Últimos temas
» Song Eun Woo
Dom Oct 15, 2017 3:52 pm por Song Eun Woo

» Firmas
Dom Oct 15, 2017 2:20 pm por Song Eun Woo

» Irvine (incompleta)
Lun Sep 11, 2017 8:30 pm por Irvine Seren

» {Miso's ID}
Vie Sep 08, 2017 1:02 am por Miso

» Music is War (Botones caídos)
Miér Jul 19, 2017 4:16 pm por Invitado

» Mythologíes [Afiliación Normal]
Mar Jul 11, 2017 6:30 pm por Invitado

» [¡Nuevo!] Insituto Tokutei Rol Yuri/Yaoi/Hetero [Afiliación Normal]
Miér Jun 28, 2017 5:18 am por Invitado

» Loving Pets! - Cambio de botón [Élite]
Dom Mayo 21, 2017 4:15 pm por Invitado

» Sakura Feudal [Botones caídos]
Dom Mayo 14, 2017 1:57 am por Invitado

» Red Lights (Yaoi +18) — Afiliación Normal
Miér Abr 19, 2017 3:26 pm por Invitado

» ¡APERTURA HOY! —COLORFUL ♥ DREAMS YAOI +18 - ÉLITE
Jue Abr 13, 2017 4:38 pm por Invitado

Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Pets World está bajo una licencia de protección de creative commons. Cualquier edición, historia o texto pertenece a sus respectivos dueños, si se plagia cualquier dato o diseño del foro sera denunciado por la seguridad del foro y de sus usuarios. Las imágenes proceden de zerochan, tumblr etc, bajo el diseño del staff.
Afiliados Elite
0 de 33

¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Tsuya Kira el Sáb Mar 14, 2015 4:52 am

Lo cierto era que no tenía ningún plan de salir. Sin embargo, Serah poniéndose un poco persistente en el último comento y algo cabezona, acabe decidiendo a salir con ella un rato y con ruda obviamente. ¿Dónde iríamos sin él? El alma de la fiesta. Mi hermana se partía de risa con él, pocas veces quería separarse de Ruda porque últimamente anda diciendo que ando un poco aburrido con los temas amorosos. “¿Pero como reaccionas cuando rompes todo contacto con alguien a quien habías empezado a querer y al poco tiempo, se encuentras con tu primer ex novio?
 
Ruda y Serah estaban al corriente, sobre todo porque una vez el maldito cabronazo y la idea loca de mi hermana, se habían puesto en contacto. “Después de tantos años… ¿Qué era lo que quería?” me llegue a preguntar en más de una ocasión cuando mi cuerpo, sin darme cuenta casi, me había presentado frente al nuevo gimnasio que había montado. El enfrentamiento no duro mucho, a decir verdad fue apenas varios minutos donde quedo todo claro y finalmente, por fin me quede tranquilo.
 
Aquella noche me presenté frente a mi hermana con una camisa blanca ajustada y pantalones negros, un calzado ligero y un diminuto pañuelo alrededor del cuello. Aparte, llevaba una chaqueta en el brazo por si luego hacia frio y se la acababa robando Serah.  Siempre me hacía lo mismo, a altas horas de la mañana cuando volvían a casa los tres Turcos acababa sucediendo lo mismo.
 ─¿Kira? ¡Pero qué guapo estas!─. Exclamó Serah hacia mi dirección, a lo que la observé de reojo y con una sonrisa burlona en mi rostro ─Vamos Serah, tampoco es que vaya a los sitios harapos─. Aclaré mirándola ahora fijamente, bajando la mirada de sus hermosos ojos azules hasta tu busto y de su busto, a sus piernas. Mi hermanita iba vestida con una camisa de mangas cortas hasta los codos y muy ajustada, con una mini falda de color rosa y unas botas marrones clara hasta la mitad de las rodillas.
Serah bufo y le sacó la lengua a su hermano ─¡Pues nunca más te diré nada relacionado a como vayas vestido! Encima que quería hacerte un alago, y no lo coges con agrado como haría una persona normal─. Serah se giró viendo que venía por el pasillo también muy elegante Ruda. El calvo miró con una ceja alzada a los dos hermanos y sonrió, aunque no dijo nada sobre las vestimentas de cada uno.
 
