Últimos temas
» Té de color del oro (Anubis)
Mar Mayo 15, 2018 10:52 pm por Anubis

» Links de temas libres
Vie Mayo 11, 2018 7:51 pm por Arlock

» Shonen Rol (Afiliación Normal)
Jue Mayo 10, 2018 4:48 am por Invitado

» Buscando una oportunidad.
Miér Mayo 09, 2018 5:57 pm por Jin Pakpao

» UNIVERZITA ASGARD +18 [Élite]
Miér Mayo 09, 2018 4:15 pm por Invitado

» Shinobi Wish {Élite - Cambio de Botón}
Miér Mayo 09, 2018 3:01 pm por Invitado

» Registro de físicos ocupados {Renovado}
Mar Mayo 08, 2018 11:16 pm por Nikita Maklakov

» Nikita ID
Mar Mayo 08, 2018 10:32 pm por Abdiel Wilmer

» Firmas
Lun Mayo 07, 2018 8:16 pm por Nikita Maklakov


{ Hirasaka's ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

{ Hirasaka's ID

Mensaje por Invitado el Dom Sep 13, 2015 12:43 am


• Apodo:
• Nombre/Apellidos: Izumi Hirasaka
• Edad: 24 años
• Raza: Estrella
• Nacionalidad: Japonesa
• Fertilidad: No
• Pet: No
• Profesión: Cazador
• C. Sexual: Seme

{D E S C R I P C I O N E S}

• D. Física: No es como el típico japonés de una baja estatura, más bien, sobre sale bastante llegando en su altura a más o menos un metro con ochenta y siete centímetros. De una complexión esbelta pero a pesar de todo es bastante atlético y poseedor de una buena agilidad, pero no debiera de ser así porque igual no hace demasiado ejercicio; su cuerpo no es toscamente deportivo sino que apenas es marcado en sus músculos. Eso sí, nunca se podría dudar de su masculinidad puesto que su cuerpo es exactamente como el de un hombre debiera ser; es decir, que su cuerpo es bien proporcionado y no hay en él ni pizca de feminidad. Con la piel ligeramente clara, no llegando al tono blanco como la cerámica aunque sí bastante más claro que la piel de un japonés. De hecho la gente duda seguido de su nacionalidad pues más bien pareciera que es un extranjero.
Izumi es poseedor de un cabello muy curioso; sus disparejas hebras que llegan a rozar un poco apenas debajo de sus hombros, siempre sujetas en una media cola, están teñidas por un rubio ligeramente verdoso. Su flequillo es largo llegando a veces a cubrir sus ojos al estar casi a la altura de su nariz, luce un gracioso estilo de joven rebelde. Su rostro tan sutilmente maduro, se ve destacado por sus ojos que son alargados, cuyos orbes son un poco pequeños de lo usual; pero no es que sus ojos sean pequeños aunque si se mantienen afilados y delineados hacia arriba casi como los de un felino, enmarcados por pequeñas pero abundantes pestañas. El tono de sus orbes es casi como el de su cabello, quizás un poco más oscuro pero definitivamente no es un color usual entre los humanos. Unos dulces labios delgados, apenas un poco más coloreados por un suave color rosado. El perfil afilado.
Hirasaka tiene un don que sólo la gente que le conoce en verdad y que le ve a diario, aunque gente que le ha conocido desde niño, nota. Hirasaka envejece más lentamente que los humanos; en su acta dice que tiene 24 años, porque hace 24 años que llegó a sus padres adoptivos siendo un bebé pero ellos realmente no saben que edad tenga y ni sabían de su naturaleza real igual que Izumi.

• D. Psicológica: Pese a que sufrió un gran trauma hace 2 años, él no ha cambiado radicalmente de su vida pasada a esta nueva. Es una persona algo desconfiada, y callada, sólo utiliza las palabras necesarias, porque es serio sin llegar al extremo de ser incapaz de entablar una conversación con alguien; no es una persona amigable pero es bastante educada como para saber cómo dirigirse a una persona con respeto siempre y de manera cordial, eso sí, es bastante selectivo con sus amistades. Firme en sus decisiones, de hablar directamente ya que detesta las mentiras, no le gusta que le escondan cosas y seguramente es por su paranoia pero piensa mucho en cosas negativas y sobre todo si tiene una persona especial. No por nada se ganó el apodo de “perro”, es muy fiel y protector por la persona a quien ame, muchas cosas de su vida comienzan a girar alrededor de esta aun sin darse cuenta; entrega casi todas esas emociones que no a cualquiera, pero muy a su manera pues tampoco es un ridículo cursi se la pasa como chicle sobre esa persona.
Puede enojarse con facilidad, debajo de ese casi indiferente carácter hay un hombre que puede tornarse violento y no duda en usar su fuerza ni siquiera en violar de ser necesario a su persona especial. No es que sea hipócrita pero sabe muy bien cómo hacer pasar desapercibidas las emociones negativas respecto a una persona; e intenta de igual manera que sus emociones no sean vistas por cualquiera o se siente una persona expuesta.
Dentro de su carácter de “perro”, dentro de que puede ser dulce aun sin darse cuenta y del indiferente está uno muy gracioso que es fantaseoso y que intenta ocultar en todo momento y de todos; Izumi es un pervertido sin remedio, siempre intenta controlar este detalle de él, puede avergonzarse de darse cuenta que tiene mañas pervertidas y de que a veces se descontrola en sus fantasías. En verdad puede ser un personaje bastante gracioso a pesar de la primera impresión indiferente que da.


