedo a la oscuridad, pero shh, que no se sabe.

Hobbies y manías:
Tocar la guitarra sin duda triunfa en su agenda, tanto como la programación y los videojuegos, su afán por redescubrir lugares le lleva también a ser alguien que sale mucho, trata de viajar y camina. Uno de sus pequeños hobbys también recae sobre un deporte, natación.

Al tener el cabello un poco largo, jugar con el es sencillo, sobretodo si le ataca el aburrimiento, la desesperación e impaciencia. Cuanto tiene hambre está más somnoliento, también cuando no logra dormir bien, un 99% de los casos. Mira fijamente a la gente a los ojos sin pudor alguno, no sabe si es bueno, malo, pero le ayuda a sentir que tiene más confianza con alguien, sin embargo no es capaz de mantener el contacto visual si está demasiado nervioso.

Información extra:
Se ha mudado un par de veces.

Adora los niños, le gustaría poder criar uno algún día, cuando sea más mayor; y quizás tener una familia. No se siente condicionado por su sexualidad para ello, pues de ello no depende su felicidad.

Hace lo que quiere usualmente y no es raro escucharle decir que hay que vivir la vida al máximo.

Ahí donde lo ves, le teme a la sociedad, a la oscuridad y es, de alguna manera, un poco infantil con esa sonrisa socarrona en sus labios.

Le hubiera gustado ser modelo, pero no destaca en esto, quizás músico, pero es demasiado vago como para intentarlo.

Usa demasiados guantes, de cuero generalmente, marrones o negros.

No es capaz de dormir bien si no tiene a alguien a su lado, pero no es capaz de buscar compañías de-una-sola-noche, no. Quiere algo oficial, así que busca otros remedios para dormir bien. Se ha comprado un peluche, Tsum-Tsum, de Disney. Adora Disney.

Campo Obligatorio

♂Físico

Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede:
One Piece
Nombre real:
Sabo
Imagen:
Spoiler:





Última edición por Éos D. el Miér Oct 14, 2015 4:29 pm, editado 4 veces
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Invitado el Miér Sep 23, 2015 4:48 pm

Hay algo que no termina de cuadrarme. Terminada.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Masato Hijirikawa el Vie Sep 25, 2015 5:44 pm

Observaciones:

El físico está ocupado por: Portgas D. Ace. Tendrás que modificarlo.

Postea a continuación para que se revise.



Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Invitado el Vie Sep 25, 2015 6:18 pm

Mm, vale, listo. ♥ Muchas gracias por avisar, se me escapó.
Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Masato Hijirikawa el Vie Sep 25, 2015 6:54 pm


» Aceptada y cerrada.

¡Bienvenido!
» Recuerda pasar los registros correspondientes. Los amos necesitan adquirir una vivienda para comprar un Pet. Cualquier duda, no dudes más y pregúntanos mediante mp o por el subforo de dudas & sugerencias
¡Disfruta del foro!
¡No olvides las 3 leyes de la robótica!



Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Re: i wanna laugh so hard ─ éos

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.