─¿Vamos saliendo ya chicos? A este paso se nos hará muy tarde─.
 
{…}
 
Justamente después de haber salido de la casa con mi hermana y con Ruda, los tres nos montamos en el deportivo negro que siempre conducía. Arranqué el motor tras colocarme el cinturón de seguridad y salí del departamento dirección a la discoteca donde decía Serah que había un buen ambiente.
 
El llegar hasta aquel lugar fue rápido, apenas en menos de quince minutos nos encontrábamos aparcando y saliendo del coche. Cerré el seguro y caminé hasta colocarme al lado de Serah. Los tres entramos en el local, que a esas horas de la noche se encontraba muy concurrido. La noche fue pasando ligera y sin ningún contra tiempo, al menos por mi parte. Hubo un momento donde los perdí de vista a estos dos y ahora me encontraba en uno de los laterales solo. “¿Dónde se habrían metido?” pensé mientras caminaba hacía uno de los baños y entraba, viendo en el fondo a un chico sentando en el suelo con muy mala cara. “¿Le habrían colocado algo en la bebida? ¿O es que había bebido demasiado?” fue otra de las ocurrencias que se me pasaron por la cabeza mientras caminaba hacia su dirección y le apartaba el cabello de la cara.
 
─¿Te encuentras bien joven? ¿Viniste con alguien?─.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Uriel el Dom Mar 15, 2015 5:10 pm

Uriel se podría decir que era más que una pantera, un gato callejero, no tenía casa, ni empleo, ni dueños, pero se sentía como si la perrera estuviera tras él siempre, precisamente por los mismos motivos mencionados, el no tener dueño, el ser abandonado prácticamente contaba como fugado, un pet fugado era cazado para regresar a la tienda, al mismo tiempo que tenía a los dueños de las arenas de peleas clandestinas tras el por el defecto de Capgras, podría destruir a sus enemigos sin compasión alguna, pero eso ya no era relevante, como si fuera poco se le sumaba la policía pero ese detalle tampoco era muy importante en su vida, ninguno de los interesados en él lo iban a atrapar, porque era astuto y mantenía un bajo perfil, puede que supieran su aspecto pero era difícil encontrarle, sobre todo lo último, de los cuales tenían un nombre falso y una identificación falsa.

Olvidando eso en el pasado, Uriel vivía de callejón en callejón, comía de cosas que robaba o que le regalaban, porque era un manipulador número uno, podía conseguir lo que quisiera con unas cuantas palabras y movimientos de caderas. Lo sorprendente es que nunca parecía un pet abandonado o callejero, siempre estaba impecable, con ropa aunque no nueva si limpia, esto era porque iba al río a bañarse, lavando su ropa entre las piedras, después de todo era un felino, como tal tenía esa maña de andar pulcro, desagradandole la suciedad aunque irónicamente vivir en la calle no era lo más higiénico posible.

En fin, ese día había encontrado la víctima para cumplir sus pequeños caprichos, sus hurtos habían estado algo escasos y no había podido comer como es debido. Un joven apuesto, se veía algo ingenuo, se acerco ofreciendo sus "servicios" ya que se veía algo cansado, por supuesto los primeros botones de su camisa fueron abiertos para que supiera que clase de servicios eran, lo que las personas hacían por sexo, era increíble, los detestaba. Fueron al bar juntos, coqueteándose mutuamente pero en lo que el otro estuvo borracho se alejo - que asco - Murmuró para si mismo, sonriendo porque en su mano tenía unos cuantos billetes grandes, le servirían para comer algo, de no ser porque otra persona borracha se acercó a él

- ¿que quieres? - Le pregunta, genial, lo que hacía falta, ser el chaperón de las personas borrachas, claro que se mostró algo amable y le permitió ir al baño juntos, aunque si creía que podía tocarlo estaba equivocado, una cosa era creer que se vendía como un prostituto y otra muy diferente hacerlo correctamente, claro muchas veces ha tenido sexo pero eso era más por placer que por buscar cosas materiales, detestaba vender su cuerpo, era mejor estafar a los demás, con tal ya la policia le buscaba por asesinato, unos cargos más no sería la diferencia.