— Historia —

No podría quejarse de su infancia, Izumi fue un bebé encontrado en la puerta de un orfanato de Tokio y nadie sabe cómo es que llegó ahí; ni siquiera los vecinos de dicho lugar parecen haberse percatado de alguna mujer u hombre que le colocará en el piso apenas envuelto por unas tres mantas más su suave ropa tejida. A pesar de que el bebé estaba bien envuelto parecía tener mucho frío, y a la vez de modo contradictorio no parecía ser hijo de alguien que viviera en la calle. Las mujeres del orfanato intentaron investigar lo más posible su procedencia pero frustradas simplemente no hallaron nada; graciosamente esto le dio el apodo de “el niño del cielo”, ya que ellas decían que Izumi había llegado de ahí al no haber datos de él.
Quizás fue por su apariencia, una belleza inusual entre los japoneses, que pronto se vio en brazos de una pareja que aunque habían tratado simplemente no consiguieron tener un bebé propio y optaron por adoptar a Izumi. Por tanto, del orfanato casi no recuerda nada. Sus padres le llenaron de todo el amor y las comodidades posibles; no eran una pareja millonaria pero tenían suficiente para malcriarlo un poco aunque no por esto no se mostraban ser exigentes cuando era requerido. Así, como se podrá notar su infancia y adolescencia fue de lo mejor a pesar de que no charla demasiado sobre estas épocas. Además de esto, Izumi pronto encontró la vocación de su vida, y se vio a sí mismo estudiando música desde muy temprano, tocando el piano aunque era apenas un niño.

Sus padres siempre le apoyaron, le dieron todas las facilidades cuando él decidió ir a la Universidad Nacional de Música y Arte de Tokio. Siempre fue independiente aunque no necesitaba esto, encontró un trabajo como maestro de música de niños pequeños; y al segundo año de su carrera conoció a quién sería su primer y hasta ahora único amor, un joven despistado, terriblemente adorable al que Izumi quería siempre proteger. Izumi pues se convirtió en su perro, al menos este apodo ganó pronto porque siempre estaba buscando el modo de complacer y cuidar a esta persona que era tan especial para él, no le importó en absoluto, se sentía bien ser correspondido por tan dulce joven y después de unos tres años de relación ellos decidieron mudarse a vivir juntos.
Compartieron muchas cosas, él era un pianista, y no sólo sexuales o de carrera; Izumi incluso conoció a la hermana mayor de él y él conoció a los padres de Izumi justo antes de que una enfermedad atacara a su madre. Su pareja le acompañó en la perdida de esa persona, durante la muerte de su madre. Su vida era bastante normal, como la de un humano de verdad.
Durante el último año de su carrera ellos fueron invitados a una fiesta, de haber sabido que esa era la última noche que estarían juntos es probable que Izumi hubiera hecho caso a su instinto de que no era un buen día para salir. La carretera estaba demasiado mojada y simplemente no pudieron evitar caer por un precipicio, un accidente automovilístico. Su pareja casi murió al instante, Izumi aún pudo mirar su rostro sonriéndole y diciéndole lo mucho que lo amaba antes de quedar inconsciente. La gente que llegó a rescatarlo se sorprendió de que Hirasaka estuviera vivo, es verdad que él parecía estar en coma pero a diferencia del otro pasajero parecía que Hirasaka casi no estaba herido. Cuando despertó en el hospital y fue informado se sintió quebrar.

Los médicos le señalaron lo afortunado que fue por no solamente sobrevivir sino porque su cuerpo parecía curar más rápido de lo usual, pero a Izumi no le importaba, herido por dentro se vio a si mismo unas semanas después volviendo a su apartamento. El velorio fue una tortura, y los meses que le siguieron. Eso tenía que ser una horrible broma, una pesadilla que no acababa. Izumi simplemente se rehusó a que las pertenencias de él fueran sacadas de casa; recibió apoyo de muchas personas pero no quería seguir viviendo, se sentía terriblemente sólo y aterrado. Las cosas fueron peor cuando se dio cuenta que no podía tocar, no podía ir a la Universidad, ni siquiera podía salir de casa porque todo le recordaba a él. Era un perro y estaba perdido sin su amo.
Como era de esperarse, Izumi se vio consumido en una fuerte depresión, agarro aberración a su carrera, a Tokio. A pesar de que no expresaba abiertamente su dolor frente a otras personas, estas lo notaban ante su carencia de presencia en las cosas cotidianas, se dio entonces que Hirasaka decidió dar fin a su vida, no tenía ya sentido para él y deseo fuertemente haber muerto a lado de su amado. Perdió su trabajo y su lugar en la Universidad. Y cometió suicidio, afortunadamente para sus conocidos fue salvado por una vecina que logró entrar a su apartamento cuando incluso Izumi había olvidado detalles como cerrar la puerta con seguro. Ella se apresuró a llamar a una ambulancia y con alegría se enteró de que el joven iba a vivir.