Y ahí estaba, en el baño de aquel lugar con un borracho que pretendía tocarlo solo por producto de saciar la pasión que le daba el alcohol - kufufu vaya tipo me toco - De un empujón lo aparto, de todas maneras ya ni se recordaría lo que hacía al día siguiente, lo metió en un baño como si estuviera haciendo algún crimen, pero un borracho menos para el lugar, deberían depurar con sus guardias y esas cosas. Se lavo la cara en los lavabos y se sentó en una esquina, la mas limpia para contar el dinero que había ganado ese día, vaya que era mucho, si lo distribuía bien podía comer por tres días - no fue tan mala idea, un dos por uno - Mirando el techo mientras se quitaba algunos mechones de su cabello, escuchando la puerta abrirse para que un pelirrojo pasara.

Tal vez no sería un dos por uno, sino un tres por uno, pensaba que posiblemente pudiera estar ebrio como la otra cantidad de gente que asistía a esos lugares - sí, pero me dejó por alguien en lo que entramos, vaya cita de mierda ¿no crees? Encima alguien quiso aprovecharse de mi - Suspira, dando gracias a que su ropa, en especial su camisa se veía algo desarreglada, se levanto con cuidado, no cargaba el tridente consigo, lo tenía escondido en alguno de sus callejones, era especial e ir a la calle con el solo iba a dejar confusión, trastabillo como el buen actor que era, dejando ver que posiblemente estaba herido y borracho - anda tu también vas a aprovecharte de mi? - Pregunta con inocencia, arrugando su entrecejo con desagrado, como si en verdad se hubieran aprovechado de su inocente ser, aunque realmente era él quien se había aprovechado de los demás, tal vez con este pelirrojo ganaría más de lo que tenía en ese momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Tsuya Kira el Lun Mar 16, 2015 12:34 pm


Kira observó a aquel joven con una expresión pensativa, la verdad era es que no era de esa clase de humanos que se llegase a creer todo cuanto le decían, no obstante tampoco podía negar que le pareciera extraña aquella situación. Por más que lo mirase Kira, aquel joven era bastante atractivo y por no decir que incluso tenía su sexapil. Claro, el gusto de cada persona era un mundo y sabia de que en esta tierra había muchísimas personas que no valoraban lo hermoso cuando lo tenían delante de sus propias narices─lamento oír eso, igualmente no te sulfures. Seguramente acabaras conociendo a alguien que se interese por ti…. Aquel comentario del joven en cuanto se levantó hizo que el pelirrojo arrugase ligeramente el ceño. Él no era de esa clase de persona que se aprovechaba de alguien, al menos no había sido así las veces cuando se había encontrado con algún que otro ligue en los baños.

Cuando notó como el Pet se tropezó y se chocó contra su cuerpo trató de sujetarlo, agarrándolo por el brazo para que no se hiciera demasiado daño─¿Abusar de ti? Eso depende, pero no soy muy amante de aprovecharme de personas o Pets borrachos, así que digamos que hoy no voy con esa intención…. Quizás en otro momento si hubiese aprovechado la oportunidad. ¿Por qué no? No todos los días uno se encuentra un Pet solo en una discoteca, era por eso mismo que su parte interna estaba luchando contra la su racional pensando que no debía comportarse de esa manera cuando alguien verdaderamente necesitaba ayuda─¿Te hizo algo ese sujeto?. Preguntó el turco mostrando un poco de preocupación, quizás no lo conociera de nadie pero aun sabiendo que no era un ser humano de verdad, Kira en ocasiones sentía alguna clase de apego por esos Robots.

En cuanto empezó a notar que empezaba a llenarse el cuarto de baño de mucha gente se acercó a ese Pet algo protector─sé que no me conoces, pero creo que necesitas despejarte un poco o al menos salir de aquí. ¿Quieres tomar algo o salir a la calle a tomar el aire?. Posiblemente aquel joven de cabellera azul le dijera que no. Que prefería irse solo, pero por intentar se amable al menos una vez no creía que fuera a ser malo…
En medio de todo ese bullicio comenzó a caminar hacia el exterior del cuarto de baño, donde la música cada vez era mucho más alta y fuerte, retumbándole los oídos. Si lo seguía eso significaba una cosa, que ese Pet aceptaba su oferta de pasar un rato con él aunque no fuese nada sexual. Claro, si caía algo tampoco planeaba negarse a ello.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Uriel el Sáb Mar 21, 2015 1:15 am

¿Alguien que se interese por él? Oh, no, no estaba buscando eso, bueno, puede que si, que si buscara ese interés pero más que todo para sus propios fines, curiosamente su situación encajaba con su falsa historia, pero no estaba mintiendo realmente, solo disfrazaba la realidad y la maquillaba, porque sí había quedado solo, la diferencia es que no se sentía menos porque había usado ya a esa persona, ganando algo de dinero. Con respecto al sujeto que dejó en el baño sí intento aprovecharse de él, pero termino siendo Uriel el aprovechado.

Sabía como manejar la situación, al parecer ese pelirrojo le creyó su historia, incluso pretendía alentarlo -¿crees que alguien se interese en mi? -Dar lástima, era un uso patético de su ingenio, pero solo lo haría hasta conocer a su víctima, después de todo, la idea manipular era usar conocimiento de otros a tu favor, por ahora el sujeto era un libro en blanco y Uriel tenía que escribirlo poco a poco. Su cola quedaba al descubierto y su punta se estaba moviendo a penas, manteniendo al margen su estado emocional, el movimiento ni siquiera le delataba de que estaba acechando.

-Gracias- Murmura por sostenerlo, seguir con el papel, la obra estaba iniciando - ¿no?¿ No me ves lindo? - Así que no se iba a aprovechar de él, y por la cercanía podía oler que no tenía tanto aroma a alcohol, así que no había bebido lo suficiente como para que se aprovechara de él. ¿Le preocupaba acaso? Parecía una persona amable que ayudan a los demás sin importar que, pero tampoco parecía el típico ingenuo aunque vaya que estaba creyendo su historia. Negó con la cabeza y bajo su rostro, mientras soltaba un suspiro fingiendo alivio - no, creo... que estoy bien - Comentó - ¿Por qué estás siendo amable conmigo? - Vamos, tenía que buscar algo que pudiera usar en contra de aquel sujeto.

Sin embargo, cuando le dejo en el baño se sintió un poco ofendido. Vaya cuidador le salió - Kufufufu - Ríe con suavidad, no importa, el se encargaría de que tuviera interesado, esto se estaba tornando algo divertido. Una de sus manos se posó en su cara, cubriéndola para ocultar su sonrisa que parecía algo psicópata. Luego salió del baño con normalidad, claro si normalidad era fingir estar algo borracho y con cara de tristeza, siguió los pasos del humano, hasta darle alcance - uhm te parece si tomamos aire fresco? - Mucha gente en el lugar le empezaba a agobiar, necesitaba un momento - luego... si quieres....¿ tomar algo? - Preguntó con cierta timidez, aunque por dentro se aborrecía de aquella actuación suya.

Detestaba fingir ser alguien patético, débil, triste, que le tuvieran lástima, pero así era la manera que podía conseguir algo en aquel lugar eso o ser seductor, pero aún no era el momento para atacar.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Tsuya Kira el Miér Mayo 13, 2015 3:48 pm


¿En serio estaba ese Pet preguntándole si era lindo? Mirase por donde lo mirase lo cierto es que para el gusto del pelirrojo ese felino era especialmente hermoso y atrayente, la cuestión era que aprovecharse de alguien que estaba sufriendo un engaño amoroso no estaba entrando en sus planes. Kira era un ligón, era uno de esos hombres que en una discoteca marcaban su objetivo y rápidamente iba a por él, llegándoselo incluso hasta follárselo esa misma noche. No obstante, aquel joven que tenía entre sus brazos no era una de sus víctimas, tampoco sería alguien despiadado que se aprovechase de una persona indefensa─¿Qué? En ningún momento dije que no fueras lindo… . Aquella pregunta cogió un poco por sorpresa al pelirrojo y solamente se encogió de hombros, pareciéndole algo curiosa la manera en que ese joven se acercaba a él de dicho modo.

¿Por qué estaba siendo amable con él? Lo cierto es que ni siquiera Kira estaba muy seguro de aquella respuesta debido a como había sido siempre. No obstante, en aquel preciso momento estaba ayudando a dicho Pet para salir del cuarto de baño y quizás de la discoteca si es que deseaba alguna clase de ayuda por su parte─¿Por qué me das las gracias? Tampoco es que haga nada del otro mundo. En teoría así era o al menos el Turco tenía esa manera de pensar, sobre todo cuando únicamente estaba ayudándolo. De repente oyó la petición del felino cuando salieron del cuarto de baño y asintió─salgamos a la terraza entonces… . Dijo comenzando a caminar hacia la terraza esperando que estuviese un poco menos poblada de gente debido a que hasta el mismo estaba empezando a agobiarse.