Después de un mes de hospitalización, el joven Izumi fue transferido a un psiquiatra ya que seguía sintiendo depresión. Estuvo en rehabilitación y no supo cuánto tiempo, pero cuando volvió a ser funcional para la sociedad ya no tenía ni casa; estaba cubierto de deudas y no aceptaba bajo ningún motivo la ayuda de su padre que ya tenía nueva familia. Así que como era de esperarse, Izumi vago un rato en la calle. Hasta que se vio tan desesperado de ese ambiente, de ese modo en que vivía que decidió huir de manera literal de Tokio, no quería saber más del lugar, ni de su vida pasada. No quería nada que le recordará la época en que fue feliz. Se mudó inmediatamente a Kyuushu apenas con lo necesario para comer al día siguiente, no le importaba, lo único que quería era un escape de su vida pasada.
El único talento que Izumi tenía en la vida era la música, y una que otra arte plástica, pero realmente no podía más ejercerlo; como si su subconsciente le dijera que aquello era malo. Como por un chispazo de suerte, un día logró golpear tan fuerte a un pet que quedó inconsciente de una sola vez y al que vio atacar a otro pet con bastante brutalidad; gracias a las 3 leyes de la robótica el pet no le hizo daño a él y pudo ganar, resulto que el otro era un cazador pero ya que había sido salvado por Izumi decidió que él se quedará con la paga por esa captura. Izumi entonces conoció los misterios de Kyuushu, sus famosas máquinas y sin notarlo pronto pasó a formar parte de los cazadores de Wilmer. Así consiguió su aparente nueva vida…

{E X T R A S}
• Gustos:
— Las comidas que contienen una gran cantidad de azúcar. Pasteles, golosinas, tartas, cupcakes, entre otros.
— Sodas de diferentes sabores y los cafés bien cargados.
— Los animales pero especialmente perros y gatos.
— La ropa abrigadora; chamarras, pantalones gruesos, botas. Izumi constantemente se queja de tener frío.
— Los lugares pequeños ya que le hacen sentir acobijado.
— Tiene gustos musicales bastante diversos.
— Disfruta mucho de salir a pasear a cualquier lugar, con caminar se siente cómodo.
— El cigarro y el alcohol.
• Disgustos:
— Los sabores picantes. No resiste mucho de esas sensaciones en su lengua.
— Aunque le gusta la época navideña, no es así con el frío.
— El agua natural, por alguna razón su organismo la rechaza y le provoca nauseas y dolor estomacal.
— No es aficionado a ir al cine o ver la televisión. De vez en cuando lo hace.
— Ser catalogado como un pervertido, pero él lo es.
— Usar la violencia, claro que si le provocan no dudara especialmente si se pone celoso.
— Las personas abusivas.
— No come nada de carne ya que su simple aroma le causa nauseas; lo único que tolera es el pulpo.

• Hobbies y manías:
— Jugar hentai, leer hentai o literatura erótica, la pornografía y las revistas para adultos. Pero es su secreto.
— Se baña con el agua demasiado caliente, al menos no cualquiera soporta la temperatura.
— Sólo come dos veces al día, una en la mañana y otra en la noche. Lo demás son aperitivos durante todo el día.
— Duerme mucho durante el invierno, pero generalmente duerme sólo 6 horas al día.
• Información extra:
— Le gustan las aguas termales y trata de hacer viajes a estos sitios unas 3 veces al año.
— Habla dormido, tiene muy mal dormir desde que salió del psiquiátrico. Y no le gusta dormir dentro de habitaciones muy blancas ni con sabanas de ese color ya que le recuerda al hospital y al psiquiátrico.
— Sufre paranoia y aún tiene algunos lapsos de depresión, por ello es que sigue medicado aunque con dosis menos fuertes.

♂Físico
• Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede: Toshishita kareshi no renai kanriheki
• Nombre real: Izumi Hirasaka
• Imagen:
Spoiler:









Invitado
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: { Hirasaka's ID

Mensaje por Masato Hijirikawa el Dom Sep 13, 2015 12:53 am


» Aceptada y cerrada.

¡Bienvenido!
» Recuerda pasar los registros correspondientes. Los amos necesitan adquirir una vivienda para comprar un Pet. Cualquier duda, no dudes más y pregúntanos mediante mp o por el subforo de dudas & sugerencias
¡Disfruta del foro!
¡No olvides las 3 leyes de la robótica!



Spoiler:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.