─¿Quieres que te traiga algo de beber? Puedo ir en un momento mientras tu sales. Aclaró mientras miraba hacia la barra, esperando no demorarse demasiado para seguir acompañando al muchacho.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Uriel el Lun Ago 03, 2015 9:28 pm

Así que le parecía lindo al pelirrojo pero no ha hecho un movimiento insinuador hacia el. Solo le había ayudado, pero Uriel sabía que las personas más inocentes eran las de más temer, las que tenían intensiones oscuras pero aparentaban otra cosa, sino mírenlo a él, era una pantera, un felino cazador pero solo fingía ser un gato dócil, triste y con un miedo a ser tocado nuevamente -vaya... gracias por considerarme lindo - Le da una leve sonrisa, aunque tenía ganas de rodar los ojos, era un buen actor por ello mismo se mantenía en su papel. Poco a poco podía conocer al pelirrojo, al parecer tenía "buenas intenciones" pero lo ponía en duda, aunque no ha hecho un movimiento en él no quería decir que no lo mantendría vigilado.

Se acercó y le tomo de la camisa, como si temiera perderse entre tanta gente. A la mayoría miraba con desprecio pero debía ponerse una máscara de asustado. Los seres orgánicos eran patéticos  pero peor eran los de su misma especia, objetos sin valor que se hacían desear por un amo que los protegiera, sin dignidad alguna. Sus manos temblaron de ira, quería asesinarlos, no deberían existir, eran meros juguetes con los que podía divertirse. Su temblor se podía confundir con temor, esa era una gran ventaja, pero debía concentrarse en aquel objetivo, con suerte podría conseguir un lugar donde dormir y hasta un poco de comida - para mi ha sido mucho... no todos pueden ser amables como tu... por eso agradezco -murmura en el oído ajeno, fingiendo inocencia pero lo hacía para despertar el libido ajeno

-la terraza parece perfecto - y le dio lo que se podría considerar una sonrisa radiante, aunque efectivamente la terraza seria un gran lugar - necesito aire fresco -se movió alejándose un poco del pelirrojo, volteándose cuando le pregunta- un poco de agua por favor... creo que siento algo de vértigo, me iré adelantando -y fingiendo ser alguien amable se acerca nuevamente a Kira para abrazarle- de verdad gracias -nuevamente se encamina hacia el espacio abierto. Esa parte no mintió cuando dijo que quería aire fresco. Le estaba desagradando  el aroma a alcohol, le gustaba beber pero no en esos ambientes deprimentes donde las personas sacaban su verdadera naturaleza.

Suspiro y el aire fresco llenó sus pulmones, el viento golpeó su cabello meciéndolo a un suave ritmo, la coleta se movió un poco, algunos mechones cayeron por su rostro, cubriendo ese ojo rojo que brillaba en la oscuridad del lugar. Con su mano enguantada se lo quito pero no lo volvió a colocar junto al resto, aquello le daba un toque de falsa fragilidad. Miró hacia la puerta esperando que el pelirrojo regresara, aún faltaba para que le diera lo que quería

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Tsuya Kira el Lun Oct 05, 2015 12:57 pm

─No hay de qué. Solamente es algo que considero si te digo la verdad… . En aquel momento ciertamente Tsuya estaba diciendo algo muy cierto, algo que estaba viendo con sus propios ojos cuando lo tenía delante, puesto que debía admitir que esas hermosas facciones eran algo difíciles de ocultarlas. Lo observó en aquel momento en silencio, preguntándose de quién demonios era aquel Pet debido a que creía entendido que esos robots normalmente nunca andaban solos y en cambio, aquel chico estaba en una discoteca sin compañía alguna.
Tsuya notó ese extraño acercamiento por parte del felino y no podía evitar admitir de que le había gustado, una tonta sonrisa se había posado en los labios del pelirrojo cuando continuó andando dirigiéndose hacia la salida─debo decir que es un placer el poder ayudarte. No todos los días tengo el placer de conocer alguien como tú, además tampoco tengo ningún del que deba hacerme cargo por lo que si tengo la oportunidad de ayudarte no me resultara ningún problema. Aclaro el pelirrojo mientras caminaba entre la gente, dirigiéndose hacia la terraza donde podrían quitarse un poco de la gente y por qué no, incluso seguir conversando─¿Crees que puede ser que esa persona que te acompañe te siga y te busque?. Si era de dicha manera Tsuya no planeaba quedarse con los brazos cruzados, seguramente acabaría metiéndose en medio para que ese felino no acabase mal herido por aquella persona.

Al escuchar su petición sobre una botella de agua el pelirrojo camino hacia la barra y cuando llegó allí, a uno de los camareros cañón le pidió una botella de agua y un wisky para él. Quizás no se lo bebiera todo, tampoco deseaba arriesgarse a que la policía lo cogiera un poco subidito de todo y encima conduciendo, era por ello que fue a la terraza. Cuando lo vio Tsuya sonrió levemente, entregándole la botella de agua y apoyándose en el borde mirando el exterior en silencio─perdona la espera. Tuve que esperar a que me atendieran en la barra… . Eso y que el camarero también le había dado su número de teléfono al Turco, quien lo había guardado en su cartera─¿De demore demasiado?. Preguntó el pelirrojo llevándose su copa a los labios saboreando el Wisky, no todos las noches tenía esa oportunidad de beber en compañía de una bella persona.

─A continuation… ¿Qué planeas hacer? . Lo cierto es que sentía un poco de curiosidad por como acabaría aquella noche, si al final acabarían ambos en la misma habitación teniendo una de esas locas noches de pasión.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Uriel el Sáb Oct 10, 2015 10:53 pm

¿Si tenía la oportunidad de ayudarle? Sus palabras se iban a volver en su contra, sin duda alguna no podía decirle eso cuando era alguien que aprovechaba la situación a su favor, ya se ha visto eso con la situación del baño. Logró librarse de dos sujetos y ahora tenía un premio mayor, aquel pelirrojo parecía tan amable, debería darle pena por usarlo pero Uriel ya no creía en nadie ni seres biológicos ni en pets - En verdad es muy amable, no sabe lo agradecido que estoy con usted -

Al escuchar la pregunta fija su vista directamente hacia el otro - no lo creo, pude oler el alcohol en su aliento, quizás ni se acuerde de lo que pasó - Le dedica lo que podría llamarse una sonrisa amable, tierna, cariñosa. Por dentro Uriel estaba que vomitaba de tanta dulzura que podía salir de él. Espera a que el otro traiga su bebida mientras mira fijamente el firmamento nocturno, su cola se movía mucho, como si tuviera algo en su mente que le inquietaba. Sus orejas se movieron al escuchar pasos y trato de tranquilizar la ira en su sistema, una sonrisa malvada apareció fugazmente en su rostro mientras la función continuó nuevamente al darse la vuelta y ver al que estaba siendo su nuevo acompañante

- Gracias - Toma la botella de agua, la abre y bebe un trago, su garganta estaba seca pero era porque no ha bebido nada en un par de horas. El agua fue refrescante sin duda alguna - No, no ha demorado demasiado ¿tenía muchas ganas de venir? - Ladea la cabeza, trata de no sonar travieso y coqueto, su papel actual es de victima, suave y tierno, no debe dejar ver que él es quien provocó el caos en el baño.

Con esa pregunta vuelve a mira el cielo nocturno - Supongo que buscar un lugar donde dormir, no puedo ir a casa - Ya había dicho muchas mentiras esa noche, decir la verdad era un cambio fresco en el juego, además su verdad se confundía con su telaraña de mentiras, no se sabría cual era su realidad y cual su fantasía - me da miedo volver - y otra vez mentía. Su mirada se torna distante, mirando ahora la botella de agua, sus dedos jugaban con el recipiente de forma distraída, como si le diera miedo regresar a su hogar -Pero, cuénteme de usted ¿que hace aquí tan solo? - Finge su sonrisa más fingida, aquella que se veía falsa, todo para darle un toque dramático como si tratara de ocultar el falso temor tras esa sonrisa.

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Donde se metieron Serah y Ruda?

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.